Inicio
Facebook
Twitter
Jueves 15 de Noviembre de 2018         •         Dólar= $678,76         •         UF=$27.389,73         •         UTM=$48.160

Importancia de las puertas,
cortinas y cerraduras de alta seguridad

Al actuar como una barrera entre el exterior y el interior de un recinto, elementos tales como puertas blindadas, cortinas corta fuegos, barras antipánico y cerraduras de alta seguridad, resultan clave al momento de controlar el ingreso de personas y evitar ataques que afecten a un lugar, incluyendo bienes y moradores.

Generalmente, el uso de una puerta convencional facilita el acceso a un espacio determinado de personas ajenas, ya que no cuenta con tantos elementos protectores, si se comparan con el uso de puertas blindadas, especialmente diseñadas para evitar ataques y forzamientos.

Uwe Rohwedder, Arquitecto y Director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Central de Chile, comenta en este tema que “en el contexto de una sociedad que se siente vulnerable ante delitos como robos, portonazos y asaltos, el mercado chileno ofrece una amplia gama de puertas más seguras; dentro de ellas, básicamente están las de seguridad y las blindadas. Estas últimas, más de uso comercial, donde existen resguardo de valores”.


Puertas y cerraduras para cada requerimiento

Es habitual que empresas del sector comercial utilicen puertas reforzadas. En el caso de las puertas blindadas, estas incluyen una estructura y barras diagonales de protección muy resistentes. También están las llamadas puertas acorazadas, aún más seguras que las anteriores, ya que son totalmente macizas. También existe la posibilidad de transformar una puerta tradicional en una blindada.

Hoy en día, el sector residencial también demanda puertas de seguridad, requeridas tanto por usuarios de casas como de departamentos.

El Director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Central de Chile, señala que “el devenir de nuestro país y la inseguridad, han permitido un desarrollo bastante sofisticado de estas puertas. Se ofrecen para seguridad del hogar y protección de la familia, lo que es más habitual en zonas alejadas y, muchas veces, en el mercado de segunda vivienda”.

El arquitecto agrega que, en estos casos, se combina la seguridad con la estética: “Funcionalmente son iguales a cualquier puerta, en cuanto a la materialidad tienen un mayor peso y los sistemas de fijación quedan ocultos”.

Agrega que “suelen ser de un esqueleto armado con perfiles de acero cubiertos de placas o planchas del mismo material y luego se colocan placas o laminados de madera en distintos colores, quedando la seguridad oculta tras una puerta normal. Se pueden perforar para colocar transparencias o ventanas, con lo que se aumenta el valor, por ser cristales laminados muy difíciles de romper”.

Es importante que la puerta haya sido fabricada bajo altos estándares de calidad y que su instalación esté a cargo de personal especializado, de manera que cumpla con la seguridad ofrecida.

Además, para complementar la protección, es necesario que la puerta cuente con cerraduras de alta seguridad. En este sentido, Uwe Rohwedder explica que “para estas puertas se usan cerraduras multicierre, que van en cuatro direcciones”.

En lo que respecta a cerraduras de alta seguridad, AE Consultores indica que existen de varios tipos, destacando dentro de ellas las cerraduras multipunto, que poseen localizadores de cierre a varias alturas de la puerta donde son colocadas, aparte del sistema que une la puerta y el marco en distintas áreas, los cuales, generalmente son acompa- ñados de diversos sistemas de seguridad adicionales.

A ello se suman las cerraduras de un solo punto, mucho más seguras que las tradicionales, pero en este caso la fijación de este tipo de cerraduras solamente se hace en la parte del centro de la puerta. Otro tipo de cerradura que existe hoy en día es la digital, que permite un control de acceso que limitado y de alta seguridad, pues solo pueden ser activadas por personas autorizadas que el sistema reconoce como aptas.


Cortinas cortafuego y barras antipánico

Las puertas y cortinas cortafuegos son un sistema de protección pasiva contra incendios que aportan a la compartimentación de un edificio, retardando e incluso evitando, en algunos casos, la propagación de los incendios y facilitando las labores de evacuación durante un siniestro.

Ambas deben tener una fácil apertura y son usadas principalmente en edificios industriales, públicos y de oficinas. Muchas de estas puertas se accionan con una barra antipático que se activa presionándola y abriendo la puerta, aunque hay otros modelos accionados por llave. Hoy en día destacan los sistemas de apertura y cierre automáticos.

Adicionalmente, existen cortinas cortafuegos fabricadas en telas ignífugas, las que son capaces de aislar el fuego y humo en las habitaciones en que están instaladas.

Entre otras características, las puertas cortafuego deben ofrecer aislamiento térmico, es decir, deben impedir el avance del fuego y mitigar las altas temperaturas en la cara expuesta a este. También deben evitar el paso de gases calientes y humos, para lo cual, como señalan las especialistas, las hojas y el marco deben estar ajustados adecuadamente.

En el caso de las puertas en base a acero, es relevante que estas se encarguen a maestranzas que sepan del tema y cómo hacerlas. Al respecto Juan Carlos Gutiérrez, Director Ejecutivo del Instituto Chileno del Acero ICH, sostiene que “es recomendable que el especialista intervenga en el diseño de la puerta desde la fase inicial del proyecto, lo cual tiene una alta incidencia en los costos, optimizando la inversión”.

Septiembre 2018
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clww.ng.clwww.gerencia.clwww.revistahsec.clwww.electroindustria.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.