Facebook
Twitter
Lunes 17 de Diciembre de 2018         •         Dólar= $684,91         •         UF=$27.565,79         •         UTM=$48.353

SEGURIDAD ELÉCTRICA
Un mercado que atrae cada vez a más canales

A medida de que aumentan los riesgos “digitales”, muchas organizaciones olvidan la importancia que tiene la llamada “seguridad electrónica”, la que protege los activos físicos de aquellas amenazas provocadas por agentes internos o externos, causadas por el hombre o por desastres naturales.

Y, como puede resultar obvio, una gran inversión en ciberseguridad no valdrá nada si un criminal puede entrar en su oficina y salir con un disco duro sin ser molestado.

En muchas empresas, el elemento físico de la seguridad es, muchas veces, ignorado, especialmente tras contratar un par de guardias o instalar una plataforma de videovigilancia. En el caso de arrendar oficinas o bodegas en un lugar con una infraestructura instalada, el tema puede empeorar, pues se deja toda la responsabilidad a los encargados de estos lugares, sin necesariamente velar por que se cumplan los requerimientos mínimos de seguridad, tanto de las personas como de la información.

Por ello, el mercado de la seguridad electrónica viene creciendo sostenidamente en los últimos años. Por ejemplo, el informe “Global CCTV Market Forecast 2022” pronostica que el segmento de la videovigilancia crecerá cerca de 11% anualmente entre 2018 y 2022, siendo liderado por las cámaras IP, que impulsaron hace algunos años una verdadera revolución en esta industria. Después de todo, la tecnología IP permite un sistema de monitoreo más “diverso”, a través de resoluciones más altas, opciones de almacenamiento más amplias y compatibilidad con software más sofisticado para incorporar diversas funcionalidades, como por ejemplo, analítica, reconocimiento facial, tracking, entre otras.

“Por estas capacidades, la videovigilancia IP basada en IP está dominando el mercado global de CCTV, y muchas organizaciones están actualizando o instalando nuevos sistemas de vigilancia basadas en IP”, confirma el reporte. No obstante, no basta con instalar algunos equipos; es necesario que estén implementadas con las condiciones correctas para cumplir su función. En su paper “Physical Security and Why It is Important”, David Hutter explica que, por ejemplo, es esencial contar con suficiente luz en las áreas correctas. “La iluminación podría ser demasiado débil para que la cámara capture con la calidad de video requerida para identificar a las personas de interés”, agrega.

Las cámaras pueden ser lentes fijas (no móviles) o lentes zoom (ajustables). “Al monitorear algo que es estacionario, se debería usar el tipo correcto de lente fija dependiendo de la distancia y el ancho de la imagen que esté supervisando”, indica Hutter. “Se recomienda utilizar lentes de zoom cuando se vigila un objetivo que puede necesitar una vista ampliada. Otro tipo de cámara es una cámara Pan-Tilt-Zoom (PTZ). Estas cámaras de estilo domo pueden apuntar en todas las direcciones, así como acercar la imagen”.

Las cámaras PTZ son las mejores para rastrear personas porque la cámara puede detectar y seguir automáticamente a un sospechoso. Las cámaras PTZ pueden rastrear automáticamente objetos en movimiento a través de mé- todos mecánicos o de software. Estas últimas tienen la capacidad de cambiar objetivos y filtrar imágenes que son estacionarias, lo que ahorra ancho de banda y almacenamiento.


Sistemas de almacenamiento

Las videograbadoras digitales (DVR) se utilizan para almacenar y reproducir el video adquirido por la cámara. “Los DVR incluyen un software para controlar y enfocar manualmente las cámaras PTZ. También tienen un multiplexor incorporado para que puedan grabar múltiples tomas simultáneamente”, sostiene Hutter.

Las cámaras transmiten datos de video a través de medios coaxiales, inalámbricos o IP. Algunos sistemas de DVR permiten que un usuario los incorpore a su red para una capacidad de almacenamiento adicional o para fines de visualización remota. Las cámaras IP también pueden conectarse a sistemas DVR basados en computadora que tienen software instalado en la máquina anfitriona. “Estas computadoras tienen más funcionalidad y capacidad de almacenamiento que las DVR y lo requieren porque las cámaras IP necesitan más espacio de almacenamiento debido al video de mayor definición”, añade el profesional.


El rol de la conectividad

Sin embargo, los sistemas de videovigilancia no son los únicos sistemas de seguridad electrónica que existen. Al contrario, en este rubro, podemos encontrar diversas plataformas que deben investigarse para implementar una infraestructura de seguridad coherente y robusta, entre las que podemos mencionar los sistemas de detección y protección contra incendios, de control de acceso, de alarma, etc.

Muchas de estas plataformas corren por las mismas redes IP que las organizaciones ya tienen implementadas, facilitando su integración e implementación en inmuebles existentes. No obstante, muchas empresas pasan por alto la importancia que tiene su infraestructura de conectividad para sus sistemas de seguridad electrónica, especialmente si desean implementar funcionalidades que demandan un gran ancho de banda, como el streaming de video de alta resolución.

Por ello, al afrontar un proyecto de este tipo, el canal debe recurrir a marcas que tengan el conocimiento y experiencia para integrar las soluciones deseadas por el cliente, de modo que estas lo protejan y no sean una inversión que no cumplió con todas sus promesas.

Noviembre 2018
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.revistahsec.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 2018 Editora Microbyte Ltda.