Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

Seguridad en el uso de maquinaria
Por Yerko Valencia, Especialista en Seguridad Industrial de la ACHS.
Todas las máquinas deben contar con protecciones que garanticen la seguridad de las personas que las operan, y esta responsabilidad es, en primer lugar, de las empresas, que son quienes diseñan y gestionan los procesos y tienen la responsabilidad de velar porque el estado de ellas se encuentre acorde con el nivel de seguridad necesario.
Yerko Valencia.

En la actualidad, la gestión de seguridad en las máquinas en nuestro país presenta un cierto retraso con relación a las normas y a las buenas prácticas que encontramos en países con mayores niveles de desarrollo. Esto se traduce, lamentablemente, en una cantidad importante de accidentes graves que tienen como consecuencia, en su gran mayoría, la amputación traumática de extremidades superiores.

Durante el período 2014-2015, se registró un promedio de 23 accidentes de este tipo al mes, solamente de trabajadores afiliados a la ACHS. Los sectores que más aportan a estas cifras son Industria, Agricultura, Forestal y Construcción, donde las máquinas que causan la mayor parte de amputaciones traumáticas son las sierras circulares de banco, las prensas, las guillotinas y las correas transportadoras (estadística ACHS 2013-2014).

Para la utilización de esta clase de máquinas, existen sistemas estándares conocidos de protecciones y de operación que, si son bien utilizados, son efectivos para controlar la exposición al riesgo. Sin embargo, no es poco habitual encontrar sierras circulares de fabricación artesanal que no cumplen con estándares de seguridad suficientes.

Debido a la multiplicidad de factores que inciden en la problemática de la seguridad en el uso de máquinas, se hace muy difícil integrar una estrategia para abordar el problema a nivel nacional, por cuanto la solución debe considerar necesariamente el compromiso de los diferentes actores involucrados. Además, en nuestra experiencia apoyando a empresas a mejorar sus estándares de Seguridad y Salud en el Trabajo, hemos podido constatar que, muchas veces, no existen suficientes conocimientos técnicos sobre la materia, no hay estándares establecidos y existe escasez de especialistas.


Estándares de operación

Todas las máquinas deben contar con protecciones que garanticen la seguridad de las personas que las operan, y esta responsabilidad es, en primer lugar, de las empresas, que son quienes diseñan y gestionan los procesos y tienen la responsabilidad de velar porque el estado de ellas se encuentre acorde con el nivel de seguridad necesario.

Lamentablemente, es muy común que se realice la adquisición de máquinas sin especificar los requisitos de las protecciones, ya que se desconoce que existen normas internacionales. Debido a esto, muchas veces se privilegia el precio de la misma en desmedro del equipamiento de seguridad. Algo similar ocurre con la adquisición de maquinaria usada o de segunda mano, la que muchas veces ya ha cumplido su vida útil y se encuentra incompleta o con sus sistemas de seguridad originales suprimidos o eliminados.

Este tipo de prácticas son posibles debido a la ausencia de una reglamentación específica en la materia, que establezca, por ejemplo, los requisitos básicos de seguridad a cumplir por quienes operan o adquieren maquinaria en nuestro país. El Decreto Nº 594 sobre condiciones de seguridad en los lugares de trabajo es claramente insuficiente y tampoco facilita una acción fiscalizadora más eficaz por parte de la autoridad. Las normas chilenas existentes tampoco realizan un aporte importante, debido a que no son de aplicación obligatoria y a que, en general, son muy poco conocidas. Una excepción la constituye el sector de la Minería, que a través del Decreto N° 132 sobre seguridad minera, ha introducido conceptos y requisitos específicos que han ayudado a mejorar la gestión en seguridad.

Desde una perspectiva técnica, el desconocimiento de metodologías para realizar evaluaciones de riesgos en máquinas, que es el primer paso para abordar el problema, así como la falta de especialistas, hace que las empresas muchas veces tampoco puedan contar con la colaboración necesaria para buscar soluciones prácticas y efectivas.


Iniciativas de la ACHS

Con el fin de aportar en la solución de este problema, la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) ha abordado el control de riesgos en el uso de máquinas, introduciendo nuevas metodologías, buenas prácticas y productos preventivos. Estos están siendo probados con éxito en las empresas, como manuales y cursos sobre el bloqueo de seguridad de máquinas (en inglés “Lock Out, Tag Out” o simplemente LOTO) que por no encontrarse en nuestra legislación, es considerado solo una buena práctica.

También se encuentra disponible una Pauta de Inspección de Máquinas que permite a personas no especialistas establecer diagnósticos básicos con relación a las protecciones de las máquinas y un Manual de Protecciones de Máquinas, que incluye y resume los contenidos de las normas chilenas e ISO internacionales vigentes.

En otra línea de trabajo, se ha potenciado la creación de alianzas con algunos gremios para generar la sinergia necesaria, así como el desarrollo de proyectos pilotos para la creación de cultura preventiva en los liceos industriales de la Región Metropolitana, introduciendo conceptos de prevención y autocuidado en las etapas más tempranas en la formación de los futuros técnicos.
Junio 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.