Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

Seguridad eléctrica en la Industria
Por José Luis González Riva, Sub Gerente Ingeniería y Desarrollo de Comulsa Chile.
El riesgo eléctrico es uno de los principales focos de accidentes a nivel trasversal en la industria. Tomar las medidas de resguardo se hace imperativo para evitar consecuencias, que incluso pueden llegar a ser fatales.
José Luis González Riva.

En una planta o fábrica, se concentran muchos equipos en sus salas eléctricas de CCM (Centro de Control de Motores), patios de Alta Tensión y subestaciones eléctricas. Las tareas del trabajo en o cerca de partes energizadas expuestas pueden ser:

Comprobación de funcionamiento.

Mediciones de tensión y corriente.

Operación normal (apertura o cierre) de interruptores, conmutadores y disyuntores.

Conmutaciones de bus de potencia encendido y apagado.

Apertura de puertas o retirada de cubiertas, que exponen las partes energizadas.

Según normas de seguridad eléctrica (como NFPA 70E), se necesita un mínimo de dos personas autorizadas para trabajos eléctricos (una de ellas observa desde una posición segura en caso de emergencia) para realizar las siguientes tareas:

Cualquier operación que implique un trabajo con líneas o equipamiento energizado que opere en Baja, Media o Alta Tensión.

Instalación, desmantelamiento o modificación de líneas, subestaciones desenergizadas (como transformadores, condensadores, etc.), si un empleado puede entrar en contacto con partes energizadas en niveles de Media Tensión o superiores (por ejemplo, trabajos en partes desenergizadas que pueden estar cerca de partes expuestas energizadas).

Estos requisitos no aplican a partes expuestas energizadas en tensiones inferiores a 50 V de tensión alterna o 120 V de tensión continua en valor eficaz medido con respecto a tierra, con la excepción de fuentes de alimentación con niveles de energía peligrosos (por ejemplo, sistemas de alimentación ininterrumpida, UPS, y baterías de almacenamiento de energía).

Una actividad (instalación, diagnóstico o modificación) que implique partes energizadas o proximidad a estas, está permitida solo como excepción y debe ser evitada en lo posible.


Buenas prácticas de trabajo eléctrico seguro

Debe realizarse un análisis del riesgo (de choque y arco eléctrico) previo a cualquier trabajo eléctrico. El propósito del análisis es identificar todos los peligros existentes, desarrollar un plan de seguridad del trabajo, e identificar cualquier medida que reduzca la exposición a los peligros identificados. Para esto, se deben realizar las siguientes acciones:

Revisión de la planificación del trabajo eléctrico.

Determinar la tensión o tensiones presentes en el equipamiento involucrado en el trabajo.

Identificar todos los riesgos, incluyendo el medioambiental (por ejemplo, atmósfera explosiva), a los que el personal va a estar expuesto.

Necesidad de un Permiso de Trabajo Eléctrico (según NFPA 70E).

Determinar el procedimiento de aislamiento/ control de energía LOTO (según NFPA 70E).

Confirmar que el personal necesario está presente.

Confirmar que el personal está autorizado para realizar el trabajo.

Determinar el equipamiento de seguridad necesario, vestimenta de protección y EPP, y confirmar que el equipo se halla en las condiciones adecuadas.

Determinar las herramientas e instrumentos adecuados y confirmar que están en condiciones seguras de trabajo.

Determinar cualquier medida de precaución a tomar para mitigar el riesgo en el personal.

El análisis del peligro/riesgo debe ser desarrollado en el lugar donde se realizará el trabajo eléctrico. Todo el personal que desarrolle el trabajo debe participar en la identificación y análisis de los riesgos. A menos que no cambie la situación o el método de trabajo, la documentación del análisis del riesgo solo es necesaria la primera vez que se realiza el análisis de esa tarea o equipo específico. Antes de realizar el trabajo, debe revisarse el análisis de riesgos existentes, a menos que exista una rutina estándar de seguridad eléctrica o un procedimiento estándar de la tarea a realizar.

Solo se permitirá el trabajo en o cerca de partes energizadas si puede demostrar que la desenergización añade o incrementa el riesgo o no es factible debido al diseño del equipamiento o por límites operacionales. Además, el trabajo debe ser ejecutado por personal autorizado, con equipamiento eléctrico adecuado que le proteja contra los riesgos de electrocución y arco eléctrico.


Medidas Preventivas

Las zonas donde se realice trabajo eléctrico deben ser señalizadas mediante señales, símbolos o etiquetas según la normativa vigente y la norma NFPA 70E “Seguridad Eléctrica en Lugares de Trabajo”, para advertir al personal del riesgo eléctrico que les puede causar un daño o lesión.

Las vallas, barreras y cinta de seguridad deben utilizarse junto con otras señales o símbolos si existe el riesgo de que personal no autorizado pueda acceder al área de trabajo que le pueda exponer al riesgo eléctrico.

Antes de empezar el trabajo eléctrico en o cerca de partes energizadas, deben ser retirados cualquier accesorio conductivo (como collares, cadenas, relojes, anillos, pendientes, etc.), y los objetos conductivos que estén en los bolsillos.

Antes de trabajar en o cerca de partes energizadas expuestas se debe apagar los aparatos eléctricos, como radios y teléfonos móviles. El timbre o la vibración del teléfono puede causar una reacción en el trabajador para descolgar o poner el teléfono en silencio que puede exponerlo al riesgo de un contacto accidental con partes energizadas.


Características de los Trabajadores Calificados

Tienen el entrenamiento para saber reconocer y evitar los riesgos de trabajar en o cerca de partes eléctricas expuestas.

Han sido capacitados para trabajar en equipo eléctrico energizado.

Tienen entrenamiento suficiente para bloquear un interruptor en la posición “apagado” por medio de un candado.

Los empleados calificados también saben las prácticas de seguridad relacionadas a su trabajo, incluyendo las de OSHA y NFPA, así como el equipo de protección personal que deben emplear..


José Luis González Riva, Sub Gerente Ingeniería y Desarrollo en Comulsa Chile, Instructor certificado para Avo-Training (filial de Megger), en temáticas de NFPA 70E y normas OSHAS de Seguridad Eléctrica en Industria y Subestaciones de Poder. Especialista en Seguridad Eléctrica. jgonzalez@comulsa.cl
Julio 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.