Domingo 17 de Noviembre de 2019       •      Dólar= $780,86      •      UF=$28.125,05       •      UTM=$49.229
Profesor Gabriel
Rodríguez Jaque

“El aislamiento térmico no es un lujo para la vivienda”

El Ingeniero y Catedrático de la Escuela de Arquitectura y del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad de Chile, es un ferviente partidario de imponer el aislamiento térmico en los muros de las viviendas como norma para las construcciones habitacionales. Con una larga experiencia profesional y académica, el profesor Rodríguez integra además la comisión conformada por varios especialistas que actualmente funciona en el Instituto de la Construcción y que analiza la viabilidad de la exigencia de aislamiento térmico que deberán cumplir a futuro las viviendas del país.

¿Qué ventajas ha traído la disposición que hace obligatorio el aislamiento térmico de los techos de las viviendas en Chile?
Esta disposición, que fue aprobada hace dos años y está en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción, es importante porque el techo es la superficie más extensa que tiene una casa y está expuesta al exterior, al frío y al viento. Aislar los techos consigue un ahorro de energía y un confort importante, porque la mayor cantidad de pérdidas térmicas ocurre por el techo y luego por los muros.

¿Sería bueno extender el aislamiento térmico de los techos al perímetro de los muros de las viviendas?
Si bien es cierto que en las viviendas de varios pisos, el techo del último es el importante, los departamentos intermedios, que no tienen expuesto su cielo a la intemperie, no sufren problemas, pero sí los tienen con los muros. La segunda prioridad en gasto de energía es, entonces, por muros y ventanas.

¿De qué manera puede ayudar el aislamiento térmico perimetral de los muros a disminuir la contaminación intradomiciliaria?
Ayuda muchísimo, porque si tengo una casa aislada no necesito mucha calefacción y la contaminación intra-domiciliaria se debe en Chile, sobre todo, al uso excesivo de estufas a llama abierta, es decir estufas a parafina o gas licuado. Ambas, al combustionarse el gas o el kerosene, producen vapor de agua como producto de la combustión y ese vapor queda encerrado dentro de la casa contaminando, además, con dióxido de carbono, monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno el interior. Si la casa está aislada en envolvente, se necesita menos calefacción y, por cierto, no se produce tanta contaminación intradomiciliaria.

¿Y cómo se combate la contaminación acústica?
Los muros medianeros debieran ser gruesos, porque así se traspasan menos los ruidos de las casas. La promiscuidad acústica se puede limitar si se usan tabiques más sólidos, pero eso cuesta más caro y la tendencia que ha habido en Chile en los últimos 20 ó 30 años es construir casas de papel, cada vez más livianas y baratas. Se ha optado por la cantidad antes que por la calidad.

¿Qué costo para la salud tiene la mala aislación térmica?
La ausencia laboral en Chile, sólo por concepto de resfríos, es más o menos de una semana por año. Si uno viviera en una casa más amigable y de mejor calidad se rebajaría la inasistencia al trabajo al mejorar las tasas de salud. El hecho de estar cómodo en la casa hace que todos sus ocupantes puedan aprovechar mejor su actividad, en vez de estar luchando contra un clima inhóspito.

En construcción se pone mucha atención a la parte externa y se hacen edificios muy bonitos y seguros contra sismos, es decir, se gozan por fuera pero se sufren por dentro.

¿Eso pasa especialmente en las viviendas sociales?
No. Hay casas muy bonitas y de gran valor en La Dehesa que tienen un problema de humedad tremendo por dentro (hasta les salen hongos). El problema es que no se aplican los conceptos modernos de la tecnología, lo que se llama la "física de la construcción". Entonces, se gasta un exceso de plata en azulejos italianos y otros similares, en vez de mejorar el confort ambiental y la habitabilidad. Se gastan recursos en cosas superfluas.

¿Cuál es la diferencia entre Zona Climática y Zona Térmica?
Lo que está estudiando la comisión del Instituto de la Construcción es una zonificación térmica que ha tomado en cuenta sólo el comportamiento térmico, vale decir, el calor que se pierde en las viviendas del Sur, en Invierno, o el calor que se gana en el Norte. En cambio, la zonificación climática toma en cuenta todos los demás factores climáticos tales como lluvia, viento, humedad, salinidad del aire y del suelo, soleamiento y oscilación térmica.

¿Es efectivo que estudios de las universidades Católica y de Chile han establecido que la demanda energética de una casa tipo en nuestro país es entre dos y tres veces mayor que una de su categoría en Europa?
Por cierto, porque aquí no se ha puesto ninguna atención a las pérdidas térmicas. Después de la gran crisis energética de los años 73 y 74, en Europa -que no tiene combustibles propios y debe importarlos con el fin de bajar los costos- se hizo un gran plan de aislamiento térmico de los edificios, se fijaron reglas como las que ahora se estudian en Chile y se ha logrado un ahorro espectacular en estos años. Francia lleva más de 50 años tratando de ahorrar energía y ha logrado ahorrar más del 60% en un clima más duro que el nuestro.

Abril 2003
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.