Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 18 de Julio de 2024         •         Dólar= $925,93         •         UF=$37.594,72         •         UTM=$65.967

Qué tan seguros son los buses de dos pisos
Por Álvaro Miranda Delgado, Director Escuela de Transporte y Tránsito UTEM. armiranda75@gmail.com
Los buses de dos pisos se han hecho comunes en el transporte interurbano, generando cierta controversia en cuanto a su seguridad, pues presentarían una mayor posibilidad de volcamiento.
Álvaro Miranda Delgado.

Desde hace 30 años, los buses de dos pisos se vienen incorporando a los servicios de transporte interurbano en Chile, siendo hoy parte del panorama habitual de nuestras carreteras. Las razones que han llevado al sector a utilizar estos buses son básicamente económicas, ya que les permiten transportar una mayor cantidad de pasajeros en un mismo vehículo, permitiendo mantener constante una buena parte de los costos de operación (respecto de un bus convencional). Por ejemplo, un bus convencional puede transportar como máximo 44 pasajeros, en tanto que uno de dos pisos puede llegar a las 60 personas. Por ello y ante la legalidad de estos buses, las empresas los han adquirido en grandes cantidades y hoy son parte fundamental de sus flotas.

Sin embargo, muchas voces critican actualmente este tipo de vehículos, debido a que serían más inseguros que los buses normales. Por su estructura de mayor altura, su centro de gravedad también se sitúa más arriba, haciéndolos más inestables, reduciendo la dificultad para volcarse en caso de accidente.

La altura de un bus convencional oscila entre los 3,5 a 3,8 m, mientras que uno de dos pisos llega habitualmente a 4,1 m. Esta sobrealtura implica un efecto físico que eleva el centro de gravedad del vehículo, es decir, el punto medio en torno a donde tiende a volcarse es más alto. Además, entre 70% y 80% de los pasajeros transportados viajan en el segundo piso, lo que contribuye aún más a facilitar el volcamiento del bus, pues el mayor peso en la parte superior ayuda a este fenómeno.

Otro problema es el peso total de estos buses. En nuestro país, la normativa vigente limita el peso máximo por vehículo y también para cada eje que posea el bus. Un bus de dos pisos posee un eje simple en su parte delantera y un eje doble en su parte trasera, totalizando un máximo de 23 ton a transportar (el eje delantero puede soportar 7 ton y los ejes traseros 16 ton). Por lo tanto, a capacidad completa (incluyendo el equipaje), el peso total se acerca mucho al límite establecido en nuestra legislación. Por este motivo, el segundo piso de estos buses se construye de un material más ligero que el resto del vehículo, reduciendo su peso y compatibilizando una mayor capacidad de transporte con la normativa.

Estas condiciones han sido tratadas por los fabricantes y se han mejorado con el paso del tiempo. Por ejemplo, en Brasil, los buses de dos pisos fabricados en dicho país se someten a pruebas de inclinación, exigiéndose que soporten una inclinación lateral de 28° sin volcarse. Esta medida entrega una evidencia de seguridad para estos vehículos, pero no todos los buses se someten a estas u otras pruebas. En la actualidad, los buses tienen diversos orígenes y no todos realizan cabalmente este tipo de pruebas (o por lo menos no se conocen formalmente).


¿Qué pasa en otros países?

La experiencia internacional en esta materia es variada. En Australia, por ejemplo, se determinó en la década de los ‘80 la prohibición del uso de buses de dos pisos para viajes interurbanos, debido a las condiciones de inseguridad que estos presentaban, restricción que rige hasta el día de hoy.

En Europa, hay otro antecedente importante: la norma ECE-R66, que establece las condiciones de seguridad de construcción ante el volcamiento de los buses. Ante esta norma, los buses de dos pisos no cumplen dichos parámetros, pues de hacerlo los materiales y forma de construcción de la carrocería superior implicarían un peso máximo que lo dejaría fuera de los límites impuestos en el país (o transportando tan pocos pasajeros que sería irrentable).

No obstante, hay otros países en donde se permite el uso de buses de dos pisos, pero un análisis preliminar entrega como conclusión que esta situación pareciera darse con mayor frecuencia en países no desarrollados económicamente, aunque hay excepciones.

En este sentido, y si bien es cierto se han mejorado los estándares de construcción de los buses de dos pisos, siguen habiendo importantes aristas de inseguridad. Chile permite su ingreso y utilización, pero no pone condiciones especiales a cumplir respecto de un bus convencional. Por ejemplo, se les permite circular a la misma velocidad que un bus normal, lo que claramente no es aconsejable.

Como sociedad, debemos tomar una decisión en torno a normar su entrada y circulación, exigiendo pruebas y condiciones de construcción y/o limitar su velocidad máxima en carreteras o tramos especialmente complejos, como por ejemplo, zonas de curvas. Seguir con la misma ambigüedad y permisividad es una muy mala decisión, pues hay vidas de personas en juego y, con ello, no se puede especular.


Caso de Australia

En la década de los ‘80 Australia resolvió que estos buses eran peligrosos ya que su centro de gravedad está más arriba que el de un bus “normal”, por lo que ante maniobras bruscas tienen un riesgo de volcamiento mayor. Por otra parte, también se comprobó que el segundo piso de los buses suele contar con una carrocería muy débil, que ante un accidente pone en serio riesgo la vida de los pasajeros. Australia ha sido inspiradora de la norma R66 de la Unión Europea, que junto con prohibir -salvo en casos muy excepcionaleseste tipo de buses, obliga a que los autorizados con fines turísticos cuenten con un potente armazón de seguridad para proteger a los pasajeros, añadiendo de paso mayor peso al vehículo, disminuyendo el riesgo de volcamiento.
Julio 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
Tomás David Ejecutivos Kova (30/07/2019)

Que un chofer sea profesional no significa que debe exceder la velocidad, a lo contrario, un profesional debe saber que un doble piso no esta apto para ser cunducido con cualquier vehículo partícular (automovil), pues si estos buses tienen sus normativas se deben cumplir, están echo para cómodidad, lo cual significa que son de viajes largos por debajo de 85 km/h entre 80 y 70 km/h máximo mientras más baja sea la velocidad, la posibilidad de seguridad de estos buses es mas elevada, sabiendo que en cada curva independientemente los grados que tenga, se debe disminuir aún más, así tanto los pasajeros como la misma empresa se sentirían más seguros y así podría evitarse riesgos y accidentes, se sabe que la mayoría de los accidentes es por exceso de velocidad y por esta acción provoca que el chofer empiece a maniobrar y empieza el problema.

carlos carlos y familia (29/07/2019)

Que un bus de dos pisos o cualquier automovil cumpla con alguna o todas las normas de construccion europeas no significa que sean aptos para circular full pasajeros y a 100 k/h o mas en "nuestras carreteras" que sin duda no cumplen con los standard de las carreteres europeas. En muchos paises europeos se permite su circulacion inter-urbana con pasajeros, pero se ha restringido su velocidad de circulacion en carretera. En chile esos buses de 2 pisos es un MUY BUEN negocio para las empresas de transporte de pasajeros pero la autoridad debe restringir su velocidad a 80 o 90 k/h maximo y debe controlarse muy bien el peso por eje que transportan.
he circulado tras esos buses muchas veces y es increible como en las curvas se balancean a 100 k/h y a veces a mas velocidad, en las rectas son una maravilla seguramente, pero estoy seguro que la mayoria de los accidentes de esos buses han ocurrido en curvas.

Vicko Zlosilo Modasa (13/04/2016)

Lo que indica falta a la verdad, la empresa que represento fabrica buses de 2 pisos y estos cuentan con la R66.

Gilfredo Moya Alday REDHAZMAT LTDA: (14/08/2015)

Hace poco un accidente con un bus de dos pisos en la ruta B5 en la rotonda de la B400 cerca de Antofagasta que le costo la vida a tres pasajeros que murieron aplastados por que el bus a exceso de velocidad perdió el control al entrar a una curva , un constante balanceo cuando andan a exceso de velocidad, se debe restringir la velocidad y capacitar a los conductores, aumentando el valor de las multas para aquellos que las rompen, además los pasajeros debemos ser más estrictos y reclamar más cunado estos conductores no respetan las velocidades, ya es importante es llegar vivos y no rápido.

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.