Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

Exposición al talco y enfermedades pulmonares
Por Dr. Gustavo Contreras, Especialista del IST.
El talco es un elemento ampliamente presente en diversos procesos industriales. Si bien se trata de un mineral generalmente seguro para el ser humano, el uso de productos de bajos niveles de pureza pueden desencadenar serias enfermedades, como la talcosilicosis y la talcoasbestosis.
Dr. Gustavo Contreras.

El talco es un mineral (silicato de magnesio hidratado, cuya fórmula principal es Mg3Si4O10(OH)2) de amplio uso en la industria. Cada año se consumen en Chile miles de toneladas de este producto importado desde África, Argentina, Australia, Bélgica, China, entre otros. Se utiliza en la industria del papel, pinturas, plásticos, gomas, automotriz, ceras, alimentos, agricultura, cosméticos, medicamentos, cerámicos y otros. Un uso tan amplio de este mineral ha impulsado la evolución de las técnicas de depuración hasta lograr los actuales niveles de alta pureza.

El talco se encuentra en el mismo estrato geológico que el asbesto, por lo que este es uno de sus principales contaminantes. Además, al ser un silicato, también se mezcla con sílice. Es así como obtener una pureza de 100% es muy difícil, y por ello algunos estudios muestran que a pesar de ser catalogado como “talco puro” por el fabricante, la contaminación puede aún ser significativa.


Exposición laboral

Es en este contexto donde los traba- Exposición al talco y enfermedades pulmonares El talco es un elemento ampliamente presente en diversos procesos industriales. Si bien se trata de un mineral generalmente seguro para el ser humano, el uso de productos de bajos niveles de pureza pueden desencadenar serias enfermedades, como la talcosilicosis y la talcoasbestosis. jadores pueden exponerse e inhalarlo, lo que puede provocar enfermedades pulmonares, una de las cuales es la talcosis. El talco puro tiene baja capacidad para causar daño pulmonar, pero si está contaminado con sílice o asbesto, el afectado puede sufrir algunas de las enfermedades asociadas a estos dos últimos compuestos. Ya se ha señalado que la calidad del talco en la actualidad es muy alta, lo que probablemente explica que no se conozcan muchos casos de talcosis (en Chile no hay registros de esta enfermedad).

Tres tipos de enfermedad pulmonar se han descrito en trabajadores: la talcosis propiamente tal, la talcosilicosis y la talcoasbestosis. La primera forma es infrecuente y se presenta como bronquitis aguda o crónica asociada a inflamación del pulmón. La mayor parte de los casos de talcosis corresponden a una silicosis (si el talco está contaminado con sílice) o a una asbestosis (si está contaminado con asbesto), producto de la reacción pulmonar ante dichos minerales, lo que genera proliferación de tejido colágeno (fibroso). De allí que estas enfermedades sean conocidas como neumoconiosis colágenas. En sus fases iniciales, no provocan síntomas, pero pueden progresar hasta causar la falla respiratoria.

Dado que la contaminación del talco es menor mientras mayor es su calidad, es altamente improbable que se produzcan casos de talcosis. No se debe olvidar, sin embargo, que tanto la sílice como el asbesto pueden provocar cáncer pulmonar, de la pleura (tejido que recubre el pulmón), y se asocian a una mayor frecuencia de tuberculosis. Ante cada paciente, el médico especialista en enfermedades respiratorias o en medicina del trabajo, es el que tendrá la responsabilidad de determinar si la enfermedad se puede atribuir al talco.

Al ser tan amplio el uso del talco, los trabajadores se exponen con frecuencia a varios compuestos simultáneamente, y en estos casos identificar al causante de la enfermedad es una tarea compleja. Por ejemplo, está demostrado que en los trabajadores de la industria del caucho, hay una mayor frecuencia de cáncer pulmonar, de laringe y de estómago. El primero puede ser provocado por asbesto que esté presente como contaminante del talco, pero no ha sido demostrado que este compuesto provoque los otros dos tipos de cáncer. Otros elementos como la nitrosamina o el negro de humo, pudieran ser responsables de la enfermedad.

La inhalación de talco también puede ocurrir en condiciones no laborales excepcionales. Se ha descrito casos de talcosis provocada por el uso exagerado de talco. Debe quedar claro, que esto ocurre solo por mal uso de los cosméticos, porque el uso normal de ellos no representa ningún riesgo para la salud de las personas.

Otra vía de ingreso del talco al organismo y que está provocando muchos casos de talcosis grave, es la administración intravenosa. Esta afecta a drogadictos que muelen tabletas de medicamentos, los disuelven en agua y se los administran por esta vía. La mayor parte de la tableta es talco que forma grandes partículas que se impactan en los capilares pulmonares. La reacción pulmonar ante el talco es mucho más intensa que la que se observa cuando es inhalado, por lo que los afectados evolucionan más rápidamente a formas graves de talcosis. El tiempo que media entre que se inicia el hábito de inyectarse medicamentos hasta que aparece la enfermedad pulmonar es variable, incluso pudiendo verse efectos muchos años después de suspendido el hábito.


Acciones preventivas

Es importante mencionar que en algunas actividades productivas, el talco fue reemplazado por un almidón de maíz llamado keoflo. Una de las actividades más importantes en la que ocurrió este reemplazo que la producción de guantes u otros artículos de látex. El keoflo permite una mejor separación del molde y el látex, por lo que las pérdidas asociadas al desmoldado disminuyeron considerablemente. Pero la sustitución del talco por keoflo no ha estado libre de problemas: aun cuando la FDA (Food and Drug Administration de los Estados Unidos) ha señalado que el keoflo no provoca alergia, este fenómeno se ve cada vez con más frecuencia en trabajadores de la industria del látex y en los usuarios de estos productos.

Definir si la alergia es provocada por el keoflo o por el látex no es tarea fácil, ya que este último tiene un alto poder alergénico y reacciones cruzadas con alimentos como el kiwi. En este contexto, sin duda que el primer sospechoso en un caso de dermatitis o asma laboral será el látex, pero cada vez hay más evidencia de que el keoflo también puede generar enfermedad. Hay descrito casos de inflamación alérgica en procedimientos médicos como cirugías, en los cuales el principal sospechoso es este componente, y existen estudios en animales que han demostrado su rol como agente generador de alergia.

Diciembre 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.