Jueves 20 de Junio de 2024       •      Dólar= $934,30      •      UF=$37.530,62       •      UTM=$65.770

WMS Y TMS
El avance de la tecnología especializada en logística

Los sistemas WMS y TMS son pilares fundamentales en la optimización de la cadena de suministro. Mientras el software WSM agiliza el control y la eficiencia en las bodegas, TMS gestiona de manera inteligente y coordinada el transporte de mercancías, proporcionando una solución integral para una logística fluida y eficaz. Acerca del aporte de estas soluciones y su nivel de adopción en las empresas, destacados proveedores conversaron en la Mesa de Trabajo de Revista NG.

Del lápiz y papel a sistemas especializados. Evidentemente hay una evolución desde la administración de los almacenes y del transporte con la incorporación de la tecnología. En este contexto, hoy el mercado de software de logística es, a juicio de Mauricio Segovia, Country Manager en Cygnus Latinoamérica, bastante maduro. “Si bien hay empresas que todavía manejan con Excel algunas cosas, a todo nivel, incluyendo las más pequeñas, están tratando de incorporar tecnología a sus procesos; saben que logra mejoras y que hay un ROI de esa inversión”, señala.

En ese sentido, la pandemia ayudó a que las empresas sean más tecnológicas y dejen un poco de lado el trabajo manual, explica. A nivel gerencial también ha habido un cambio, mayor formación en este tema y, entonces, los ejecutivos están abiertos al desarrollo de la tecnología y no lo ven como un costo, sino como una inversión”, detalla Luis Garcés, Gerente General de FleetUp.

“Hoy, además, cada vez se están incorporando mejores productos que permitan mejorar el rédito. Todo esto ha provocado que en el mundo de WMS haya habido un gran aumento de proyectos de clientes que quieren automatizar, mejorar o disminuir costos, distintos objetivos”, señala Waldo San Martín, Líder de Transformación Digital de Poligonix. Agrega que, en el área de TMS, con el delivery, también se produjo una evolución a raíz de la pandemia.

Mauricio Segovia, CYGNUS LATINOAMÉRICA.
Luis Garcés, FLEETUP.
Waldo San Martín, POLIGONIX.
Francisco Ponce, DELPA GROUP.
Cristian From, ORACLE.
Sebastián Flores, STG Chile.
Michael Nickl, SYNQOS.
Constanza Correa, TDS AMÉRICA.
Alberto Rodríguez, CHECK WMS.
Oscar Uribe, FLEETUP.

Y claro, el Covdi-19 obligó a hacer más eficientes los procesos. A juicio de Francisco Ponce, Director de Marketing de Delpa Group, efectivamente hay un mercado maduro, pero también a raíz de todo lo nuevo que ofrece el software. Cuando partieron los TMS y WMS, se pensaba, por ejemplo, en monitoreo en tiempo real de vehículos, hoy se han ido agregando distintas innovaciones que permiten que los clientes tengan monitoreo en tiempo real de todo lo que pasa en su bodega, con su vehículo y con sus proveedores, y cuál de estos últimos tiene mejor o peor rendimiento, de forma de ir tomando decisiones para su negocio. Entonces, el software permite el monitoreo, la gestión, el control, pero además tomar decisiones más informadas”.


¿Qué buscan los clientes?

Los proveedores coinciden en que dependerá mucho de la madurez de la empresa. Si una organización viene de trabajar con lápiz y papel, es muy distinto a una que ya tiene un WMS andando hace años y que está buscando otras cosas. “Puede estar apuntando un paso más arriba, ya sea buscando apoyo para su e-commerce, más productividad, o bien reducir horas extras, porque está teniendo muchos pedidos devueltos porque todavía existen errores”, explica el ejecutivo.

A lo anterior, el profesional de Delpa Group agrega que, además, la empresa está buscando un software hoy que le facilite el trabajo. Busca el desarrollo de software simple, con procesos de importación sencillos, por ejemplo, en el caso de un TMS, cuando se cargan órdenes a un sistema para generar rutas de despacho, que esto sea integrado vía API, tenga un sistema de integración fácil o que, digitalizar el proceso cuando la organización solo usa Excel y WhatsApp, también sea un proceso sin complejidad.

Desde otra mirada, “lo que buscan depende del tipo de compañía. Probablemente, todas buscan productividad, mejora en la gestión, que les facilite sus procesos internos o que puedan hacer gestión sobre la información que manejan, pero también probablemente no alcanzarán a tener todo, por el tipo de empresa y por el presupuesto que maneja cada una”, explica Cristian From, Senior Sales Consultant de Oracle.

Respecto a la integración, varios clientes no tienen un profesional informático que pueda acceder a la API e integrarla y hacer un análisis, y por eso es aconsejable proveer un dashboard personalizado, más bien simple, enfocado, de manera de entregar al cliente un acceso fácil a la información que es el objetivo que está buscando, con alertas que ya lleven un análisis de datos detrás para poder hacer gestión dentro de eso, detalla el Gerente General de FleetUp. Por ejemplo, alertas cuando un conductor lleva varios excesos de velocidad, giros o aceleraciones bruscas, ya que podría indicar una tendencia que puede contribuir a un accidente, incluso fatal.


Distintas realidades

Cuando se busca un sistema de este tipo, ya sea WMS o TMS, se contrastan dos grandes mundos. Uno, el operacional, que necesita tener herramientas, conoce la tecnología, pero no sabe muy bien lo que quiere y, por otro, el gerencial que, si bien no está convencido, no se le han entregado las herramientas para poder convencerlo de qué es lo que se quiere hacer. “En esta conversación entre ambos siempre hay tres puntos recurrentes”, explica Sebastián Flores, Subgerente de Proyectos y Servicios en STG Chile. Primero, en relación a la cantidad de preparación de pedidos diarios: las empresas no siempre saben lo que pueden hacer, sobre todo considerando peaks, entonces hay un factor diferenciador en este sentido. Segundo, que es muy habitual, es cómo se reduce el costo a nivel de auditoría, un gran factor en relación a cómo tener un retorno de inversión rápido. Las compañías hoy tienen muchos costos de devoluciones y un mal índice de entrega de completitud del pedido. Y tercero, el caso de empresas con gran complejidad, que manejan productos con fechas de expiración, y los tienen almacenados de mala forma, por lo que cuando deben recolectarlos, por la premura de la operación, sacan productos que recién llegaron, etc. “En operaciones saben qué requieren una herramienta, pero no qué funcionalidades necesitan.

Y la idea es acompañarlos a presentar un caso de negocio a los directivos y que puedan entender en cuánto tiempo van a recuperar la inversión y qué tipo de negocio tendrán”, agrega, enfatizando que, además, cuando una empresa toma la decisión de explorar este tipo de producto es porque no solo quiere mejorar lo que tiene, sino que está proyectando su operación de aquí a cinco años, añade.

A juicio de Michael Nickl, Director Gerente de Synqos, hay distintas realidades en las empresas, desde aquellas en que la bodega es un desastre, es decir, nos encuentran los productos, hay diferencias de inventario y viene un empuje que dice: “Hay que implementar” y entonces contratan una consultoría y preguntan “¿Cómo lo implementamos? Se trata de logística antigua y no porque la empresa no tenga los recursos, sino porque no es parte de su negocio. Entonces, claramente, eso es una brecha grande por cerrar. “En el otro extremo, otro mundo, que es la ‘montaña rusa’ de las operaciones logísticas. Y para eso, incluso los WMS de clase mundial se quedan cortos. Entonces, la respuesta sobre qué buscan las empresas, no es una. La respuesta es: ¿Cuál es tu core? ¿Es sumamente logístico o no? Y de eso dependerá lo que se necesita”, detalla.

Concordando con que, en general todas las empresas quieren mejorar, el ejecutivo de Poligonix enfatiza que los proveedores juegan un rol realmente importante en ofrecer alternativas a los clientes. “Tenemos un punto de responsabilidad relevante para transformarnos en el partner de ese cliente, para que logre una confianza y una estabilidad del tiempo”, destaca y agrega que “independientemente de los temas metodológicos y tecnológicos, el cliente necesita que alguien lo entienda y ayude en su ‘dolor’, y le muestre las mejoras o beneficios que logrará”.

Asimismo, no se debe olvidar el RR.HH, que es quien utilizará este tipo de sistema. “Siempre hacemos la mayor parte del negocio con finanzas, pero obviamos un detalle clave que es el recurso humano. Algunos de nuestros clientes o las personas que trabajan en bodegas tienen resistencia a la tecnología porque ya tienen cierta edad, porque no saben utilizar el capturador o les es más fácil usar el lápiz. Ellos son un factor importante para la toma de decisión dentro de este sistema y como proveedores debemos buscar cómo darles las herramientas para simplificar su lugar de trabajo”, añade Constanza Correa, Asesora Comercial de TDS América.

“Por ejemplo, he visto empresas que están buscando un sistema de control de inventario, obviamente está el tema económico y operacional, pero también está el emocional que involucra a las personas. Es el área de bodega la que principalmente se señala cuando hay un quiebre o se pierde un producto, y no existe una herramienta que a ellos les entregue la seguridad para poder compartir esa información con los demás y que los respalde”, comenta Alberto Rodríguez, KAM de Check WMS.


¿Qué significa para una empresa apostar por un WMS?

La implementación de este sistema dependerá de la experiencia que tenga con software. Este paso en la tecnología puede implicar para una compañía un período de aprendizaje, que puede variar, según su tamaño y cultura interna. Asimismo, es importante diferenciar el back-end y el front-end, que se refiere a lo que visualizan los usuarios. “A veces vemos implementaciones de WMS en el front-end y se ve demasiado el sistema en la interfaz al usuario, lo que debería ser simple”, explica el profesional de Synqos.

En este camino siempre hay que entender la problemática del cliente. “Una implementación exitosa de un WMS no es solo la licencia, hay que comprender los procesos, ver dónde vas a entregar mejoras. Tampoco garantiza que dará de inmediato el retorno de inversión a la firma; son varios los factores que llevan a lograrlo”, enfatiza el ejecutivo de Cygnus.

Sobre los plazos y tiempos, uno de los errores más cruciales que se puede mitigar al inicio del proyecto es entender cuando el cliente tiene un peak estacional. Hay empresas que realizan el 65% de su venta anual en tres meses, por ejemplo, librería, ropa o útiles escolares. Sería un error grave salir en producción con este tipo de soluciones en esos períodos, detalla el profesional de STG. “A veces es mejor retrasar la salida de un proyecto.

Muchas veces por distintas eventualidades: retraso operativo, adelantamiento de una sobredemanda, un período estacional mal coordinado, etc., se decide apresurar el proyecto a una salida en la cual será un desastre”, agrega. Por eso, es clave entender cuál es el mejor momento para salir, así como involucrar a otras áreas, como ventas, y transparentar, tanto internamente como hacia los clientes.

También hay que considerar el tamaño: empresas más pequeñas o más grandes tienen menores o mayores complejidades en términos de la implementación. Pero además está el soporte y el apoyo posterior a la venta.

Por otro lado, Oscar Uribe, Gerente de Marketing para Latinoamérica de FleetUp, destaca que es importante la comunicación con cada una de las áreas de la empresa. “Por ejemplo, la visión de operaciones es muy diferente a la de finanzas y quizás bodega tiene otro tipo de necesidad, y cuando te reúnes con todos, no a todos les hablas de la misma forma o entregas la misma información. Es esencial entender cada uno de los requerimientos. Esto ayuda a que la elección del tomador de decisión final sea más sencilla”, asevera.

En el transcurso de la implementación de un TMS o WMS, las personas que van interactuando en el desarrollo también son factores claros. Así lo enfatiza el ejecutivo de Delpa Group, quien destaca que, desde el operario de la bodega, conductor o la persona de RR.HH, hay una influencia, porque son quienes nutren de información a los que toman las decisiones y transmiten la experiencia con las aplicaciones. Eso es lo que se traduce en el éxito o no de un proyecto.

En este sentido, Sebastián Flores indica que los clientes de segmentos medianos a grandes tienen un procedimientos mucho más claros con parámetros específicos en las adjudicaciones cuando optan por una herramienta u otra. En cambio, se ha dado mucho en los últimos tres años, que en empresas pequeñas y medianas, que son familiares, hay que convencer al dueño y es donde nace la figura de los “asesores”. Asimismo, según los asistentes, la flexibilidad es un factor diferenciador a la hora de elegir un software. Por ejemplo, el tema de la API para poder realizar integraciones, así como la nube son muy importantes. La parametrización del sistema debe permitir adaptar a los procesos, de acuerdo a la necesidad del cliente. Y las referencias también son clave, así como el soporte y la cercanía. No obstante, cada cliente le da un peso distinto a cada factor y lo valora según su presupuesto o realidad.

Finalmente, los proveedores coinciden en que este mercado se mantiene dinámico, hay segmentos en que los que se conservan los plazos de los proyectos y otros donde las clientes han retrasado sus proyectos por el contexto social y político. Además, se ve una gran oportunidad en la seguridad en el transporte, que ha incrementado la demanda de monitoreos de ruta y gestión de flota. Asimismo, en el mundo de WMS y TMS se ve como tendencia el crecimiento de la Inteligencia Artificial y la robotización, así como el foco en sostenibilidad como un valor agregado.

Diciembre 2023
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Reportajes
GESTIÓN DE TALENTO: Los retos y oportunidades de mejora en la industria logística
INTRALOGÍSTICA: El desafío constante de la optimización
CENTROS DE BODEGAJE: Tendencias que definen una industria dinámica
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.