Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 18 de Julio de 2024         •         Dólar= $925,93         •         UF=$37.594,72         •         UTM=$65.967

VENTILACIÓN INDUSTRIAL
Contra los peligros respirables

Una situación que afecta a todas las personas en un espacio de trabajo determinado es el aire respirable. En estos ambientes, diversos riesgos se hacen presentes cuando las condiciones de ventilación no son lo suficientemente adecuadas.

La ventilación de los ambientes laborales es un tema que reviste cierta complejidad. Diversos factores pueden influir en que el aire respirable no sea el óptimo, lo que interferiría en un correcto funcionamiento del cuerpo humano a causa de enfermedades y exposición de temperaturas inadecuadas. Cabe recordar que el sistema respiratorio humano posee una superficie de intercambio gaseoso de una magnitud de 80m², haciéndolo especialmente susceptible a contaminantes suspendidos en el aire.

Entre esa larga lista de factores, podemos encontrar una exposición prolongada a altos niveles de calor, humedad y sustancias químicas, entre otros elementos, los que pueden traer graves consecuencias. Las emisiones de las personas y las originadas por sus actividades, se pueden acumular generando ambientes húmedos y con malos olores; estos pueden provocar dolores de cabeza, somnolencia y otros síntomas que, junto con afectar al trabajador, impactan sobre la calidad y productividad del trabajo realizado.

Juan Carlos Lizama, Ingeniero Civil Químico, de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), destaca como el principal efecto “una posible sobreexposición a agentes químicos y calor que se pudieran generar en los respectivos procesos, los que pueden conducir a intoxicaciones agudas y/o crónicas que afecten la salud de las personas”.

De acuerdo al profesional, en los ambientes de trabajo, dependiendo del tipo de proceso que se realiza, se pueden generar agentes químicos en forma de gases, vapores, polvo, humos o aerosoles, cuyos niveles determinan la calidad higiénica del aire. La relación de la ventilación con esta calidad higiénica y condición térmica es directa, obteniéndose niveles deficientes cuando la ventilación es reducida y mejores niveles cuando la ventilación es mayor. La minería y sectores industriales son, de acuerdo a Lizama, donde se presenta la mayor cantidad de casos de efectos en la salud por exposición a agentes químicos, entre los que destacan sílice libre cristalizado, arsénico, solventes orgánicos y metales. Sin embargo, también existen casos en el sector salud por exposición a formaldehido, así como en otras actividades laborales por exposición a polvo de harina, madera y otros agentes.


¿Qué dice la normativa?

Para ventilación, se dispone del DS 594/1999, recientemente modificado, cuyo Párrafo I “De la Ventilación”, establece en primer lugar como objetivo de estos sistemas el mantener ambientes “confortables y que no causen molestias o perjudiquen la salud del trabajador” (Art. 32º), precisando luego en los siguientes artículos, condiciones específicas de ventilación general y localizada (captación en los focos de emisión), cumplimiento de concentraciones máximas para los lugares de trabajo (límites permisibles) de agentes químicos, así como otras condiciones de caudal y circulación del aire. Respecto a lo anterior, Lizama considera que “con esta información, un profesional con competencias técnicas en este ámbito, puede definir razonablemente los requerimientos de ventilación para cumplir el objetivo señalado”.

Disminuyendo el riesgo

El experto de la ACHS recomienda que, junto con considerar medidas de control tendientes a eliminar la emisión de agentes químicos, se deben considerar medidas de ventilación localizada y/o general, evitando así que se superen los límites permisibles recomendados para proteger la salud de los trabajadores.

A nivel de procesos, según menciona Lizama, la tecnología ha mejorado notablemente los aspectos de automatización de tareas, siendo otro apoyo en la prevención; básicamente, los focos de emisión se alejan del trabajador, o se encuentran en un estado de aislación (encerramiento), haciendo más efectivos los sistemas de ventilación requeridos. Respecto a equipos de ventilación, también se observa un importante desarrollo de captaciones, sistemas de ductos, filtros y otros elementos, logrando mejores eficacias en el control y dando mayores alternativas al diseñador. El desarrollo tecnológico tenderá naturalmente hacia mejores procesos, evitando o minimizando la exposición de los trabajadores a las emisiones generadas. Sin embargo, de acuerdo al profesional de la ACHS, es importante señalar que en el país existen muchos puestos de trabajo que se caracterizan por no contar con sistemas de ventilación, siendo necesaria su incorporación para evitar la sobreexposición de los trabajadores.

Además, Lizama hace hincapié en que los profesionales que trabajan en higiene industrial adquieran competencias en esta materia, de modo de tomar en cuenta en sus estudios de reconocimiento, evaluación y control los fundamentos de ventilación industrial para así interpretar adecuadamente resultados de muestreos de agentes químicos y evaluaciones de calidad térmica de ambientes, y considerar adecuadamente las medidas de control requeridas para garantizar el bienestar de los operarios.

Abril 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.