Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

Jornadas excepcionales de trabajo

Los sistemas de turnos hacen que los trabajadores y sus familias soporten una pesada carga, y sus consecuencias se dan en diferentes ámbitos. Por ello, el trabajo preventivo debe enfocarse en la salud y también en el bienestar psicológico.

Determinadas tareas de alto riesgo, como el trabajo confinado de un soldador calificado en las profundidades del mar, y de un minero a varios kilómetros del sub-suelo, experimentarán un mayor nivel de riesgo si se encuentran sometidos a sistemas de turnos o a sistemas de turnos rotativos. Dicha preocupación se torna doble, pues en muchas ocasiones se desconocen las parametrizaciones o herramientas disponibles y, sobre todo, los impactos del diseño o sistemas de turnos sobre las personas.

En Chile, un 36,6% de la fuerza laboral, sumando medianas y grandes empresas, trabajan en sistemas excepcionales de trabajo (ENCLA, 2011), particularmente en turnos de noche. Estos horarios desafían las familias, especialmente aquellas con niños. Diversos estudios comparados, sugieren que este tipo de horarios socavan la estabilidad del vínculo matrimonial, aumentan la cantidad de tareas domésticas que resolver, reducen la cohesión familiar y requieren servicios de salas cuna (guarderías) más elaborados.

Por ejemplo, algunos investigadores, como Baez & Galdames (2005), han encontrado que los “trabajadores de jornada excepcional tienen en promedio valores más altos en conflicto de rol familiar–laboral que los trabajadores de jornada ordinaria, y en segundo lugar, que estos dos grupos se diferenciarían principalmente sobre otras variables psicosociales tales como implicancia laboral, bienestar psicológico y satisfacción familiar”.


Ritmos actuales

La familia “típica” donde el padre trabaja fuera de casa y la madre es ama de casa -ambos a tiempo completo- se ha convertido cada vez más en una excepción.

Con las madres más ocupadas -casadas o solteras-, producto de los diversos horarios de trabajo, el ritmo de la vida familiar está cambiando para miles de chilenos.

Es importante debatir como sociedad si los empleadores y los gobiernos pueden contribuir en alguna medida a aliviar las tensiones sociales y físicas que experimenta el núcleo de la sociedad. Por otra parte, la fuerza de trabajo debe ser consciente de los riesgos de las jornadas excepcionales de trabajo, de forma que puedan tomar decisiones más informadas antes de aceptar un contrato, asumiendo, por supuesto, que tienen una verdadera opción de elegir.

Respecto del trabajo en turnos y nocturno, se ha encontrado evidencia de diversos efectos físicos como:

Modificación de las curvas de temperatura, frecuencia cardíaca, excreción renal y secreción endocrina.

Hipertensión y enfermedad coronaria.

Síndrome de estrés e incluso estrés crónico.

Síntoma de fatiga crónica (disminución del rendimiento laboral y personal).

Dolores de cabeza y dolores con localización variables.

Trastornos y alteraciones del sueño en ritmos de trabajo anormales, forzados o tardíos (insomnio, olvido y errores).

Nerviosismo e irritabilidad.

Trastornos digestivos-úlceras gástricas por cambio de los horarios de las comidas y/o de su número, comidas frías, abuso del café, y falta de vegetales y frutas.

Incremento en el consumo de las drogas sociales (café, tabaco, alcohol, psicofármacos) que alteran las fases del sueño sin mejorar su calidad.

Posibilidades de aumento de peso, derivado de los hábitos alimentarios (cantidad y calidad).

Reducción de la capacidad inmunológica general.

Actuación negativa sobre la esperanza de vida, debido a un envejecimiento prematuro.

Expertos de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) estiman que cada 15 años de trabajo nocturno, la persona sufre un envejecimiento de unos cinco años adicionales.

Efecto potenciador de otras agresiones (ruido, ambiente tóxico, trabajo físico, temperaturas, humo, etc.), determinando una morbilidad elevada y una mortalidad precoz; además de numerosos impactos psicosociales, principalmente orientados a la vida familiar y social.

De acuerdo a los datos proporcionados por la Unidad de Seguridad y Salud Laboral de la Dirección del Trabajo a nivel central, existirían 342 empresas con jornadas excepcionales de trabajo. En Chile, existen numerosas empresas que, dada la naturaleza de algunos sectores industriales, tienen diversos sistemas de jornadas excepcionales de trabajo o de turnos. Por ello, es importante que las familias desarrollen estrategias de mitigación, respecto de los impactos que pueden generar estas jornadas.

En tal sentido, es necesario tener presente la existencia de los beneficios asociados. Por ejemplo, con frecuencia, en los turnos de noche, la carga de trabajo puede ser menor; hay mayor autonomía y flexibilidad para realizar tareas domésticas livianas durante los descansos; las personas pueden asistir a controles médicos o realizar trámites; los padres pueden ir a retirar a los niños del colegio algunos días, entre otros.

Por estas razones, es conveniente que las empresas y sus líderes, tomen en consideración realizar una evaluación de riesgos del sistema de turno o jornada excepcional de trabajo, siguiendo las recomendaciones de la Guía Técnica para la Evaluación del Trabajo Pesado (2010), publicada por la Superintendencia de Pensiones y el Ministerio del Trabajo y Previsión Social, incorporando otras evaluaciones psicosociales, médicas y de salud en el trabajo, de modo de tener una mirada integral del problema y tomar las decisiones pertinentes basadas en la evidencia.


Artículo gentileza de:

Andrés Lucero Leiva. Magíster en Ciencias Políticas Integradas, Maestría en Psicología Industrial y Gestión de Recursos Humanos.

Loreto Vera González. Licenciada en Ciencias Jurídicas y Sociales. Experiencia en Derecho del Trabajo.

Sergio Pérez Montoya. © Magíster en Salud Pública con Profundización en Salud Ocupacional. Escuela de Salud Pública, Facultad de Medicina, Universidad de Chile.
Agosto 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.