Inicio
Facebook
Twitter
Domingo 16 de Junio de 2019         •         Dólar= $698,26         •         UF=$27.825,51         •         UTM=$48.741

EDIFICIO UNIVERSIDAD AUTÓNOMA SEDE TALCA
Alto estándar estructural

El sistema de construcción del recinto educacional conjuga elementos prefabricados de hormigón unidos a la solución de aislamiento sísmico basal.
Conexión de vigas (armadura superior) con columnas y losetas prefabricadas.

El proyecto consiste en una primera etapa de un edificio de aproximadamente 5.000 m2 que albergará aulas académicas para la Universidad Autónoma, sede de Talca.

“El edificio está estructurado en base a pórticos compuestos por elementos prefabricados de hormigón armado. Las columnas son prefabricadas en hormigón de sección genérica 60/60cm, son de seis niveles (20 m altura aproximada) y para su fabricación fueron divididas en dos tramos, uno de cuatro pisos y otro de dos, los cuales se conectan en terreno”, comenta Diego Mellado, Director de Tensocret, empresa encargada de la fabricación, transporte y montaje de la totalidad de la estructura y elementos prefabricados del proyecto.

De esta manera se optimiza el proceso de transporte y montaje de los elementos prefabricados. Las vigas portantes y las vigas de rigidez prefabricadas de hormigón son de dimensiones variables. El sistema de entrepiso utilizado en el proyecto está compuesto por losas prefabricadas tipo TT Tensocret más una sobrelosa estructural vaciada in situ.

Las conexiones pilar-vigas obedecen a un sistema de conexiones desarrollado por Momenta, específicamente para soluciones prefabricadas en hormigón. El edificio se prefabrica en su totalidad en la planta de Tensocret en Santiago y se transporta hacia Talca para ser montado por grúas monopropulsadas y personal de Tensocret especializado en el montaje de este tipo de estructuras.


Ventajas de los prefabricados de hormigón

Diego Mellado destaca que “una de las ventajas principales de la utilización de prefabricados de hormigón es la rapidez de construcción y montaje, pudiendo desarrollarse una obra hasta en el 60% del tiempo de lo que demoraría el método tradicional. Esta disminución de plazos se transforma en un ahorro sustancial para los proyectos. Junto con ello, resalta la calidad del producto prefabricado, la durabilidad y resistencia al fuego de la estructura de hormigón, que en el caso del prefabricado alcanza un nivel mayor al ser fabricado en el patrón de un proceso industrial, lográndose una obra gruesa estructural de altísima calidad”.

Desde el punto de vista de sostenibilidad, la utilización de estructuras prefabricadas de hormigón disminuye de manera importante algunos factores y agentes contaminantes para el medioambiente, precisando que “reduce hasta en un 70% la emisión de polvo durante la construcción; produce hasta un 40% menos de residuos de demolición en relación a construcciones tradicionales; atenúa hasta en un 60% la emisión de ruidos por la velocidad de la edificación, y reduce hasta en un 30% el consumo de energía eléctrica durante la construcción”.

Junto a la prefabricación, el edificio contempla en su diseño seis aisladores sísmicos de goma, cinco aisladores con núcleo de plomo y 13 deslizadores. El proyecto destaca el significativo beneficio de la aislación sísmica al otorgar un alto nivel de seguridad estructural, resguardo y protección de las personas, contenidos y enseres, asegurando la continuidad de uso inmediato del edificio.

“Este es un factor considerado fundamental en un edificio de carácter educativo que busca al mismo tiempo evidenciar en su planteamiento estructural la visión tecnológica en el aspecto formativo de la Universidad”, comenta Diego Mellado. Cabe destacar que el aislamiento sísmico puede reducir los efectos sísmicos hasta en un 90% y permite filtrar el movimiento del suelo a través de la incorporación de aisladores en las fundaciones del edificio, los que cortan su estructura a nivel basal y lo aíslan del suelo. “El concepto es desacoplar prácticamente por completo el suelo de la estructura, permitiéndole moverse de forma lenta y pausada mientras el terreno se agita debido al efecto sísmico. En cuanto a la seguridad estructural, la incorporación de aislamiento sísmico permite, en caso de sismo severo, reducir entre seis y ocho veces los movimientos de la estructura, disminuyendo por consiguiente de manera considerable los esfuerzos sobre las estructuras y los daños asociados a ellos, protegiendo la vida de las personas, la estructura, sus contenidos, y manteniendo la continuidad operativa de la edificación una vez transcurrido el sismo”, concluye Diego Mellado.

En el proyecto participan las empresas y profesionales Mauricio Cozzi como arquitecto; Tecnocret en la propuesta de modulación y desarrollo de prefabricados, Momenta en el cálculo estructural y sistemas de conexiones, y Tensocret para la fabricación. El objetivo principal del equipo profesional es crear una estructura de alto estándar estructural y un mínimo impacto ambiental durante su construcción.

Diciembre 2018
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clww.ng.clwww.gerencia.clwww.revistahsec.clwww.electroindustria.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.