Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 18 de Julio de 2024         •         Dólar= $925,93         •         UF=$37.594,72         •         UTM=$65.967

ACCIDENTES EN EL TRABAJO
La importancia de cuidar nuestras manos
Por Fabiola Noman, IP CFT Santo Tomás, San Joaquín.
¿Sabía Ud. que la mano tiene 27 huesos? Esta compleja estructura está presente para ayudarnos en la mayoría de las tareas laborales, y de la misma forma está expuesta a accidentes.

Según cifras de 2013, del total de los accidentes laborales que se presentaron, entre el 25% y 27% correspondieron a lesiones que afectaron a las manos, y en alrededor de unos 320 casos se debió realizar la amputación de una de ellas.

Cada vez que un trabajador empuña, apalanca, empuja, transporta elementos, acciona interruptores, hace movimientos de corte, coloca o saca pernos y tornillos, está exponiendo sus manos. Por esto, es fundamental que toda empresa cuente con un listado de procesos productivos en donde nuestras extremidades participan y el peligro que corren, ya que un accidente puede estar presente desde la sutileza de la preparación de un plato de comida hasta la conducción de un imponente buque.

Podemos clasificar los accidentes en las manos en un listado de lesiones que van desde atrapamiento, cortes, quemaduras y fracturas hasta amputaciones, siendo esto último lo más grave que pudiera pasarle a un trabajador. Perder una de nuestras extremidades nos deja incapacitados para realizas cosas tan simples y cotidianas como vestirnos. Perderíamos, por ejemplo, la sensibilidad, ya que nuestras manos tienen receptores que nos hacen sentir al tacto la temperatura de un objeto.


Magnitud de las consecuencias

Hay que considerar que si una de nuestras manos quedara dañada luego de un accidente, es muy probable que no contáramos con la fuerza para afirmar, empujar y manipular cualquier elemento, lo que afectaría el trabajo. Además, la reducción de la movilidad puede llegar a ser importante si se presentan daños en los tendones o músculos, pudiendo causar mucho dolor.

Cabe tener en cuenta que, luego de un accidente que dañe una de nuestras extremidades, la recuperación puede tardar; es probable que la persona lesionada deba asistir a diversas atenciones médicas, sesiones de kinesiología, para volver a recuperar la movilidad en la mano afectada.

Y no podemos dejar de lado la segregación laboral que pueden sufrir los afectados a la hora de reintegrarse a sus labores y, más aún, al cambiarse de trabajo.


Medidas Preventivas

Es fundamental que, en cualquier faena, el trabajador esté capacitado en la labor que realizará. Además, para prevenir accidentes que puedan afectar las extremidades, se debe considerar:

No usar anillos, pulseras o reloj cuando se trabaja, pues pueden engancharse.

No siempre se debe usar guantes en las labores encomendadas, por lo que en la información obligatoria de informar los riesgos a los cuales estará expuesto, debe estar claramente definido si se deben usar guantes para llevar a cabo la actividad, o utilizar una máquina o equipo.

Los guantes mal utilizados (grandes, sueltos) pueden ocasionar un accidente grave.

No manipular equipos o máquinas enchufadas a la energía eléctrica.

No sacar o alterar los dispositivos de seguridad de las máquinas o equipos.

Cada guante es específico para cada tarea o actividad a desempeñar. Por lo tanto, los EPP deben ser definidos especialmente para cada actividad.

Al igual que el calzado, los guantes se deben adquirir por talla, siendo la 6 la más pequeña y la 12 la más grande.

Se deberá usar la mesa y tabla para cortar alimentos, carnes y verduras en restaurants o casinos industriales. Jamás se deben cortar alimentos afirmándolos en las manos.

No introducir dedos, manos o brazos dentro de máquinas procesadoras de carne o máquinas procesadoras de fiambres.

Nunca tocar partes móviles (engranajes, taladros, motores, etc.).

No detenga las máquinas usando sus manos.

No debe ejercer fuerza física sobre las herramientas; esto las atasca y al liberase, pueden atrapar las manos.

No introducir los dedos en cañerías o ductos.

No tocar piezas, partes o equipos que estén en movimiento.

Jamás use el corta cartón para cortar o pelar conductores eléctricos.

Use las herramientas adecuadas para cada trabajo.

Jamás subestimar el riesgo.

El autocuidado es fundamental para evitar accidentes. Usted es el mejor prevencionista: cuide su vida y su integridad.


Fabiola Noman es Jefa de Carrera de Prevención de Riesgos IP CFT Santo Tomás, San Joaquín.
Julio 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
Consuelo Geister Texpro Ltda. (15/07/2015)

Que importante es este artículo ya que muchas veces no tenemos consciente todo lo que hacemos con nuestros manos a no ser que nos accidentemos y no podamos hacer uso de alguna de ellas. Recién ahí nos damos cuenta de la importancia que tiene la mano en su totalidad y la función que tiene cada uno de nuestros dedos. Que buen artículos, muy claro, preciso y necesario.

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.