Martes 19 de Noviembre de 2019       •      Dólar= $785,26      •      UF=$28.139,99       •      UTM=$49.229

Marco Zanini, Arquitecto y Diseñador
El diseño debe volver a tener una relevancia social

Nacido en Trento, este arquitecto, diseñador y uno de los fundadores del Grupo Memphis, estuvo en Chile, invitado por la empresa Infodema. Después de 35 años de carrera, sigue desarrollando y participando en nuevos proyectos que le permitan continuar en la búsqueda constante de innovación.

¿Qué importancia tuvo el Grupo Memphis?
Para mí fue muy importante, ya que en esa época tenía 26 años e iniciaba mi carrera. Para el design fue sumamente relevante, ya que fue un cambio significativo en la dirección del diseño, y estos cambios fueron recibidos en modo diverso. Hubo muchas reacciones de rabia por parte de los industriales porque las cosas iban bien y no querían cambiar nada, y mucha aprobación por parte de los que querían más libertad, apertura y nuevas posibilidades. Los movimientos innovadores son como estrellas, aparecen fuertes, rápidas y se van dejando algunos efectos colaterales. Memphis también trabajó a un nivel subliminal y todavía hoy se ve mucho su influencia.

Usted es arquitecto y diseñador, ¿cómo ha integrado ambas profesiones en su carrera?
Eso es algo típico de mi generación en Italia, ya que no existía una escuela de diseño. La universidad de arquitectura era dueña del diseño y no quería otra disciplina que compitiera con ella. Entonces, todos estudiábamos arquitectura y después entrabamos en el mercado del trabajo, y como en Italia no existe un gran campo para la arquitectura, mucha gente se dedicaba a trabajar en el área del diseño. En mi caso fue un proceso normal el comenzar a dedicarme a interiores, hacer tiendas, etc., y con el tiempo también trabajar en arquitectura. Mi fuerte no es ni el diseño ni la arquitectura, es hacer cosas diferentes.

¿Cuáles son los principales elementos que incluye para el desarrollo de un buen proyecto?
No hay recetas. Lo que me ayuda es que desafortunadamente tengo más de 35 años de experiencia, la que se fue desenvolviendo en este período de globalización. Yo comencé a trabajar en Japón en 1980 y después de hacerlo por 35 años, en 30 países y en 1.500 proyectos se adquiere una cierta práctica. No hay una regla; lo que existe son lo que actualmente llaman design thinking, procesos que realmente hacen que el diseño todavía sea una de las disciplinas más completas en tocar una materia, una disciplina humanista que une la antropología, la economía, la tecnología, etc., y que tiene una visión holística de los temas.

Según su visión, ¿en qué momento se encuentra hoy el diseño?
Hay muchos aspectos interesantes, pero yo diría que fundamentalmente lo que se ha perdido es la dimensión cultural del diseño en términos “clásicos”. En los siglos XIX y XX el design estuvo marcado por una dimensión cultural muy importante, por ejemplo, la Bauhaus marcó la entrada de la industria en el diseño. Yo creo que hoy el diseño está viviendo una crisis en el área de la elaboración cultural, hay fenómenos muy importantes a nivel socioeconómico en el mundo, como el desarrollo y la llegada de la China al mercado global; y, en América Latina, la reducción de la pobreza y una mejor distribución de la renta. Hay aspectos sumamente relevantes como el crecimiento de la cultura ecológica y frente a todos estos fenómenos, el diseño no es capaz en este momento de liderar esos movimientos. El design se ocupa de cosas que no son marginales, pero que hoy no están en el corazón del tema.

En ese sentido, ¿cuál es la importancia de la innovación?
Innovación es casi solo trabajo. Lo que está pasando en el mundo es que hay una geografía nueva, y esta gran libertad de comunicación, de viajes, de transferencia de productos hace que haya una concentración de conocimientos en determinados lugares. Silicon Valley es un caso; antiguamente en Italia se concentraba la calidad en los muebles, la moda, etc.
 
Hay lugares donde se puede hacer innovación y hay otros donde no se puede o se pueden hacer otro tipo de innovaciones. Por ejemplo, América Latina es uno de los lugares más interesantes por la innovación sociológica, no es la innovación del producto o de la tecnología, pero en esta región se puede y se hace mucha innovación social, cómo se relacionan las personas en la propia sociedad, cómo se desarrollan las metrópolis, cómo se usa el tiempo. Hay innovación en todos los campos, depende de lo que se quiera.

¿Cómo evaluaría el diseño chileno?
En Chile hay una cultura relativamente fuerte en la arquitectura porque está más conectada con el territorio, todavía hay una identidad; en el diseño gráfico también. El diseño industrial es más débil porque aquí no hay una gran industria, porque Chile decidió ser un país de libre comercio, que importa lo que necesita y exporta cobre, madera y vinos. Sin industria no se puede hacer diseño, se puede hacer artesanía.

Para quienes inician en esta carrera, ¿qué elementos son importantes?
Mucha cultura y viajar porque el mundo de hoy es globalizado. Para ser un buen diseñador tienes que ser diferente, no es un trabajo para todos. Es una fantasía creer que no hay diferencia o que no hay una propensión hacia esta profesión, como dirían en la India; tienes que tener un destino. Hoy es realmente muy complicado. Por ejemplo, en Chile existen muchas escuelas de diseño y pocas industrias, y además los industriales no entienden conceptos como el designthinking, que tiene un potencial más allá del diseño, tiene un potencial que les permitiría obtener más ganancias, pero aún no lo han comprendido.

¿Cree que la crisis que está viviendo el diseño será superada?
Siempre se supera. Yo pienso que vamos a pasar inevitablemente por un cambio cultural, porque el planeta no sustenta más lo que estamos haciendo ni desde el punto de vista climático, ni desde el punto de vista de los recursos. Hay un proceso de cambios que está tocando a todos los sectores. Cuánto demorará, no lo sé, pero cuando ha habido cambios, éstos han afectado también al diseño, que va a crear visiones, imágenes, productos, estilos de vida, etc., que también reflejan estas nuevas relaciones. El design siembre cambia, creo que el tema fundamental es si el diseño volverá a ser importante o no, si volverá a tener una relevancia cultural en la sociedad o si será más o menos un commodity.

Marzo 2014
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.