Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

La pequeña minería
y el desafío de la seguridad de sus operaciones

En muchas faenas de la pequeña minería, se encuentran altos niveles de riesgos a la Seguridad y Salud de las personas, siendo el segmento artesanal el más precario en esta materia.
Por Francisco Ciaffaroni Morales.

La pequeña minería está compuesta por faenas cuya dotación es inferior a 80 trabajadores y posee una cantidad menor a 200.000 horas hombre trabajadas al año. Estos datos, nos permiten caracterizar el tipo de estructura que poseen estas organizaciones, donde la regla general es un bajo nivel de complejidad administrativa y alto nivel de concentración en la labor extractiva. Para efectos del análisis, podemos subdividir este sector en dos segmentos: el de la pequeña minería con estructura empresarial y el denominado “artesanal”. Desde ya, podemos anticipar que este último es el más precario en materia de seguridad. Si consideramos la participación en el total de la producción nacional de cobre, su aporte es bajo con un 1,6% (2012), pero tiene un impacto significativo en el empleo, contabilizando un total de 7.950 trabajadores en minería del cobre y oro, lo que representa un 11,2% de personas ocupadas en la actividad minera, según datos de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco 2013).

Debido a la baja complejidad de su organización administrativa, es muy raro encontrar faenas de la pequeña minería con altos niveles de estandarización, lo que significa que no cuentan con sistemas de Gestión de Calidad, Medio Ambiente o Seguridad y Salud en el Trabajo. Esto se suma al hecho que aquellas faenas con menos de 100 trabajadores no se les exige un Experto en Prevención de Riesgos de ninguna de las categorías establecidas por Sernageomin, a menos que este servicio lo indique específicamente.

Esta situación es clave, debido a que un profesional de Prevención de Riesgos provee la estructura de seguridad necesaria a través de un plan que contiene las estrategias para el control de los incidentes, bajo la observancia del DS 132 (Reglamento de Seguridad Minera), que entrega los requisitos mínimos que toda faena minera debe poseer.


Sistematización y Control

Sabemos que los incidentes que potencialmente podrían ocurrir en la pequeña minería, tienen como fuente los peligros asociados a las condiciones del entorno y a los actos de las personas. Esto significa que las empresas de la pequeña minería deben orientar el control de los accidentes hacia la identificación de las condiciones de la faena, que debería incluir desde las condiciones ambientales (roca suelta, planchoneo), higiénicas (polvo respirable, sílice), hasta las ergonómicas (enfermedades musculoesqueléticas de los miembros superiores).

Sin embargo, lo más complejo es el control de las conductas, pues la informalidad del trabajo implica la carencia de programas de capacitación, nula selección de personal, procesos de inducción incompletos, procedimientos de trabajo inexistentes o que no se cumplen debido a una supervisión orientada a la producción en desmedro de la seguridad.


Algunos Datos Estadísticos

Entre enero y octubre de 2014, de acuerdo a datos de Sernageomin, se registraron 10 fatalidades como resultado de accidentes en el sector: 4 de ellos en la pequeña minería propiamente tal y 6, en la artesanal. Estos datos vienen a confirmar la precariedad de algunas faenas y sus procesos de control operacional.

Ahora bien, si profundizamos en estas estadísticas, tenemos que 11 de los 22 accidentes fatales contabilizados a octubre de 2014, se produjeron en faenas subterráneas (un 50% del total), y que los principales tipos de accidente con resultados fatales son:

Caída de roca (planchoneo): 10

Operación de equipos: 2

Transporte: 2

Los tipos de incidentes indicados, permiten identificar los principales problemas:

1. Las faenas subterráneas poseen el riesgo de provocar planchoneos o caídas de roca sobre los trabajadores. Para solucionar esta situación, se deben conjugar tres elementos claves:

i. La identificación de la estabilidad de las labores;

ii. La fortificación y acuñadura de la roca;

iii. El control de la operación.

2. La operación de equipos, al no estar estandarizada, provoca fatalidades. La solución pasa por tener procedimientos de trabajo, registro, capacitación y control.

3. El uso de vehículos en faenas mineras provoca variados incidentes, los que están asociados a la velocidad de operación y a la somnolencia del conductor cuando el turno es demasiado largo. En esto se unen conductas peligrosas y luego los factores psicosociales asociados a los turnos largos, que impactan en el desempeño de las labores. En este aspecto, la solución debe incluir la capacitación en manejo defensivo, el uso de listas de chequeo de vehículos, la reducción de velocidad de los vehículos, la redistribución del tipo de turno para equilibrar la operación y el descanso.

Cabe señalar que Sernageomin ha desarrollado guías y materiales para el control de este tipo de incidentes. Finalmente, para lograr mejorar el desempeño en Seguridad y Salud de los trabajadores en la pequeña minería, se debe crear programas de difusión de la Seguridad en Minería, a la vez que aumentar la fiscalización del cumplimiento de dichos programas.


Francisco Ciaffaroni Morales es Ingeniero en Prevención de Riesgos y Magíster en Gestión. Auditor Líder en Sistemas Integrados, Consultor Senior, Docente Prevención de Riesgos Duoc UC Valparaíso.
Marzo 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.