Martes 4 de Agosto de 2020       •      Dólar= $759,80      •      UF=$28.663,74       •      UTM=$50.322

CONDUCCIÓN DE FLUIDOS
Presente en todas partes

En la industria en general, la conducción de fluidos juega un rol fundamental, al permitir la distribución de agua, servicios sanitarios, sistemas de calefacción, aguas residuales, aguas lluvias, entre otros fluidos.

Materialidad

Las aplicaciones más frecuentes de conducción de fluidos en el sector de la construcción se centran en el área intradomiciliaria y municipal o de infraestructura. Mientras las redes interiores son implementadas por privados y supervisadas por la Superintendencia de Servicios Sanitarios, las exteriores son manejadas por las empresas de servicios sanitarios.

En el caso de la minería, en tanto, Eduardo Lizana, docente de la Escuela de Construcción y Obras Civiles de AIEP, explica que los ductos tienen relación principalmente con el transporte de pulpas o hidromezclas (agua y sólidos) en una tubería cerrada, sin aire, que generalmente opera a presión superior a la atmosférica. En lo que se refiere al transporte de sólidos por tubería, los ductos pueden llevar mineral triturado/ molido (mineroductos, concentrado concentraductos) o relaves (relaveductos). El académico señala que la oferta de tuberías y accesorios para este mercado es amplia y variada, existiendo soluciones en PVC, PE, PPR, PEX, acero, fibrocemento y hormigón, entre otros materiales, cada una con sus propias características y ventajas de acuerdo al fluido a transportar y el lugar donde se instalará.

Es así como, por ejemplo, las tuberías de materiales plásticos tienen una fuerte demanda en la industria de la construcción, dado que permiten trasladar fluidos de manera rápida y eficiente, con un menor tiempo de trabajo en obra, destacando, además su relación precio-calidad, entre otras ventajas. Entre ellas existen algunas de Polipropileno, PPR, que destacan por sus procesos de soldaduras en base a una unión molecular segura y confiable, por sus bajas pérdidas de carga, resistencia a impactos, movimientos telúricos y vibraciones, por ser atóxicas y tener una baja conductividad térmica. Las tuberías de hormigón, en tanto, tienen gran resistencia a presiones y cargas exteriores para grandes caudales de agua, indica el docente de AIEP.

Se hace necesario que tanto los materiales empleados en la construcción de las cañerías como los espesores de pared, tolerancias de fabricación, rugosidades internas, tipos de accesorios y demás cuestiones propias de las mismas, respondan a normas específicas para cada servicio. El material seleccionado debe resistir las condiciones máximas de presión y temperatura para la cual se diseña el sistema. Es importante definir con precisión, teniendo presente la normativa exigible, tanto los datos de operación como los de diseño.


Desplazamiento de los fluidos

Eduardo Lizana indica que el desplazamiento de fluidos, líquidos o gases (en ocasiones incluso con sólidos en suspensión) se desarrolla normalmente en sistemas de flujo, más o menos largos y complejos, que implican conducciones rectas, generalmente cilíndricas de diámetros variados, enlazadas por uniones convenientes, curvaturas, codos, válvulas, etc. “A través de estos sistemas el fluido solo fluye espontáneamente si su energía total disminuye en la dirección del flujo. De no ser así, habrá que comunicarle energía desde el exterior mediante dispositivos tales como bombas, en el caso de líquidos, o compresores, soplantes o ventiladores, en el caso de gases. Tal aporte de energía puede invertirse en aumentar la velocidad, la altura o la presión del fluido”, explica. Añade que la cuantía de la energía que deberá suministrarse a un fluido para conseguir su desplazamiento por un sistema determinado dependerá de su caudal, de la altura a que deba elevarse, de la presión que se requiera al final de su recorrido, de las longitudes y diámetros de los tramos rectos de conducción, de los accidentes (ensanchamientos, estrechamientos, curvaturas válvulas, codos, etc.) intercalados entre ellos y de sus propiedades físicas, fundamentalmente su viscosidad y su densidad.

Al movimiento de líquidos, a una determinada presión, dentro de las mismas, suele denominárselo como “escurrimiento en cañerías”. Las dimensiones de la sección transversal de estas conducciones varían notablemente desde unos pocos centímetros de diámetro en cañerías utilizadas en plantas industriales para la distribución de distintos servicios, hasta varios metros en conductos de alimentación a centrales hidroeléctricas. Para las primeras existen dimensiones y materiales estandarizados (de uso comercial) a las cuales generalmente se debe sujetar todo proyecto. En cambio, las segundas, se fabrican especialmente con dimensiones, materiales y demás exigencias resultantes o requeridas en cada proyecto en particular. Generalmente las cañerías son de sección circular y con su eje longitudinal rectilíneo o de muy pequeña curvatura.


Calidad e instalación

El Docente de la Escuela de Construcción y Obras Civiles de AIEP, comenta que hoy en día “tanto regulaciones ambientales que no admiten errores, como mayor corrosión de los fluidos por la incorporación de agua de mar, transporte por largas distancias e inversiones mayores, obligan a contar con sistemas de ductos eficientes y duraderos”. Agrega que un ejemplo de ello se da en el sector de la minería, donde las faenas están cada vez más alejadas de las fuentes de agua, lo que hace necesario sistemas de conducción extensos y con un buen desempeño. De esta manera, al momento de elegir tuberías para un determinado trabajo, es importante verificar que tengan una adecuada calidad, resistencia, durabilidad y estándares de seguridad.

En lo que respecta a la calidad de estos productos, fundamental para el buen resultado de una obra, esta está normada y regulada por organismos competentes. En este contexto, diversos proveedores de este mercado se preocupan por ofrecer productos certificados y con soporte técnico en obra, ya que son aspectos que muchas constructoras valoran significativamente. Siempre es recomendable chequear estos documentos al momento de una compra. Tan importante como la calidad es velar por una correcta instalación de las soluciones de conducción de fluidos, ya que, de lo contrario, pueden producirse problemas y pérdidas derivadas de eventuales fallas. En este marco, es necesario que los importadores o fabricantes instruyan a los instaladores, sobre todo cuando entendidos en el tema plantean que hace falta una mayor capacitación de los contratistas y su mano de obra en este tema.

Cabe precisar, además, que mientras menos riesgosos sean los productos a utilizar y más simples sean su manejo e instalación, más exitosa será esta última. No obstante lo anterior, los proveedores deben incluir dentro de sus servicios supervisar la correcta colocación de sus soluciones.

Mayo 2016
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.