Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

SEGURIDAD EN BODEGAS
Todos los días hay riesgos que se pueden evitar
Por Anita Alcayaga, Directora de Ingeniería en Prevención de Riesgos y Medioambiente de Universidad San Sebastián.
Cuando de trabajo en bodegas se trata, la prevención de accidentes y enfermedades laborales está a la orden del día.
Anita Alcayaga.

En cualquier tipo de bodega, la Prevención debe partir desde la Gerencia de la empresa y alcanzar a cada uno de los trabajadores. Por ejemplo, ciertos protocolos deben estar preparados: se debe tener en cuenta qué hacer en casos de emergencias y, frente a un incendio, los empleados deben contar con extintores adecuados para el tipo de fuego y saber utilizarlos. Y, por supuesto, que el aparato se encuentre en un lugar visible, como norma transversal.


Incendios

Para fuegos tipo A (maderas, papeles y cartones), el sistema de extinción siempre será agua. En tanto, para los tipo B (fuegos de líquido combustible o inflamable y gases inflamables) y C (que compromete equipos con corriente eléctrica), el polvo químico seco es el adecuado, porque es multipropósito. El dióxido de carbono es para extintores de fuego tipo C y para tipo D, es decir, para la combustión de ciertos metales como magnesio y sodio, que arden a altas temperaturas. En todos los anteriores, se debe tener en cuenta que los extintores manuales solo sirven para controlar un fuego recién iniciado.

En el almacenamiento de productos químicos, tenemos un sistema de etiquetado que nos permite conocer el peligro de un químico. La NFPA es la encargada de etiquetar el riesgo del producto, describiendo la naturaleza de este. La etiqueta se divide en cuatro secciones de colores diferentes: en rojo, indica la inflamabilidad del material; en azul, los riesgos asociados a la salud; la sección amarilla muestra la radioactividad con otros químicos; y la blanca, los riesgos especiales durante un incendio. Para cada uno de estos colores, existe una escala de 0 a 4 para describir la intensidad del riesgo.


Recomendaciones generales

En la mayoría de los casos, el principal error es creer que los accidentes no existen. Así, el uso de guantes, casco y calzado de seguridad, es importantísimo. Del mismo modo, revisar que las escalas estén en perfectas condiciones parece una recomendación obvia, pero en muchos casos no se hace y es allí cuando ocurren los accidentes. Es fundamental que estén perfectamente demarcadas las zonas de almacenamiento y las vías de escape. Asimismo, es muy importante el orden y la limpieza, por lo que es esencial evitar pedir exceso de material. Las bodegas tienen una capacidad específica y esto se debe respetar. Por lo demás, el no tener recipientes rotos o inadecuados, también evita riesgos.

En términos generales, se debe considerar no sobrecargar las estanterías para evitar accidentes o golpes por caída de materiales. De igual modo, las repisas deben estar ancladas para evitar riesgos en caso de sismos. En el caso de los materiales en altura, las repisas deben tener un sistema que evite la caída de los materiales, es decir, una baranda de protección. Otro aspecto a tomar en cuenta es el trabajo en altura, actividad para la que se debe disponer de arnés y cuerda de vida. En casi todas las bodegas, se usan transpaletas que sirven para movilizar los materiales. Estas no deben estar sobrecargadas, porque un peso excesivo puede significar trastornos musculoesqueléticos en los trabajadores y representar un riesgo latente de accidentes al obstaculizar la visión de la persona que la maneja. Además, la carga debe estar perfectamente estibada.

Otro punto altamente relevante son los trastornos musculo-esqueléticos, una de las principales preocupaciones en este sector, por el riesgo de golpes por caída de materiales y por el permanente manejo de materiales. Justamente son los trabajos repetitivos los que agudizan este tipo de trastornos, especialmente cuando algún operario levanta un objeto y lo hace sin la técnica adecuada, porque arriesga lesionarse.

Por ejemplo, para levantar una caja, se debe acercar lo más posible el objeto al cuerpo, flectando las rodillas, con las piernas separadas para más estabilidad y que el apoyo sea palmar, manteniendo la espalda recta. Así, son los músculos de las piernas los que hacen la fuerza.

Por supuesto, mujeres embarazadas y menores de 18 años no pueden levantar peso, por lo que no deberían estar en trabajos de ese tipo, y las empresas deberían reubicar sus labores para que no se hagan daño y no infringir la ley. Cabe recordar que los hombres no pueden levantar más de 50 kilos y las mujeres, no más de 20 kilos.

En contextos industrializados, las técnicas de flexibilización son efectivas para relajar la musculatura. En sectores de levantamiento de carga, los ejercicios de estabilización lumbar han dado buenos resultados. Todo esto tiene que ser asesorado por un experto que tenga conocimientos en actividad física y en ergonomía, ya que cada puesto de trabajo es distinto y cada trabajador es diferente.

También es necesario disminuir el tiempo de exposición a un movimiento repetitivo. Esto no quiere decir que el trabajador deje de hacer la tarea propiamente tal, sino más bien que se logre una correcta organización del sistema de trabajo, planificando “tareas dinámicas” o “rotaciones” durante la jornada laboral.


Pausas activas

Asimismo, las pausas en los puestos de trabajo son bastante recomendables. En ciertos contextos industriales, como los procesos en serie, se ha evidenciado que pausas de tan solo 3 minutos han elevado la productividad y el rendimiento de trabajo en las personas. Si esto lo complementamos con rutinas de “Actividad Física”, podemos generar beneficios directos en los trabajadores.

Resulta transcendental, en todos los casos, que se realicen capacitaciones a los trabajadores. Cuando cada uno de los que interactúa en este sistema conoce los riesgos a los que se enfrentan día a día, es la prueba más fehaciente de que se trabaja constantemente buscando prevenir accidentes.

Todas estas recomendaciones y buenas prácticas traen como beneficios la mejora de los hábitos dentro de las bodegas, la eliminación de las principales causas de accidentes y la optimización general del espacio, todos aspectos que se reflejan en una empresa bien organizada.

Junio 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
Juan Silva Elecnor Chile (04/07/2016)

Interesante artículo, sólo con el interés de aclarar un punto en el segundo párrafo de Incendios, el rombo amarillo NFPA 704, refiere a la "Reactividad de las sustancias almacenadas"; la radioactividad tiene relación a la liberación de energía radioactiva.
Gracias

Andres. educaprev (22/06/2016)

Estimados,

Encuentro de rareza que los menores de 18 años no puedan levantar peso. Legalmente eso indica lo contrario,según lo especifica la ley 20.001.

En vista de el curriculum que aporta como formadora de nuevas generaciones.

Errores básicos así no son esperables.

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.