Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

Buenas prácticas en trabajos con moldajes en construcción
Por Patrick Sepúlveda, Jefe de Carrera Ingeniería en Prevención de Riesgos, Universidad del Pacífico.
Existen muchas alternativas en moldajes para construcción y, de acuerdo a su uso, material de fabricación y forma de trabajarlo, dependerán las distintas medidas de prevención para un trabajo exitoso y seguro.
Patrick Sepúlveda.

Las medidas de seguridad para el trabajo con moldajes son dispuestas muchas veces por la especificación de cada proveedor, basado en las normas del país de origen de los equipos, ya que actualmente no existe reglamentación chilena en esta materia. Dado que la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones no reglamenta los moldajes, es importante conocer cuáles son aquellas buenas prácticas de seguridad que deben tenerse en cuenta para este tipo de trabajos.


¿Qué se entiende por buenas prácticas?

Complementando lo que señala la Jefa del Departamento de Riesgos Psicosociales de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), Daniela Campos, las buenas prácticas se refieren a comportamientos y conductas esenciales para la seguridad laboral, que comienzan con el reconocimiento de las buenas acciones en todos los trabajadores de una empresa u obra, para así potenciarlas y reafirmar aquellas buenas conductas.

Concretamente, podemos entender como buenas prácticas acciones como fortalecer los buenos liderazgos, respetar a los trabajadores, escuchar activamente, realizar retroalimentación y refuerzo positivo, entre otras, que tienen como foco a las personas, las que no son un material más dentro de la construcción.


Actividad riesgosa

También es importante señalar qué es un moldaje, para identificar sus usos y materiales, y así determinar algunas claves para un trabajo seguro. Según precisa la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), un sistema de moldaje es un conjunto de elementos dispuestos de forma tal, que cumple con la función de moldear el hormigón fresco a la forma y tamaño especificado, controlando su posición y alineamiento dentro de las tolerancias exigidas. Es una estructura temporal que soporta la carga propia del hormigón fresco y de las sobrecargas de personas, equipos y otros elementos que se especifiquen. En el caso de las losas, se usan los envigados de aluminio o de madera, sobre los cuales se instalan placas de terciado con recubrimiento fenólico. Las vigas pueden estar apoyadas en alzaprimas o mesas.

El proceso de trabajar con moldajes tiene sus etapas claramente diferenciadas (etapa previa, montaje, trabajo sobre el moldaje, descimbre, limpieza y aplicación de desmoldante) y en cada una de ellas se debería encontrar el procedimiento de trabajo seguro claramente identificado, teniendo en cuenta, además, que las principales causas de accidentes al trabajar con moldajes son caídas, golpes por caída de objetos, sobreesfuerzos, contactos eléctricos o aplastamientos por cargas suspendidas, relacionados con la aplicación de desmoldante.

A fin de cuentas, el aspecto universal para cada etapa de moldaje es que en todas se pueden utilizar buenas prácticas. En primer lugar, el prevencionista debe tener conocimiento del proceso completo de trabajo, además de una comunicación directa con el encargado, para que así ambos complementen el trabajo de manera ordenada, pensando en la producción y la seguridad de los trabajadores, maquinarias y medioambiente.

En este sentido, el reconocimiento de los esfuerzos de los trabajadores en materia de prevención de accidentes es, quizás, una de las mejores maneras que existen para reforzar las conductas seguras. Asimismo, jamás se debe olvidar que, tan importante como las buenas prácticas, es cumplir con normas básicas en seguridad, entre las que podemos enumerar:

Antes de utilizar el arnés de seguridad, verificar que esté en buenas condiciones.

Siempre anclar la línea de vida.

Verificar que las alzaprimas se encuentren en buenas condiciones y utilizar los seguros originales y no alternativos (como pernos o clavos, entre otros).

Seguir siempre las instrucciones. br>
No generar actitudes ni condiciones inseguras.

Inspeccionar el área de trabajo, verificando que no existan cables energizados en las cercanías y donde sea factible contacto eléctrico, ya sea en forma directa o indirecta.

Siempre utilizar Equipo de Protección Personal en buenas condiciones y acorde con el trabajo a realizar.

Asimismo, es importante considerar la relación con los trabajadores, ya que el buen trato genera un ambiente reforzador que involucra más a los colaboradores, aumenta su rapidez de respuesta ante eventos nuevos y expande el repertorio de conductas que están dirigidas a una meta en particular. Los métodos reforzadores tienen efectos secundarios positivos, mejorando el desempeño de la organización en general; se orientan las conductas hacia metas, se responde más rápido al ambiente, aumenta el compromiso de los trabajadores con la organización y se generan conductas que van más allá del mínimo necesario.

Abril 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.