Viernes 7 de Agosto de 2020       •      Dólar= $789,25      •      UF=$28.660,96       •      UTM=$50.322
ich1.jpg (8323 bytes)
Augusto Holmberg, Jefe del Area de Edificación del ICH
“La legislación térmica es
un paso hacia un mejor
estándar de calidad de las
viviendas en Chile”

En Enero del 2007 comenzará a operar la segunda etapa de la Reglamentación de Acondicionamiento Térmico para Viviendas, definida por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, resultado de un largo proceso de mejoramiento, donde el Instituto del Cemento y Hormigón de Chile (ICH) ha aportado a través de su constante promoción de nuevos y mejores usos de estos materiales en sus diversas aplicaciones.

Creado en 1966 como una corporación privada sin fines de lucro, ha sido testigo y actor privilegiado del devenir de la construcción, con innumerables logros en materia tecnológica. Haciéndonos cargo de esta larga experiencia, conversamos con Augusto Holmberg, Jefe del Area de Edificación del ICH, para conocer su visión de esta nueva etapa de la reglamentación térmica, próxima a entrar en vigencia.

¿En qué consiste esta nueva reglamentación térmica?
Esta segunda etapa de la reglamentación térmica -que está incluida en un decreto que modifica la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción- mantiene las exigencias térmicas para el caso de las techumbres -fijadas desde el año 2000- e incorpora nuevas medidas para pisos, muros y ventanas. En concreto, se establecen estándares básicos dependiendo de cada zona térmica, los que se deben acreditar a partir del cumplimiento de la norma NCh 853; especificando una solución inscrita en el Listado Oficial de Soluciones para Acondicionamiento Térmico del MINVU; incorporando un material aislante con el R100 exigido; o a través del certificado de ensayo de un laboratorio.

ich2.jpg (9472 bytes)¿Cuáles son los desafíos de la entrada en vigencia de la nueva reglamentación?
Para la puesta en marcha de esta reglamentación hay todo un trabajo previo de implementación de otras etapas (térmica, acústica, fuego), que en su momento generaron ciertos problemas de ajuste, pero hoy las empresas están mucho mejor preparadas, por lo que nosotros no visualizamos este proceso de manera traumática, muy por el contrario. Sin duda, la reglamentación va a exigir un trabajo de desarrollo e implemen-tación de nuevas soluciones y productos, sin embargo, la mayor parte de las soluciones constructivas existen por lo que los desafíos más importantes van a ser el masificar la aplicación de estas soluciones y optimizar su uso.

¿Qué cambios concretos se van producir en la "forma de construir" de la que usted habla?
En el caso de la construcción de edificios y viviendas de hormigón armado, en la zona térmica 3 y superiores que van de Santiago hacia el Sur, se va a requerir una capa adicional de aislamiento, con el fin de alcanzar los valores de transmitancia térmica exigidos, lo mismo sucede con las albañilerías de bloques de hormigón. Por su parte para el caso de los ladrillos cerámicos, éstos cumplen con la reglamentación térmica sin necesidad de aislación (sólo con cambios menores de altura, espesor o con estuco) hasta la zona térmica 4.

¿Cómo responde el hormigón a estos nuevos requerimientos acústicos?
El hormigón es un material que en sí mismo presenta excelentes condiciones acústicas y de inercia térmica, y en este sentido, el hormigón armado no va requerir de grandes cambios para adecuarse a la nueva reglamentación acústica, ajustándose de muy buena manera a los niveles de ruido que ésta exige.

ich3.jpg (5517 bytes)Por ejemplo, un muro de 10 cm de espesor cumple sin problemas con los 45 dB de atenuación que establece la reglamentación; una losa de 14 cm también cumple con la norma, la que le exige 75 dB de presion sonora para ruidos de impacto en losa. Por su parte, para los ladrillos cerámicos se va a necesitar de unidades más anchas o estucos para alcanzar los 45 dB que exige reglamentación para muros medianeros. Junto con esto, los bloques de hormigón de 14 cm también van a necesitar de un estuco o recubrimiento adicional para cumplir con la atenuación.

¿Cómo evaluaría los alcances de esta nueva reglamentación térmica?
Lo que hace esta nueva reglamentación es fijar estándares de aislación térmica mínimos, lo que sin duda constituye un buen paso hacia en mejoramiento de la calidad de las viviendas en Chile, pero es eso, un primer paso; se espera que a futuro exista una calificación de la calidad térmica de las viviendas que permita al usuario incorporar esta variable a su decisión de compra, pudiendo optar libremente por niveles superiores a los mínimos estableciodos por la Ordenanza. En este contexto, es fundamental lo que actualmente estamos haciendo como Instituto, que es generar antecedentes que sustenten este trabajo, derivados de ensayos con productos y sus comportamientos.

¿Cómo a evalúa a la industria nacional en relación a la adopción de estas iniciativas?
En general, existe una muy buena disposición de las empresas a hacerse cargo de estas disposiciones, principalmente porque se observan como mejoras tanto para la calidad de vida de las personas, como para aumentar los estándares de la industria en general.

ich4.jpg (8357 bytes)Por otro lado, Chile se encuentra en un muy buen nivel de desarrollo tecnológico en el ámbito de la construcción, por lo que contamos con las soluciones constructivas, entonces, lo que se requiere ahora afinar su aplicación a través del uso masivo de estas soluciones.

Sin embargo, pese a todas estas ventajas, ocurre que toda nueva imple-mentación requiere de un proceso de acomodo y adaptación para todos; se trata de empezar a hacer las cosas de una manera distinta a la que estábamos acostumbrados, y esta nueva reglamentación no va a ser la excepción. La reglamentación fija están-dares legales, sin embargo, se requiere de profesionales y empresas responsables, comprometidos con la calidad de las construcciones y con la satisfacción de las personas que van a utilizar estas construcciones para aplicarlas. En este sentido la construcción en Chile se encuentra en una muy buena posición tanto a nivel latinoamericano como a nivel mundial, y lo que nosotros, como Instituto del Cemento y Hormigón de Chile, estamos haciendo es aprovechar toda la experiencia internacional en hormigón en beneficio del país.

En términos generales, como industria tenemos una serie de desafíos que apuntan principalmente a mejorar tanto en términos cuantitativos como cualitativos, es decir, construir más, pero mejorando la calidad y la competitividad.

Diciembre 2006
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.