Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 18 de Julio de 2024         •         Dólar= $925,93         •         UF=$37.594,72         •         UTM=$65.967

Focos de riesgo en la minería actual

Luego del accidente de la Mina San José en 2010, se acentuaron las exigencias legales y fiscalizaciones a mandantes y proveedores. Si bien esta medida aportó a una baja constante de la accidentabilidad del sector, aun así surgen nuevos riesgos principalmente en la pequeña minería.

Según cifras del Sernageomin para 2015, la industria minera en Chile alcanzó una tasa de accidentabilidad histórica de 2,06 y de fatalidad en un 0,06, posicionándose como el sector productivo más seguro del país. Estos son los resultados de un trabajo constante, disciplinado y enmarcado en el “cero daño” o “visión cero” que las distintas compañías vienen aplicando desde hace más de 15 años.

Las grandes y medianas mineras no registraron fatalidad durante el año pasado, sin embargo la pequeña minería y minería artesanal registraron 5 y 11 fatalidades respectivamente. Estos hechos fueron ocasionados principalmente por caída de roca, en los procesos de extracción (tronadura) y manipulación de equipos. Estas situaciones pueden tener dos condicionantes: falta de mantención del equipo o falta de capacitación para la manipulación del equipo, lo que muchas veces refiere al estricto uso de los procedimientos de seguridad internos para realizar las tareas, necesarios para uniformar los criterios de ejecución de las mismas.

Los accidentes que involucran maquinaria en la industria minera han disminuido drásticamente en los últimos cinco años, así como los atrapamientos, caídas desde altura, golpes, etc. No obstante, los accidentes de tránsito de trabajo o de trayecto, siguen al alza y debieran ser hoy el foco de nuestra estrategia de prevención de riesgos.

Más del 40% de los accidentes con resultado de muerte ingresados a Mutual de Seguridad el año pasado, involucraron un vehículo: 61 personas eran conductores, mientras que 24, acompañantes o pasajeros. En su mayoría, se trató de choques o colisiones en vías o carreteras urbanas, realizando tareas propias del trabajo o en el trayecto entre el lugar de pernoctación y el lugar de trabajo. En este sentido, un desafío actual es cómo cuidamos a nuestros trabajadores en estos tramos, en los que no basta un procedimiento interno, sino más bien un trabajador con conducta segura, que maneje de forma responsable y tome decisiones seguras.

En este sentido, resulta fundamental el tiempo y la forma de la educación del capital humano de trabajo, en los procedimientos internos, en las normativas legales, en las competencias propias de sus tareas y en las habilidades denominadas “blandas”.

Foto: Gentileza de Codelco.

Claves para trabajar seguro con maquinarias

La Asociación Internacional de Seguridad Social (ISSA), la mayor organización internacional enfocada en la promoción de la seguridad laboral en el mundo, presenta un modelo de seguridad que pretende atacar la ocurrencia de accidentes, principalmente a través de lo que llaman “las siete reglas de oro hacia el cero accidente”. Es así como, a través de su sección dedicada a la Minería -ISSA Mining-, se han dedicado al impulso de las buenas prácticas en la que es considerada la industria más segura. Entonces, la estrategia preventiva propuesta por la “Visión Cero”, en términos generales, se enfoca en cuatro ámbitos de acción en las empresas: el lugar de trabajo, las personas, las normas y la tecnología. De esta manera, la ISSA definió sus siete reglas de oro de la siguiente manera:

1) Compromiso del liderazgo, lo que implica el rol activo de los gerentes.

2) Identificar los peligros y riesgos, a través de un trabajo sistemático.

3) Establecer objetivos para la seguridad, con una orientación a resultados.

4) Asegurar un sistema confiable, con la seguridad como factor determinante.

5) Usar tecnologías seguras y saludables.

6) Mejorar las competencias, lo que tiene que ver con la educación y capacitación.

7) Apostar por invertir en las personas, involucrando a los colaboradores de la empresa.

Al ejecutar acciones enfocadas en abordar la problemática de manera global, se podrá conseguir mejores resultados e identificar de modo más fácil situaciones de falla, permitiendo una mejora continua.


Por Macarena Herrera, Jefe de Proyectos, Gerencia Comercial Zona Norte de Mutual de Seguridad CChC.
Abril 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.