Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

Quemaduras en el trabajo
Por Michael Cisternas, Jefe de Innovación e Investigación Aplicada, Mutual de Seguridad CChC.
En la vida diaria laboral es posible verse expuesto a un número importante de compuestos químicos, algunos de los cuales, de no tener los cuidados necesarios, pueden causar quemaduras a la piel con consecuencias de alta gravedad.
Michael Cisternas.

Los compuestos químicos tanto naturales como artificiales, utilizados sobre todo en ambientes laborales, poseen diferentes propiedades físicas y químicas y se encuentran en diferentes estados o formas de agregación, tales como sólidos, líquidos y/o gases. Entre ellos, podemos encontrar compuestos tóxicos, irritantes, corrosivos, inflamables, cancerígenos o explosivos, los cuales son eventuales originadores de enfermedades profesionales y accidentes laborales.

Desde el punto de vista laboral, la causa más frecuente de quemaduras en los trabajadores son los accidentes por contacto y/o manipulación de compuestos químicos corrosivos tales como ácidos, afectando en mayor proporción a manos, antebrazo, brazos, cara y ojos.

Las quemaduras se definen como las lesiones de los tejidos, producidas por contacto térmico, químico o físico, que causan destrucción de las células, edema (inflamación), pérdida de líquidos por destrucción de los vasos sanguíneos, e incluso lesión de músculos y tendones. Asimismo, pueden generar problemas de salud, e incluso poner en riesgo la vida, según la extensión, profundidad y localización del daño causado por un agente. Además, el daño depende de la duración del contacto entre el tipo de agente y la piel.

La profundidad de la quemadura está dada por las capas de la piel y tejidos pro fundos que se han lesionado y se distinguen de la siguiente manera:

Quemaduras de Primer Grado: Solo abarcan la capa externa de la piel (epidermis). Se produce enrojecimiento de ella, además de dolor e hinchazón.

Quemaduras de Segundo Grado: Abarcan la epidermis en todo su espesor y la capa superficial que está por debajo de ella (dermis). Se forman ampollas y se acompañan de enrojecimiento, hinchazón y dolor.

Quemaduras de Tercer Grado: Son las más graves y abarcan todas las capas de la piel (epidermis, dermis e hipodermis), en todo su espesor. Afectan tejido adiposo, nervios, músculos e incluso huesos. Se pueden observar áreas carbonizadas. Se acompañan de dolor intenso, principalmente alrededor de la quemadura, o ausencia del dolor, cuando el daño a los nervios es considerable.

La extensión de las quemaduras es un factor muy importante a considerar en la valoración de su gravedad, independientemente de la profundidad, es decir, una persona puede tener una quemadura de tercer grado en su pierna, pero no necesariamente hay riesgo vital. En caso contrario, puede resultar fatal si una persona tiene el 95% de su cuerpo quemado con la profundidad de primer grado, porque abarca casi todo el cuerpo.


Gravedad y prevención

Existen áreas del cuerpo humano que si sufren daño pueden ser más graves, como, por ejemplo, las quemaduras palmares, plantares, en cara y cuello, pliegue y genitales, debido a que es más lenta su cicatrización.

Prevenir es lo relevante, porque estos productos se encuentran abierta y ampliamente en lugares de trabajo. Es importante asegurar que las instalaciones tengan controlados los riesgos, evaluar la necesidad del uso de los productos químicos y verificar si existen alternativas de productos menos peligrosos.

Los espacios o lugares de trabajo deben estar diseñados de acuerdo al tipo de trabajo y productos que van a ser manipulados; además deben contar con señalización visible de acuerdo al tipo de producto que se utiliza en el área, con sus respectivas hojas de datos de seguridad.

Las áreas de almacenamiento destinadas a estos compuestos deben aislarse del resto del centro de producción o de otros depósitos de mercancías mediante la disposición de paredes y suelos impermeables. Los productos químicos deben estar bien identificados en recipientes en buen estado y con sus etiquetas en envases en buenas condiciones. La empresa debe contar con procedimientos para la manipulación, almacenamiento y uso de este tipo de compuestos. Asimismo, los trabajadores deben contar con la capacitación en la manipulación y en el control de derrames y emergencias y uso de elementos de protección personal.

Diciembre 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
jorge herdia FAEO (31/05/2018)

excelente revista, me podras apoyar con algunos datos

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.