Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

Lesiones de hombro en el ambiente laboral
Por Dr. Pablo Vargas, Traumatólogo Clínica MEDS, especialista en hombro.
El hombro es la articulación más móvil del cuerpo humano, y es, además, la encargada de ubicar la extremidad y especialmente la mano, en el espacio, para de esta forma desarrollar las distintas labores.
Dr. Pablo Vargas.

Una compleja anatomía es la del hombro, compuesta de estructuras óseas (húmero, escápula y clavícula), tendones y sus músculos (manguito rotador, deltoides y bíceps) y ligamentos. Estas deben permanecer en perfecto equilibrio para permitir el desarrollo de variadas funciones en la vida de una persona.

Sin embargo, estas características excepcionales tienen su costo y, de perderse el equilibrio, pueden causar dolor y/o impotencia funcional.

En la actualidad el dolor de hombro es la tercera causa de consulta músculo-esquelética y la medicina laboral no escapa a esta realidad. El dolor de hombro se puede prolongar hasta por más de un año en aproximadamente la mitad de los casos, causando incapacidades transitorias y permanentes con los consecuentes costos personales y socio-económicos. La identificación de personas de riesgo y la realización de un diagnóstico precoz son fundamentales para evitar el agravamiento de la lesión y el secundario ausentismo laboral.


Factores de riesgo

En el contexto laboral, las patologías de hombro tienen los mismos factores predisponentes que otras lesiones por sobrecarga o traumas a repetición. Esto es, mantener posiciones inadecuadas por largos períodos de tiempo, realizar esfuerzos importantes repetitivos y la utilización de herramientas pesadas y/o que vibren.

A ello se suman largas jornadas de trabajo, duración exagerada de turnos e insuficientes períodos de descanso. Sin embargo, son de especial riesgo los trabajadores que realizan fuerzas o actividades repetitivas sobre el nivel de los hombros y con los codos elevados (pintores, electricistas, mecánicos, trabajadores de la construcción y aseo, entre otros).

Son también de riesgo trabajadores que deben mantener posturas forzadas e inadecuadas por largos períodos, produciendo estrés y sobrecarga de las distintas estructuras. En esta categoría podemos encontrar a cirujanos, peluqueros, agricultores, albañiles y cajeros.


Patologías y síntomas

Excluyendo lesiones secundarias a accidentes en el lugar de trabajo, el espectro lesional va desde contracturas musculares, inflamación de los tendones o tendinitis, procesos de desgaste tendíneo o tendinosis, inflamación de bursas, hasta rotura de los tendones del manguito rotador. El dolor es el principal síntoma y puede abarcar hombro, brazo, escápula y región de la base del cuello. Otra forma de presentación de estos problemas es la fatigabilidad fácil y, en casos más severos, la impotencia funcional.


Prevención

Siempre será mejor prevenir que tratar. Para esto debemos aplicar todos los conceptos entregados por la Ergonomía, identificando las labores de riesgos y haciendo especial hincapié en una adecuada organización de la jornada y turnos de trabajo, así como en la adecuada capacidad del trabajador para realizar la labor asignada.

También es relevante optimizar los puestos de trabajo, evitar posturas anómalas y planificar adecuados períodos de descanso, tratando de evitar trabajos repetitivos y pesados. De fallar estas medidas de prevención, se debe educar a los trabajadores acerca de qué hacer ante la aparición de los primeros síntomas, promoviendo la consulta precoz.


Tratamiento

Si las terapias preventivas fallan, en los cuadros iniciales sin dolor constante y con alivio de las molestias al dejar de realizar la actividad, el tratamiento se centra en el reposo, educación, cambios de actividad y/o de puesto de trabajo, ejercicios y elongaciones. En caso de persistir, se requiere una evaluación médica, para obtener un diagnóstico definitivo, e indicándose el tratamiento a seguir.


Recomendaciones generales

Existe un gran número de personas que presenta problemas sin realizar trabajos con esfuerzos repetitivos ni con los codos elevados. Todos somos susceptibles de presentar alguna de estas patologías y, por lo tanto, presentar síntomas referidos al hombro. Además, dichas patologías se pueden explicar también por el desgaste natural de esta articulación.

El hombro es fuente habitual de problemas en el ambiente laboral, y requiere de toda nuestra atención y cuidado. Siempre será mejor prevenir que tratar, y si nos preocupamos de aplicar los conceptos entregados por la ergonomía, minimizaremos los riesgos, con la consecuente disminución de costos personales y económicos.


Conductas que pueden evitar la aparición de molestias alrededor de los hombros:

Apoye bien la espalda al sentarse.

Coloque teclados, pantallas y monitores frente a usted.

Ajuste la posición de teclados y mouse, de tal manera de mantener los codos a un ángulo de 90º.

Tras períodos largos de trabajo, cambie de posición y haga ejercicios suaves por algunos minutos.

No haga grandes esfuerzos sobre el nivel de los hombros, y dentro de lo posible use plataformas para tomar objetos sobre este nivel.

Evite levantar peso con codo completamente extendido.

Mantenga buen estado físico y descanse en forma adecuada.

Mayo 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.