Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Miércoles 24 de Julio de 2024         •         Dólar= $946,70         •         UF=$37.587,44         •         UTM=$65.967

POLVO EN SUSPENSIÓN
Buscando aminorar los riesgos

Las consecuencias del polvo en suspensión se pueden extender tanto a los trabajadores como a las comunidades aledañas a una faena. Dado el grado de peligro y la cantidad de posibles afectados, es que se hace necesario tomar medidas de control.

En múltiples industrias se debe lidiar permanentemente con el material particulado en suspensión que se libera producto de sus procesos o por las máquinas y vehículos que trabajan en dicha faena. La generación de polvo a gran escala -ya sea en espacios abiertos y cerrados-, tiene efectos perjudiciales para la salud de los trabajadores de una empresa, por lo que la gravedad de esta situación tiene eco y respaldo en la normativa vigente.

El DS 594 de 1999, del Ministerio de Salud, Reglamento sobre Condiciones Sanitarias y Ambientales Básicas en los Lugares de Trabajo, establece los parámetros de exposición conforme a la naturaleza de los polvos en suspensión. Asimismo, a este se agregan normativas específicas, como la Norma de Emisión para Centrales Termoeléctricas y la Norma de Calidad de Aire para Material Particulado Fino PM 2,5 y PM10.

Las acciones descritas en la normativa apuntan a aminorar los riesgos del polvo en la salud de las personas, pero “para comprender los efectos del polvo, primero debemos saber la composición del mismo. Los hay desde los molestos, hasta aquellos que pueden provocar cáncer y/o muerte del trabajador”, explica Ricardo Vásquez, Director de las carreras de Prevención de Riesgos en Duoc UC sede Puente Alto. De acuerdo al académico, hoy existe consenso respecto de la división en dos grandes grupos en relación al tamaño de partículas: “los respirables y no respirables. Los primeros necesitan mucha atención, y de estos, los silicosos merecen especial cuidado, ya que a través de los años pueden provocar la muerte del trabajador”.

En tanto, Luis Arturo Valenzuela, especialista en Ingeniería Ocupacional de la ACHS, recuerda que “los efectos del polvo, tanto en ambientes de trabajo como en la comunidad y medioambiente, dependerán de sus características toxicológicas”. Por ejemplo, polvo de origen rocoso podría contener sílice cristalina, agente generador de silicosis, mientras que polvo con contenido de plomo podría generar saturnismo en las personas expuestas. En otras palabras, los efectos en la salud del polvo dependerán de la toxicidad de la sustancia emitida, así como de su concentración en el ambiente, tiempo de exposición y susceptibilidad individual del trabajador.

En información entregada por el Registro de Emisiones y Transferencias de Contaminantes (RETC) del Ministerio del Medio Ambiente, se destacan los efectos de las partículas PM10 o material particulado respirable como aquellas de diámetro menor o igual a 10 micrones (un micrón la milésima parte de un milímetro). Por su tamaño, el PM10 es capaz de ingresar al sistema respiratorio del ser humano. Mientras menor sea el diámetro de estas partículas, mayor será el potencial daño en la salud, el que se puede dividir en:

Fracción gruesa: de 2,5 a 10 micrones. Puede llegar hasta los pulmones.

Fracción fina: menor a 2,5 micrones. Puede ingresar hasta los alvéolos y luego a la sangre.

Ante este escenario, Vásquez valora que Chile haya suscrito un convenio con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que establece la instauración del Plan Nacional de Erradicación de la Silicosis (PLANESI), que persigue erradicar la silicosis en el país al año 2030. Este programa conforma el equipo de acción y genera instancias de representación de trabajadores, empresas, mutuales y organismos fiscalizadores.


Accidentes y comunidades cercanas

El polvo en suspensión también puede ser un factor detonante de accidentes, los que, por ejemplo, en la minería, pueden llegar a ser fatales. Un ejemplo de ello es que el tránsito de camiones pesados puede levantar una cantidad de polvo que dificulte la visibilidad de los operarios, aumentando la posibilidad de colisiones y, en algunos casos, desbarrancamientos. Asimismo, y desde la perspectiva de la productividad, “al verse afectadas las carpetas de rodado de los caminos, los camiones mineros pierden tracción, lo que impacta en su rendimiento”, señala Rodrigo Mendiburu, Gerente Comercial de SALMAG.

De no existir un control adecuado del polvo, la nube de material particulado puede ser arrastrada por el viento y viajar por varios kilómetros de distancia, afectando a los pobladores de áreas cercanas a la faena de trabajo. Es así como personas de diferentes edades se ven expuestas al riesgo, muchas veces sin saberlo y sin tomar verdaderas medidas preventivas. Este tema es relevante, ya que como ha sucedido en diferentes ocasiones las exigencias de una comunidad pueden incluso llegar a paralizar la producción de una compañía. Respecto a esta problemática, “resulta relevante que las empresas consideren la puesta en marcha de un plan y programa de detección y control por exposición que implica acciones de prevención y de vigilancia de la salud. Estas materias hoy son constitutivas de programas de fiscalización, tanto por la Dirección del Trabajo como por las Seremis de Salud”, menciona Vásquez.


Monitoreo y control

Actualmente, existen diversas técnicas para control y monitoreo de polvo en suspensión. Respecto a este último punto, “resulta relevante para las empresas que cuentan con el riesgo, conocer los puntos de emanación y tener información sobre el comportamiento espacial del material particulado”, menciona Camilo Puig, Gerente General de Uasvisión.

En cuanto a las técnicas para controlar la+ presencia de polvo en el lugar de trabajo, Valenzuela menciona que a nivel de puestos de trabajo se obtiene a través de sistemas que permitan la humectación de la zona de generación, evitando la dispersión aérea, lo que resulta muy efectivo en herramientas de perforación, corte, pulido y desbaste.

En cambio, en espacios abiertos, se busca privilegiar actualmente el control en la fuente mediante diversas tecnologías de retención de partículas, como sistemas de aspiración y de precipitación de partículas, mediante técnicas de humectación. “Por ejemplo, para los trabajadores de la Construcción, existen cabinas donde los trabajadores limpian su ropa de trabajo mediante aspiración de extractores forzados a alta velocidad. En minería, en tanto, se emplea con bastante frecuencia la humectación, que implica arrojar diminutas partículas de agua sobre el polvo en suspensión, de manera que al mojarse precipita (cae al suelo), evitando ser aspirado por el trabajador de estos puestos de trabajo”, describe Vásquez. Para intervenir entre la fuente y el trabajador se pueden instalar cabinas o barreras de aspiración; también es frecuente controlar los tiempos de exposición, donde se evita comprometer innecesariamente a operarios cerca de puestos de trabajo con liberación de polvo en suspensión. De la misma forma, para contrarrestar el efecto en las comunidades, se han desarrollado barreras especialmente diseñadas con tecnologías que permiten un perfecto control de las partículas de polvo. Estas estructuras se levantan hasta 30 metros de altura para mantener las partículas volátiles dentro de ciertos límites físicos de la faena.

Finalmente, siempre es recomendable que las acciones sobre los trabajadores se fundamenten principalmente en capacitaciones para concientizar sobre el riesgo y educarlos en métodos de trabajo seguro, entregando permanentemente elementos de protección personal, conforme a la Guía Técnica del ISP sobre esta materia.

Enero 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
Viviana Henriquez Troncoso Construcción Barrancas (05/11/2022)

Muy interesante, humectacion de solo para contrl particulas de polvo de polucion

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.