Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Viernes 12 de Julio de 2024         •         Dólar= $912,83         •         UF=$37.602,00         •         UTM=$65.967

Prácticas seguras en la extracción de marina

El proceso unitario de extracción de marina o de mineral de la frente de trabajo, es una actividad de alto riesgo, debido a que los accidentes que han ocurrido han tenido consecuencias graves o fatales en la minería subterránea.

Tras la perforación de la frente de trabajo, su carguío y la posterior tronadura, se ejecuta la extracción de marina o de mineral, en que el material dinamitado es extraído por maquinaria LHD.

Esta actividad conlleva ciertos riesgos, por lo que se recomienda seguir algunas acciones preventivas.

Una vez que se ha realizado el disparo o quemada, es recomendable dejar ventilar por un período mínimo de 30 minutos (para que se disipen los gases producidos por la tronadura), y pasado este lapso de tiempo, realizar mediciones ambientales de gases (CO, NOx y % de O2). Tras normalizarse la ventilación del sector (gases bajo los límites permisibles), se debe continuar con la acuñadura para eliminar posibles caídas de roca, además de inspeccionar la frente tronada con el objetivo de detectar tiros quedados.

Luego, se debe regar la marina para disipar las concentraciones o bolsones de gases que puedan quedar, y efectuar nuevamente mediciones de estos agentes químicos.

El paso siguiente es inspeccionar la ruta de marina y los piques de vaciado y realizar el confinamiento de la ruta de la marina, la que es retirada por un equipo LHD o Scoop (vehículo con motor diesel, equipado de un balde que puede llegar hasta 13 yd3 o 10 m3 de capacidad, siendo lo corriente 6 -7 yd3 o 4,5-5,4 m3).

Dicho proceso tiene tres fases: carga del balde, transporte hasta un pique de traspaso -sobre distancias promedio entre 100 y 150 metros-, y descarga al pique, para volver vacío. En este ciclo, el principal inconveniente es la poca visibilidad que tiene el operador (por lo oscuro y estrecho de la calle), lo que asociado a su posición baja y al ruido del motor, lo obliga a trabajar en un espacio aislado de personas u otras máquinas para evitar accidentes.

Otros inconvenientes de este proceso son la generación de gases nocivos por la emisión emanada desde un motor diesel, y el polvo en suspensión por el movimiento del equipo en galerías estrechas. Estos dos factores obligan a mover cantidades de aire importantes con fines de ventilación de la mina para diluirlos y sacarlos al exterior.


Principales riesgos en la extracción de marina

1.- Atropellamiento a peatones y otros conductores que se encuentran en la ruta. Este riesgo tiene su origen en los siguientes peligros: No confinar ruta de marina, no respetar cintas de confinamiento, no respetar al peatón, conducir a exceso de velocidad, conducir equipo en mal estado, falta de iluminación del equipo, conducir equipo sin escolta, no respetar el procedimiento, no estar en condiciones físicas para operar el equipo y operar equipo sin autorización.

2.- Silicosis. El operador del equipo se expone a este riesgo, el que se incrementa frente a la presencia de factores como el no utilizar protección respiratoria; concentraciones de sílice sobre el límite permisible; utilizar protección respiratoria inadecuada (tamaño, certificación); falta de cabina presurizada del equipo; no regar las marinas; no poner en funcionamiento los aspersores en los piques; ruta de marina sin regar y falta de mediciones de sílice en el área de trabajo.

3.- Caída a Pique. El operador y los demás integrantes de la cuadrilla se exponen a este riesgo. Este se incrementa al no utilizar arnés y colas de seguridad al inspeccionar el pique; usar línea de vida horizontal en mal estado; falta de línea de vida horizontal en el pique, o que el pique no tenga muro tope.

4.- Intoxicación por gases. Este riesgo está relacionado en forma directa con el operador del equipo y se debe principalmente a la no realización del chequeo de gases; que los mismos chequeadores estén en mal estado; no regar las marinas; falta de ventilación en el área; labores ciegas; y falta de chequeo de gases en los equipos.

5.- Exposición a Ruido. Está relacionado en forma directa con el operador del equipo y se debe principalmente a la presencia de los siguientes peligros: no utilizar doble protección auditiva (fono + tapón); protección auditiva en mal estado; falta de cabina presurizada del equipo, desconocimiento de los niveles de ruido emitidos por el equipo; y falta de mediciones ambientales de ruido.

6.- Incendio. Se trata de un riesgo que está presente en toda la mina y se incrementa por peligros como no saber utilizar los extintores; extintores en mal estado; fumar mientras se abastece de petróleo al equipo, no controlar fugas de aceite y lubricantes, falta de limpieza del equipo.

7.- Exposición a vibraciones. El movimiento del equipo expone al operador a este riesgo, el que se origina por peligros, como carencia de mediciones de vibraciones, no utilizar guantes anti vibraciones, y asiento del equipo sin sistema de amortiguación.


Acciones clave para controlar los riesgos

En el Operador: El operador del equipo LHD (Scoop) debe cumplir con algunos requisitos que incrementarán el grado de seguridad, entre los que se destacan el poseer licencia municipal clase D, y saber leer y escribir. Asimismo, debe haber aprobado en un examen práctico Psico-senso-técnico riguroso (que debe repetirse anualmente), así como el examen práctico y teórico de conducción y operación. Además, debe ser instruido y aprobar examen sobre el “Reglamento de Tránsito” que la empresa minera debe tener en funcionamiento.

Entre los requisitos más específicos, es importante que el operador sea validado (teoría y práctica) por un instructor profesional con respecto al procedimiento específico para el proceso unitario de extracción de marina. Siempre es bueno llevar a cabo una observación mientras realiza la extracción para comprobar que cumple con el procedimiento, así como con el uso de los equipos de protección personal acordes (guantes anti vibraciones, protección auditiva y respiratoria). Capacitaciones en sistemas de protección de caídas u en el uso del sistema de control contra incendio se suman a este listado.

En los Peatones y otros usuarios: Este grupo, como punto básico, debe estar instruido respecto al procedimiento de extracción de marinas y sus riesgos. También debe respetar el confinamiento de la ruta de marina, y haber recibido capacitaciones respecto al tránsito peatonal en la zona. Otras directrices se suman como ser visible para el operador con lámpara encendida, junto con casco y ropa de trabajo reflectantes.

Las anteriores son solo algunas de las recomendaciones indicadas para la extracción de marina. Acciones como estas, disminuirán las probabilidades de tener un accidente por atropello por LHD (scoop), cuyas consecuencias son difíciles de predecir.


Artículo gentileza de Rogelio Escudero, Subgerente de Prevención de Riesgos, Calidad y Medio Ambiente (PCM) de Constructora Gardilcic.
Enero 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.