Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

Tendencias de los sistemas de videovigilancia

Cada día es más común ver cámaras de videovigilancia instaladas en lugares donde no las veíamos habitualmente, tales como negocios pequeños, oficinas, en las calles, incluso en casas.

Se estima que en Chile se venden más de 30.000 cámaras anualmente, siendo usadas para las más diversas tareas. Entre las funciones más comunes asignadas a estos sistemas, podemos encontrar vigilancia de activos, monitoreo de procesos, prevención de riesgos, monitoreo a distancia del hogar, cuidado de personas, entre otras. Sin embargo, ya podemos encontrar cámaras en aplicaciones que antes eran impensables.

En la actualidad, si se conduce por la Alameda, principal arteria vehicular de Santiago, usando el carril del transporte público, se toma el riesgo de un parte empadronado. Lo que no todo el mundo sabe es que el trabajo de detección de automóviles particulares utilizando esta pista se hace en forma automática. Un complejo algoritmo usa las cámaras de alta definición para determinar si un auto particular está abusando de la vía exclusiva y luego puede “leer” la patente, para dejarla marcada e informarla a las autoridades. Revisemos algunos de los factores que influyen en el auge del uso de los sistemas de videovigilancia.


Los costos

En primer lugar, el costo de las cámaras y de sus accesorios, como grabadores y discos duros, está cada día más al alcance de las empresas y personas. Esto, principalmente por el efecto de la manufactura china, permitiendo el alcance de productos competitivos y de buena calidad al usuario, dando un impulso no antes visto en este mercado.


La calidad de imagen

La tecnología asociada a la calidad de imágenes ha ido en incremento en los últimos años de manera importante. Hace cinco años la calidad máxima de video era equivalente a 300.000 pixeles, mientras que hoy en día la calidad estándar es de 1.000.000 pixeles (también llamada “calidad HD”). Con más calidad en la imagen, ahora sí podemos hacer una identificación eficaz de los eventos y de las personas, permitiendo el uso de grabaciones como elementos importantes para la investigación forense de los hechos capturados.

Un ejemplo extremo del uso de la alta calidad y de sus beneficios, lo podemos ver en algunos estadios de fútbol, donde, para fortalecer la seguridad, se está reemplazando el uso de múltiples cámaras, por unas pocas de ultra alta resolución. Con solo unas cámaras de más de 25 millones de pixeles, es posible vigilar y capturar todo lo que sucede a la misma vez, mejorando enormemente la detección e identificación de hechos delictuales, incluso a distancias. Cabe señalar que una cámara de 25 millones de pixeles equivale a 25 modelos de alta resolución o a 100 de resolución estándar.


El ancho de banda

El ancho de banda disponible ha incrementado significativamente la posibilidad de transporte de imágenes y video por Internet. En la actualidad, se puede emplear cualquier smartphone para ver video en vivo de cámaras de la oficina o de la casa, y a muy buena calidad. Esta cualidad ha sido, en muchos casos, un factor de decisión importante a la hora de decidir la adquisición de sistema de video.


Complemento a las alarmas

La videoverificación de alarmas ha facilitado y mejorado enormemente el trabajo de las empresas de monitoreo que, de otra manera, se ven obligadas a incrementar costos de personal para verificar alarmas en terreno que terminan siendo falsas alarmas, incluso, en ocasiones, arriesgando multas, asociadas al envío inapropiado de Carabineros para verificar dichos eventos.


Adaptabilidad a múltiples necesidades

En la actualidad, existen muchas más opciones de equipos con diferentes características que facilitan su uso. Por ejemplo, integraciones con otros sistemas, como alarmas, controles de acceso, equipamiento de redes y plataformas de detección de rostros, que facilitan la búsqueda de eventos en muchas horas de almacenamiento. También existen cámaras desarrolladas para aplicaciones específicas, como el resguardo de cajeros automáticos, de uso submarino, para entornos explosivos, o que pueden ver en la oscuridad total.

Un uso muy interesante de los sistemas de videovigilancia, se ha dado en el retail, específicamente para el área de Marketing. Existen sistemas de análisis de conducta de clientes que emplean las imágenes de las cámaras para obtener información de comportamiento de personas en el salón de ventas. Empresas muy importantes como Best Buy en EE.UU. están empleando sistemas informáticos para determinar el impacto de sus campañas, detectando si el cliente se detiene frente a una vitrina o anuncio, determinando lo que en esa industria se denominan “pasillos calientes” y “pasillos fríos”.


El gobierno

Hace un par de años, un auge de robos a cajeros automáticos impulsó la promulgación del DS 222, que obliga a los bancos la instalación de sistemas de alarmas y de video en cada ATM del país. Se estima que más de 6.000 cajeros automáticos en todo el país están siendo asegurados con el uso de cámaras de alta definición y sensores especiales. De igual modo, el plan “Estadio Seguro” también promovió el uso de tecnologías para mejorar la seguridad de los estadios en Chile, incluyendo muchas cámaras de ultra alta definición. Asimismo, el cobro de multas a empresas de monitoreo por el envío de Carabineros a verificar falsas alarmas, intensificó el uso de estos equipos para verificar lo que sucede en el lugar, antes de enviar personal.


La integración

Ya no es suficiente tener una cámara que grabe imágenes por 15 días o más. Muchas personas reciben en sus smartphones imágenes de video de su hogar o empresa, cuando alguien ingresa sin autorización a una habitación, oficina, bodega o sala de servidores. Así también es posible tener imágenes de la detección temprana de incendios apenas este comienza, o ante la falla de un proceso de suma importancia en una industria, evitando costos innecesarios.


La potencia de los procesadores

La ley de Moore expresa que aproximadamente cada dos años se duplica la capacidad de los microprocesadores, y se ha cumplido desde su formulación en 1965. Según esta ley, las capacidades de las cámaras se irán duplicando cada dos años, lo que conlleva inmensas posibilidades de uso para estos equipos. De hecho, ya podemos encontrar en el mercado equipamiento que permite funciones como análisis de imágenes para reconocer sospechosos dentro de un recinto; detección de vehículos circulando en sentido contrario o deteniéndose en lugares no permitidos, entre otras.

Cada día veremos más cámaras a nuestro alrededor y, más luego que tarde, terminaremos utilizándolas en nuestra vida diaria y laboral, si es que no lo hacemos ya. Las aplicaciones del video aumentarán y las veremos donde antes no se encontraban, ayudándonos a hacer el trabajo más fácil y más seguro.


Artículo gentileza de Rodrigo Paredes, Representante de Ventas para Chile, Honeywell Security and Fire Chile.
Abril 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.