Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 25 de Julio de 2024         •         Dólar= $947,89         •         UF=$37.586,23         •         UTM=$65.967

Marcelo Nordio, Gerente de Ingeniería de Riesgos de JLT:
“Si una empresa no cumple con
estándares mínimos de protección, no es asegurable”

Si bien en las grandes empresas la necesidad de asegurarse contra incendios ya está instalada, aún falta avanzar en este tema en las organizaciones de menor tamaño. Esto es clave, dada la importancia de la protección contra incendios para el bienestar de las personas, construcciones y equipamiento.
Marcelo Nordio.

¿Cómo evalúan las empresas un seguro contra incendios?
En las organizaciones más grandes, la complejidad de los negocios (dada por factores como una alta dependencia de proveedores y clientes, una fuerte integración vertical, la responsabilidad legal de los ejecutivos y propietarios de proteger los intereses de sus socios, empleados y la comunidad, entre otros) ha derivado en que no se conciba que una compañía haga frente a un incendio con su propio patrimonio, por lo que se traspasa ese riesgo mediante la contratación de seguros.

Los costos directos de un incendio para una empresa, es decir, los resultantes de los daños provocados por las llamas, el humo, el agua y las acciones de extinción, generalmente son menores que los costos consecuenciales, como la paralización de las operaciones y la pérdida de margen, pérdidas de mercado, publicidad adversa, etc. El riesgo de pérdida de margen también puede ser traspasado mediante la contratación de seguros, pero como complemento a una póliza de incendio. Por otro lado, la industria aseguradora nacional está madura y puede dar diversas alternativas de cobertura a precios competitivos.

Para tomar el riesgo de incendio, ¿qué requisitos son los más comunes de las aseguradoras?
Se tiende a tomar el riesgo de incendio de aquellas empresas que muestran real interés en evitarlos, lo que no solo se evidencia haciendo inversiones en protecciones (red de incendio, sistemas de detección, etc.), sino que también en el convencimiento entre ejecutivos y empleados de que los incendios deben evitarse a toda costa, estableciendo protocolos y procedimientos de buenas prácticas.

Además, se requieren sistemas de protección pasiva y activa, siendo un aspecto relevante en la tarificación del seguro, ya que para evaluar la exposición que están asumiendo, suponen que las protecciones activas fallan o demoran en activarse, y que solo las pasivas funcionan adecuadamente. En ausencia de sistemas de protección adecuados y acordes a la exposición, los aseguradores son renuentes a asegurar.

¿Cumplir con normativas como las NFPA es importante a la hora de asegurar?
Sí, y no solo con respecto a las primas. Ha habido casos en que los aseguradores han desistido de asegurar por considerar que no se cumplen las condiciones mínimas de protección. Hace algunos años, cuando una empresa era calificada como “de alto riesgo” por la alta probabilidad de sufrir un incendio por ausencia de sistemas de protección adecuados, se aseguraba con primas y deducibles más altos, así como con restricciones en las coberturas.

Hoy en día, si una empresa no cumple con estándares mínimos de protección, no es asegurable. Estos tienden a aproximarse mucho a los de la NFPA, pero en algunos casos, no se aplican estrictamente, sobre todo en instalaciones antiguas, donde la infraestructura no permite “razonablemente” implementar medidas de protección activas y pasivas como las requeridas por esta normativa. En estos casos, los aseguradores solicitan el compromiso de la empresa de invertir a largo y mediano plazo para implementar esta normativa. De no cumplirse con esta solicitud, su cobertura es cancelada. En tanto, cuando se trata de nuevas plantas o recintos industriales, los aseguradores demandan que se implementen los estándares NFPA desde el proyecto.

¿Qué industrias resultan ser más complejas para asegurar?
Hay rubros específicos que, por su tamaño o complejidad, resultan más complejos de asegurar, como la Gran Minería y la Generación Eléctrica. No obstante, hay otras de menor tamaño, con operaciones relativamente sencillas, que presentan complejidades al tratar de asegurarlas contra incendio, como por ejemplo, los frigoríficos, los packings, los centros de distribución, las industrias que procesan inflamables, entre otras. Las dificultades para asegurarlas residen en que, de producirse un amago de incendio que no pueda ser sofocado en una etapa incipiente, resultará con grandes mermas o incluso en pérdida total. Por eso, para facilitar el proceso de contratación del seguro, se debe trabajar en implementar protocolos y procedimientos para reducir la probabilidad de un siniestro, y en disponer de personal y sistemas de protección adecuados.

Gráfico 1. Evolución 2005-2014 de las primas de seguro de las pólizas de incendio en Chile, y los montos de siniestros.
Fuente: Asociación de Aseguradores de Chile - Síntesis Estadística 2014.
Nota: El monto pagado en siniestros en el año 2010 está asociado principalmente al terremoto de febrero de ese año.

¿Poseen cifras de incendios industriales cubiertos por seguros en los últimos años?
En Chile no existen actualmente instituciones que se dediquen a registrar esta información. Bomberos, CONAF y los aseguradores, intentan llevar registros, pero con objetivos y metodologías diversos, sin definiciones claras. A mi juicio, la estadística más confiable es la de los aseguradores, pero para efectos de este artículo, presenta dos deficiencias: en primer lugar, solo registran incendios que están asegurados, dejando fuera incendios en casa habitación e industrias no aseguradas y a aquellos que fueron sofocados en su etapa incipiente por los sistemas de protección y que no representaron siniestros para los aseguradores; y en segundo lugar, los aseguradores también engloban bajo el concepto de incendio, otros tipos de siniestros, como terremotos e inundaciones.

¿Qué proyecciones existen en esta área?
Los aseguradores serán cada vez más exigentes en que sus asegurados estén protegidos con estándares NFPA. Las empresas deberán contar con una red de incendio autónoma, con reserva de agua exclusiva para incendios, que les dé independencia suficiente, y presurizada con bomba listada. Además, también será requisito mínimo un sistema de detección temprana de incendio; y en bodegas y recintos con exposiciones especiales, se requerirán sprinklers compatibles con las mercaderías almacenadas, sistemas de almacenamiento y alturas de las bodegas.

Los equipos críticos para la operación y producción, deberán protegerse con sistemas especiales y se agregará el requerimiento de probar y mantener los sistemas de protección según lo señalan las normas, particularmente la NFPA 25 en sistemas base agua; junto con la implementación y aplicación estricta de protocolos y procedimientos de trabajo seguros, y la formación de brigadas de incendio entrenadas.

Junio 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.