Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 18 de Julio de 2024         •         Dólar= $925,93         •         UF=$37.594,72         •         UTM=$65.967

Sistemas de alarma para ocupantes
Por Sergio Albornoz Godoy, Jefe Desarrollo Técnico, Academia Nacional de Bomberos de Chile.
Cuando se enfrenta un incendio, las alarmas cumplen una función vital al avisar a los ocupantes del inmueble que busquen los lugares de resguardo. Sin embargo, este elemento básico en la prevención está muchas veces ausente o falla.
Sergio Albornoz Godoy.

Cuando se produce una emergencia de incendio en una edificación, independientemente del tipo de rubro u ocupación, el tiempo pasa a ser fundamental, pues los productos de la combustión (humo y gases tóxicos calientes) empiezan a llenar rápidamente los espacios, pudiendo impedir la salida hacia un lugar seguro de los ocupantes que no han presenciado el inicio del fuego. Este factor (alarma tardía), ha producido miles de víctimas en incendios a través de la historia, pero sigue, en pleno siglo XXI, siendo escasamente tratado por las legislaciones de muchos países, entre los que lamentablemente se encuentra Chile.

Solo aparece una mención en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones en el Titulo IV, De la Arquitectura, Capítulo 3, De las Condiciones de Seguridad Contra Incendios, artículo 4.3.8, donde se menciona que: “En todo edificio de 5 o más pisos de altura cuya carga de ocupación sea superior a 200 personas, se deberá instalar un sistema automático que permita detectar oportunamente cualquier principio de incendio y un sistema de alarma que permita, en caso de emergencia, alertar a los usuarios en forma progresiva y zonificada según convenga”.

Esto, sin lugar a dudas es insuficiente, pues deja a miles de edificaciones de menos de 5 pisos sin esta obligación. Además, tampoco menciona cómo realizar esto de manera eficiente, vale decir, un sistema que le avise a los ocupantes lo más temprano posible de la ocurrencia de un incendio para poder evacuar el lugar hacia donde no sean afectados por el humo y los gases.


Requisitos de una alarma

Un reciente artículo de Wayne D. Moore, Licenciado en Ingeniería contra Incendios, publicado en el NFPA Journal Latinoamericano, expone los requerimientos de los códigos NFPA 101, Código de Seguridad Humana, el Columna que exige notificación de alarma de incendio en una ubicación constantemente atendida dentro del edificio. Esto significa que siempre habrá una persona que, recibida la alarma, pueda activar los sistemas de aviso, los que pueden ser grabados o transmitidos por parlantes, de acuerdo al código NFPA 72, Código Nacional de Alarmas de Incendio.

Estos sistemas de notificación denominados EVACS deben contar con un suministro de energía secundario aprobado que garantice que siga funcionando cuando se corte la energía eléctrica de suministro normal y cuando el incendio avance por el interior de la edificación.

Las últimas modificaciones a estos sistemas le agregan requisitos de inteligibilidad, vale decir, que puedan ser entendidos por los ocupantes durante una evacuación, situación que genera mucho ruido y confusión en las personas. Asimismo, amplía su uso para otro tipo de notificaciones, como ubicación de personas, pero el sistema de alarma y notificación en caso de un incendio debe prevalecer en caso de ser necesario.

Cualquier edificación en nuestro país que privilegie la vida de las personas en caso de incendio, debería instalar un sistema de detección y notificación basado en las normas NFPA 101 y 72, pues sus redacciones garantizan que los ocupantes sean avisados en forma temprana y puedan ponerse a salvo antes de que los productos de la combustión les impida salir. Estos sistemas pueden ser instalados hoy en día por varias empresas nacionales que trabajan con estos estándares.

No podemos dejar de mencionar que su mantenimiento es tan importante como la instalación. Si estos sistemas no son mantenidos en forma periódica por una empresa especializada (muchas veces los mismos instaladores dan el mantenimiento) dejan de funcionar en forma correcta en un tiempo determinado, transformándose en una trampa mortal, pues los ocupantes creen que están protegidos y el sistema dejó de funcionar hace tiempo.

Cualquier otro tipo de sistema de alarma, sin importar la marca o país de procedencia, si no cumple con estos principios, no garantiza que sus ocupantes puedan ser alertados a tiempo y salgan de manera organizada a zonas de seguridad donde no vean amenazada su vida.

Es tiempo de usar sistemas de protección contra incendios serios y respaldados por normas y que se mantengan en el tiempo. Hay que dejar de improvisar y realizar malas copias de sistemas, que pueden significar la muerte para un usuario el día de mañana.

Julio 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.