Miércoles 20 de Noviembre de 2019       •      Dólar= $785,26      •      UF=$28.147,47       •      UTM=$49.229

Eficiencia Energética en equipos de climatización

Desde la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE), Alexis Núñez, jefe de Línea de Desarrollo de Edificación, Felipe Valenzuela y David Cabieles, profesionales de Línea de Desarrollo de Edificación, se refieren a las nuevas tecnologías que han permitido introducir criterios de eficiencia energética en los equipos de aire acondicionado y también en proyectos públicos.
Alexis Núñez, David Cabieles, Felipe Valenzuela; todos de AChEE.

¿Dónde se ha centrado la innovación en esta área?
F. Valenzuela: Los equipos de climatización están en constante evolución y transición, lo que ha llevado a encontrar en el mercado sistemas con mejoras tanto en sus dimensiones como en su rendimiento. Si los comparamos con sus predecesores, un ejemplo de esto son las centrales térmicas, equipos de aire acondicionado y sistemas de ventilación, entre otros, los cuales se han enfocado en la mejora continua de la eficiencia energética y la disminución en términos de costo asociados al confort térmico en el sector terciario de la edificación.

¿Qué nuevos desarrollos han tenido una evolución tecnológica?
F. Valenzuela: Los sistemas de bomba de calor son un claro ejemplo en la evolución tecnológica, considerando que en la actualidad está prohibido que los mismos contengan refrigerante del tipo HCFC (hidroclorofluorocarbonos) como el R-22, que por sus componentes quí- micos daña la capa de ozono, el cual fue reemplazado por refrigerantes ecológicos del tipo HFC (hidroflorocarbonos), como el R-134a y el R-404a. En tanto, todas las bombas de calor identifican por medio de una etiqueta los siguientes parámetros: el EER (EnergyEfficiency Ratio) y el COP (Coeficient of Performance).

Otra tecnología que podemos encontrar en las bombas de calor son los sistemas Inverter que, a diferencia de los sistemas convencionales, adaptan la velocidad del compresor a las necesidades de cada momento, permitiendo consumir únicamente la energía necesaria. De esta manera, se reducen drásticamente las oscilaciones de temperatura y partidas de arranque del compresor, ya que esta última es la que genera mayor consumo.

Podemos incluir como nueva tecnología los Sistemas de Refrigerante Variable (VRV) con recuperación de calor. Estos equipos son muy eficientes en cuanto a espacio y facilidad de instalación, y con una unidad exterior se pueden alimentar varias zonas dentro de un sector a climatizar. También cuentan con etiquetas de COP y EER, por lo que podemos calcular cuánta energía producen. Asimismo, es posible encontrar estos equipos con la tecnología Inverter y con refrigerantes ecológicos.

¿Cómo ha evolucionado la demanda junto con su uso?
D. Cabieles: Anteriormente, el acceso a equipos de climatización estaba condicionado por su alto costo de compra y manutención; sin embargo, hoy en día el uso o la instalación de los mismos ha tenido una demanda exponencial en distintas áreas de la construcción.

Sin duda los costos son más accesibles y la evolución del bienestar térmico ha mejorado considerablemente, lo que se traduce en una exigencia no menor en la decisión de compra. Un referente de esto son los edificios destinados a la salud, en los cuales se debe garantizar un ambiente controlado en zonas complejas; así como también los edificios comerciales, en donde el bienestar de los visitantes garantiza el potencial de ventas. Para el caso de oficinas, uno de los principales problemas son las características de la envolvente misma del edificio; la tendencia arquitectónica en los últimos años ha evidenciado la preferencia de los desarrolladores por fachadas vidriadas sin considerar las consecuencias en términos de demanda asociada a la refrigeración.

¿Cuáles son las prestaciones de estos equipos según los segmentos de mercado?
F. Valenzuela: Como ya es sabido, los equipos de climatización varían según el mercado y la necesidad del cliente. Para el uso de subestaciones eléctricas son utilizados los del tipo Precisión o Mochila, que aparte de controlar la temperatura de la sala eléctrica deben controlar la humedad relativa de la sala y tener un funcionamiento de 24 horas durante todo el año.

En hospitales, el uso dependerá en gran medida del diseño y la cantidad de equipos que recomiende el experto en climatización. Dentro de los más comunes se encuentran el aire acondicionado, calderas y ventiladores, entre otros. Sin embargo, dentro de las alternativas resaltan los Water Chiller condensados por agua; una central térmica que abastece el confort térmico para todo el edificio. Se debe tener la precaución de cumplir con los tratamientos de aire especial para zonas, en particular los pabellones, ya que estos deben tener un tratado de aire especial y una humedad controlada.

¿Cómo estos equipos pueden ser eficientes energéticamente en este tipo edificios?
A.Núñez: Entre un 45% y un 70% del gasto de un edificio proviene del sistema de climatización, por lo que la ingeniería de detalles es un concepto relevante al momento de proponer los sistemas térmicos de un hospital. Los equipos seleccionados deben tener características de eficiencia energética, como por ejemplo, que sean del tipo Inverter, con un COP mayor, recuperación de calor, calderas de condensación con un rendimiento sobre 95%, sistemas de control y automatización y sistemas combinados con ERNC, entre otros.

¿Cuáles son los desafíos en este campo?
D. Cabieles: Educar a los usuarios y operadores de las nuevas tecnologías que se instalen en cuanto a los sistemas de climatización, entregar información sobre la importancia de la operación y manipulación de los equipos, considerando que, por ejemplo, al bajar un grado la temperatura del aire acondicionado en el verano, se aumenta el gasto energético en un 5% aproximadamente. Son este tipo de medidas las que se deben impulsar para tener un sistema 100% eficiente y que perdure en el tiempo.

¿Existe alguna política pública para aplicar la eficiencia en este rubro?
A.Núñez: La Agencia Chilena de Eficiencia Energética trabaja en conjunto desde 2009 con el Ministerio de Energía y en coordinación con el Ministerio de Salud en el Programa Eficiencia Energética en Edificios Públicos (PEEEP). El objetivo principal es mejorar y optimizar el uso de la energía de los edificios públicos, a través de la utilización de tecnologías y buenas prácticas en iluminación, calefacción y automatización, además del mejoramiento de la infraestructura hospitalaria y potenciar la implementación de herramientas para el desarrollo de sistemas de gestión de la energía.

Bajo esta modalidad PEEEP, en 2015 se realizaron trabajos en 14 Hospitales de Alta Complejidad de la Región Metropolitana, logrando reducciones totales de consumo energético de 26,6 GW/h anuales. Para el año 2016 se desarrollaron 10 hospitales desde Arica hasta Castro, incluyendo el proyecto de Teletón. Por lo tanto, con una inversión de $3.470 millones, esperamos alcanzar una reducción total de 23,6 GW/h anuales.

Dentro de las medidas adoptadas, en los hospitales en 2017 se realizaron recambios de combustibles por fuentes más eficientes y amigables con el medio ambiente. Tal es el caso de Quilpué, que actualmente usa leña, y de Concepción y Valdivia, que utilizan carbón. Con esta medida se estará impactando de manera positiva y directa en las comunidades, reduciendo las emisiones de CO2 y de material particulado.

Abril 2018
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.