Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 18 de Julio de 2024         •         Dólar= $925,93         •         UF=$37.594,72         •         UTM=$65.967

PRODUCTIVIDAD Y SEGURIDAD:
Dos caras de la misma moneda
Por Pablo José Pinto Ariza, Representante de LudoPrevencion Perú, Máster en Gamificación y Narrativa Transmedia, y Máster en Seguridad e Higiene en el Trabajo.
La seguridad laboral debe ser parte de los lineamientos emanados desde lo más alto en la estructura de una empresa, pues solo de esa forma, se valoriza la relación directa con la productividad. Mediante el relato de esta experiencia, daré a conocer algunas claves de cómo logarlo.
Pablo José Pinto Ariza.

En una de las empresas del Retail en las que trabajé, se tenía una cultura muy arraigada de la productividad. Esta era un valor de la organización, estaba en su ADN. Todos los trabajadores se sabían los siete pilares de la productividad, pero no se sabían las cinco reglas de oro de la seguridad.

En la oficina central, había un departamento de seis personas encargadas exclusivamente de mejoras de productividad, encabezado por un Gerente de Área que reportaba directamente al Gerente General. En cambio, en Seguridad y Salud en el Trabajo, solo había una persona y tenía el cargo de Coordinador, el que estaba tres niveles por debajo de la Gerencia General y le reportaba al área de Administración y Mantenimiento. Anualmente había ocho horas destinadas a la capacitación y entrenamientos asociados a mejorar la productividad, mientras que para seguridad solo había cuatro horas. Realizaban proyectos de optimización de tiempos, implementación de tecnología, reducción de desperdicios, obtención de mayores márgenes de ganancia, etc., pero el Departamento de Productividad nunca consideró a la prevención de riesgos laborales como una variable de sus proyectos.


Primeros pasos

Cuando ingresé a trabajar en esa empresa, realicé una matriz DOFA/FODA de la situación que vivía la gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo en esa compañía, identificando los siguientes elementos como las tres principales debilidades:

La alta dirección apreciaba más que un trabajo se realizara de forma rápida que de manera segura.

Los ascensos eran para quienes lograban las metas de producción.

La mayoría de los accidentes se debían a actos inseguros asociados a factores personales de motivación inadecuada.

Luego, hicimos un plan de acción para contrarrestar cada una de estas oportunidades de mejora. La primera medida consistió en una presentación al Directorio de la empresa en la que convertimos el Índice de Severidad en un indicador financiero, mostrando cómo esos números representaban altas pérdidas económicas para la empresa. Con eso, obtuvimos su apoyo y respaldo para iniciar un programa de reforma de la cultura actual y poder incluir y realzar la seguridad al nivel que se merece.

Para el lanzamiento del programa, el Gerente General reunió en un hotel a todos los Gerentes, Subgerentes y Jefes de Recursos Humanos, los cuales estaban dispersos en todo el país. Esta era la primera vez que se hacía una reunión de este tipo y los asistentes creían que se les iba a hablar sobre algún tema relacionado al core del negocio. Sin embargo, durante las tres horas que duró el evento, solo se les presentaron temas de Seguridad y Salud en el Trabajo, expuestos por el mismo Gerente General, seguido del Gerente de Operaciones y terminando con el Jefe de Prevención de Riesgos. Todo el tiempo se resaltó la intención de la compañía en darle fuerza al tema de prevención de accidentes y de cómo esta gestión debía ser tan valorada como lo era para todos la Productividad. A raíz de este evento, los líderes de cada área dieron su apoyo a las decisiones y actividades que siguieron.


Acciones que marcaron la diferencia

Posteriormente, usamos la plataforma existente para incorporar la seguridad como una variable clave de la productividad. Demostramos que, al comparar la forma tradicional de hacer las cosas versus la propuesta de hacerlo incorporando los controles de seguridad, esta última era más eficiente tanto en términos de tiempo como de recursos físicos y financieros. A raíz de dicha demostración, se decidió colocar a la seguridad como base de los pilares de la productividad, lo cual conllevó a que en toda labor se incluyera la seguridad como elemento de rutina. En adelante, los concursos de nuevas ideas para mejorar la productividad, debían tener incorporado su impacto en la gestión de la seguridad.

Otra medida consistió en integrar los comités de productividad como los Comités Paritarios de Seguridad y Salud en el Trabajo, a fin de que se hicieran sinergias y esfuerzos conjuntos. Como resultado, surgió uno de los primeros proyectos para demostrar que la productividad y la seguridad van muy de la mano: un programa de Orden y Limpieza, usando la filosofía de las 5S.

Se realizó una línea base de la situación antes de iniciar con el programa, tomando indicadores de Productividad (tiempos de trabajo, productos no conformes, mermas, etc.) y de Seguridad (reporte de condiciones inseguras, incidentes y accidentes). En las reuniones mensuales del Comité, se realizaba seguimiento y análisis comparativo de ambas variables. Los resultados eran publicados para que todos los empleados se enterasen de los avances y metas alcanzadas. Antes había un periódico mural para productividad y otro para seguridad, pero a raíz de este programa se integraron.

Además, convencimos al área de Gestión Humana para que incorporara el récord de actos inseguros, incidentes y accidentes como una variable clave para otorgar a los trabajadores cualquier tipo de incentivo (bonos, ascensos e incluso para elegir al trabajador del mes). También se incluyeron temas asociados a la gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo para realizar la Evaluación de Desempeño del personal y para medir el Clima Organizacional. Adicionalmente, se equipararon las horas de capacitación destinadas tanto a temas de seguridad como de productividad.

Finalmente, con ayuda del área de Marketing, se llevó a cabo una fuerte campaña, con afiches, concursos, canciones, pines, folletos, calcomanías, camisetas y otros productos de merchandising, en la que se difundió que la seguridad y la productividad son dos caras de la misma moneda, pues son complementarias.

Un año después, se obtuvo una disminución de la accidentabilidad o índice de frecuencia de 18,5%, mientras que la Siniestralidad o Índice de Severidad se redujo en 42,3%.

Abril 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.