Viernes 20 de Septiembre de 2019       •      Dólar= $713,30      •      UF=$28.029,86       •      UTM=$49.033
ACTI
Los desafíos pendientes del rubro
de la construcción en materia TI
act1.jpg (12361 bytes)

Con más de 20 años en el área de las TI, Hernán Orellana constituye todo un referente en materia de tecnología en el ámbito empresarial. Actualmente, este ingeniero y académico se desempeña como Secretario General de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información (ACTI). A su juicio, el desafío del sector de la construcción en materia TI es grande: el nivel de inversión es bastante bajo y, además, aún se vislumbra poca motivación e iniciativa de parte de un importante número de actores participantes en este rubro. Pese a eso, destaca algunas iniciativas TI interesantes y afirma que las mayores oportunidades están dadas en el sistema logístico y en la aplicación de sistemas de gestión e información de clientes.

De acuerdo a estadísticas de la ACTI, actualmente las empresas en Chile invierten en torno al 2% de sus ventas en TI. "Cuando uno mira firmas privadas de países de la OCDE, esta inversión llega hasta casi un 4%, o sea, el doble", enfatiza Orellana. "Hoy existen muy pocas empresas a nivel local que utilizan la información como un activo estratégico y más bien, el enfoque está centrado en el aspecto operativo", agrega el profesional.

Dentro de esa perspectiva, Orellana sostiene que el segmento de la construcción no aparece dentro de los sectores económicos que más invierten en tecnologías. "Los rubros que más invierten son telecomunicaciones, servicios financieros y retail. En ese sentido, el área de la construcción tiene enormes desafíos, porque aún ni siquiera llega a la media de las empresas locales, las cuales a su vez, están muy por debajo del promedio internacional", enfatiza.

Un desafío que tienen todas las empresas a nivel nacional es poder usar las TI para la gestión del conocimiento. En Chile, asegura, falta que las compañías incorporen la dimensión estratégica de las tecnologías y hacer uso un inteligente de ellas con el fin de crear conocimiento corporativo. "Para llegar a ese nivel, la empresa debe haber pasado por un proceso de madurez en el uso de estas herramientas", sostiene.

De acuerdo al ex Gerente General de Microsoft y Compaq, para lograr en parte este grado de madurez se requiere, primero, un cambio cultural y, segundo, que los actores del rubro se atrevan a dejar atrás el estado de "comodidad" en el cual operan actualmente. "La gente tiende a no abandonar sus espacios de confort. Esa es la principal traba para la implementación de TI en cualquier ámbito, no sólo en la construcción", argumenta. "Pero hay que asumir ciertos riesgos que implican implementar formas nuevas y distintas de hacer las cosas, lo cual demanda a su vez, esfuerzos importantes de cada cual", agrega Orellana.


El aporte de la tecnología

Según Orellana, si se analiza la cadena de valor de la construcción en su globalidad, abarcando desde el diseño y la concepción de nuevos proyectos hasta la venta y entrega de casas y departamentos al usuario final, existe una gran cantidad de actores involucrados en este proceso. "Claramente, hay algunos que están más desarrollados que otros", señala.

Es así como, afirma, en el área de diseño existe un importante número de arquitectos y diseñadores que utilizan una gran cantidad de TI, herramientas como Autocad, por ejemplo. "Es bastante difícil abordar hoy en este campo el desarrollo de un proyecto de construcción sin el uso de herramientas tecnológicas. Además, dentro de esta cadena de valor, estos profesionales son los que cuentan con mayor nivel de educación,act2.jpg (9785 bytes) por lo que en sus estudios universitarios o técnicos se incluye el aprendizaje de estos sistemas".

A su vez, inmobiliarias y grandes empresas constructoras también poseen sistemas administrativos y de gestión, tipo ERP, asociados a sus operaciones cotidianas. "Sospecho que aún hay una gran cantidad de empresas medianas y pequeñas que no han hecho el cambio desde las herramientas de productividad personal a las de productividad empresarial", explica Orellana.

Si bien el profesional no es propenso a mencionar algún software o hardware en particular, destaca tecnologías en materia de sitios colaborativos para la gestión y administración de obras, como los servicios que ofrece
iConstruye en su portafolio, por ejemplo.

"Me parece que iConstruye es uno de mejores sistemas de mercado electrónico que existen en los diferentes rubros económicos a nivel local. Su sistema de contacto está muy bien estructurado entre demandantes y oferentes por servicios de la construcción", señala. "Además, esta solución se convierte en un buen ejemplo de lo que una empresa debería hacer no sólo en lo referente a órdenes de compra y venta, sino que además en materia de RR.HH., gestión financiera, comportamiento de marca y de clientes", enumera Orellana.


Temas pendientes

Eso sí, de acuerdo a lo que señala el Secretario General de la ACTI, iniciativas como iConstruye no constituyen un estándar dentro de la industria de la construcción, ya que este sector no se caracteriza por administrar las obras de edificación de manera electrónica. ¿Es el rubro de la construcción un sector muy tradicional y estructurado? "Todas las formas de innovación son costosas desde el punto de vista que hay que cambiar la forma tradicional de hacer las cosas", responde Orellana.

En el caso de la supervisión de las obras, ejemplifica, la forma tradicional apunta a que tanto los constructores como los arquitectos deben acudir periódicamente al lugar donde se realizan las faenas con el objeto de revisar detalles constructivos y especificaciones técnicas. ¿Y qué hacen los sistemas modernos de gestión de obras? "Son no presenciales. El jefe de obra toma fotos de sus avances e informa todo por medio de su reporte a través de un sitio Web. Por lo tanto, la reunión de obra o no se hace o sólo se realiza una vez al mes".

La gestión logística es otro caso para analizar. A juicio de Orellana, los materiales aún se reciben de acuerdo a instrucciones verbales, pero no existe un sistema que permita entregar al encargado de la obra una lista de todos los materiales, que incluya los códigos de barra y las especificaciones técnicas que debe recibir. A su vez, el proveedor que entrega estos materiales también debe llevar los documentos a la obra. "Todas esas cosas se pueden hacer hoy de manera automática y evitar el papeleo".

De acuerdo al dirigente gremial, las mayores oportunidades para el rubro de la construcción, desde el punto de vista del ahorro de costo, están dadas en el sistema logístico. "Es importante poder llevar a cabo una gestión inteligente de la cadena logística en cualquier obra", afirma.

Otra área de desarrollo importante para generar mejores posibilidades de negocios es el conocimiento y aplicación de sistemas de gestión e información respecto a los clientes, sobre todo en el área inmobiliaria. "Resulta vital poder llegar a los potenciales clientes de manera eficiente. Hay que saber recoger información, pero también gestionar a dicho cliente", añade.

Orellana concluye afirmando que resulta interesante ver cómo cada vez es más común encontrarse con edificios inteligentes o "verdes", ya que al no incorporar herramientas TI a su gestión y administración, su mantención resulta muy cara e ineficiente. "Los clientes están demandando cada vez más un mayor grado de responsabilidad en materia de desarrollo sustentable y cuidado del medioambiente".

Diciembre 2011
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
MERCADO DE PISOS INDUSTRIALES: La unión que hace la fuerza
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.