Domingo 19 de Enero de 2020       •      Dólar= $772,30      •      UF=$28.327,29       •      UTM=$49.673

¿Para quién diseñamos nuestras calles y avenidas?
Por Francisco Azagra Parodi, arquitecto y docente Escuela de Arquitectura de la Universidad Central de Chile. Máster de Arquitectura en Diseño Urbano, University College London. Arquitecto socio oficina Regeneraxión Diseño Urbano.
La tendencia hacia ciudades a escala humana, con calles que privilegien el espacio del peatón o el transporte no contaminante por sobre el territorio vehicular, es un camino que de a poco va ganando terreno.
Francisco Azagra Parodi.

Si bien el parque automotriz sigue creciendo exponencialmente en Chile, hoy existe conciencia de que esa ruta tiene que dar un giro hacia la “caminabilidad” y a la diversificación del transporte público no contaminante. Para ello, es necesario intervenir en la arquitectura de las calles, entendiéndola como el espacio de convivencia entre distintos actores y sus formas de moverse en la ciudad.


Avances

En la última década hemos visto importantes transformaciones en ejes estructurales de la capital. Luego de los primeros ejercicios de vía segregada en Avenida Grecia, en Ñuñoa, vinieron otras vías como Santa Rosa, Vicuña Mackenna, Departamental y Gladys Marín (ex Pajaritos). El objetivo fue mejorar la eficiencia del transporte público y privado, dejando en tercer orden el espacio del peatón y el de las ciclovías, que en el último tiempo se ha transformado en una fuerte demanda ciudadana.

Un claro ejemplo de esta tendencia urbana fue el concurso internacional “Nueva Alameda Providencia”, que en 2015 lanzaron el Gobierno Regional y la Intendencia de Santiago. El trabajo preliminar estuvo centrado en optimizar el sistema de transporte en superficie, a lo largo de 12 kilómetros, desde el nodo Pajaritos hasta Tobalaba. Pero pronto se advirtió el impacto de una intervención en ese eje, lo que abrió el espectro de la calle en su totalidad, desde las fachadas de los edificios hasta el mobiliario, la luminaria o el pavimento a considerar.

Tal como en la arquitectura de edificios, en la arquitectura de la calles se ha abierto un mercado relacionado con la construcción, que busca mejorar la imagen y la diversidad de las funciones urbanas, a través de asfaltos pigmentados, soleras o bolardos que permiten separar los corredores del transporte público, las ciclovías o los pasos peatonales. Asimismo, han aparecido nuevas texturas de piso, con adoquines o pavimentos estampados, que asemejen el ancestral trabajo en piedra.

Los escaños, bancas y asientos hoy buscan generar nuevos puntos de descanso, integrando sillones o literas que en su mayoría son de hormigón armado “anti vandálico”. Importante en esta visión es el factor seguridad y reducción en los costos de mantención de los que administran el espacio público.

Por su parte, los paraderos de buses serán más que techos con pilares, pues se busca incorporar “refugios” (o estaciones pagas), al igual que en las ciudades de Curitiba o Bogotá. También aparecen nuevas tecnologías, como paneles informativos en pantallas electrónicas, que permitirán conocer los tiempos de espera del siguiente bus, su llegada o posibles dificultades en el trayecto. En fin, la necesidad de solucionar las demandas del transporte seguirá abriendo espacios para repensar cómo queremos vivir nuestras calles, confrontando las distintas visiones del habitante a pie, en bicicleta, automóvil o transporte público. Sin embargo, mientras no se descubra otra forma más sustentable de moverse en la ciudad que “caminando”, debemos trabajar por darle el lugar que corresponde.

Mayo 2016
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.