Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

Prácticas seguras en la instalación de muros cortina

En la edificación actual, los muros cortina se han transformado en algo muy recurrente dado sus beneficios en iluminación, transmisión térmica y diseño, entre otras cualidades. Ahora bien, es clave remontarse a una instancia anterior: su instalación, que requiere de medidas específicas para evitar accidentes.

Podemos definir el muro cortina como una fachada liviana, autosoportante, que cierra total o parcialmente una edificación y que consiste en una estructura metálica portante (aluminio), en la que se han insertado paños vidriados u opacos y que, adicionalmente, cumple con todos los requerimientos de protección interior necesarios para los usuarios. Asimismo, entre los sistemas de fabricación más frecuentes de muros cortina utilizados en el país, podemos incluir el Sistema Stick y el Sistema Frame. En su instalación, existen tres instancias de riesgos, las que se deben tener en cuenta antes de comenzar la obra.

1. En la preparación y montaje de elementos de izaje y estructuras de apoyo para la instalación (andamios, elevadores, winches, etc.):

Vuelco o desplome de la estructura.

Caída de elementos en suspensión.

Golpes por corte o ajuste de materiales de la estructura.

Caídas desde la estructura.

Golpes de corriente eléctrica.

2. En el transporte y descarga de los materiales en obra:

Atrapamiento originado en la descarga de materiales.

Caídas por circular por zonas no seguras transportando materiales.

Cortes por rotura de cristales.

Golpes por caídas de materiales.

3. Durante la instalación en obra:

Caídas por la recepción de paneles en altura; por la nivelación y/o aplomado de los materiales; en las faenas de sellado por el exterior; en el montaje de los anclajes, o en la colocación del módulo.

Golpes por caída de materiales; desplomes de módulos por mala fijación.

Atrapamiento en la fijación del módulo en la fachada.

Cortes por rotura de vidrios.

Quemaduras por trabajos con soldadura.


Estudios preliminares

Teniendo en cuenta los riesgos anteriores, es posible implementar algunas medidas que se anticipen a los accidentes para evitar su ocurrencia. De manera particular, en este tipo de cerramiento de fachada, deben realizarse, previamente a la ejecución de la misma, los siguientes controles:

Comprobar que la estructura ejecutada pueda entrar en carga sin riesgo de sufrir deformaciones o derrumbes.

Comprobar que los anclajes instalados cumplan con las especificaciones del proyecto.

Verificar que la morfología estructural del edificio sea la adecuada para el tipo de cerramiento que se va a ejecutar.

Garantizar que el diseño del cerramiento de la fachada a ejecutar está acorde al proyecto de la obra.

Que sus características específicas cumplen con las normas técnicas que le son de aplicación.

Asegurar que el sistema de ejecución del cerramiento de fachada es el adecuado y que las características específicas de los paneles cumplen con las normas técnicas que les son de aplicación.

Los paneles prefabricados requieren de un sistema de juntas. Estas deben ser las mínimas indispensables para cumplir su función. Asimismo, en el caso de interferencias con zonas de paso o afección a terceros, se deben definir las medidas de protección, señalización y delimitación necesarias para minimizar los riesgos derivados de las mismas.


Acciones sobre la ejecución de los trabajos

Los trabajos de cerramiento de fachadas ligeras consisten en la instalación de una estructura soporte sobre la que fijar los paneles (aluminio, madera, vidrio, etc.), generalmente ayudados por grúas fijas o móviles. El montaje se realiza de conformidad con lo establecido en el proyecto, y, en particular, con lo indicado en los planos y detalles de este montaje. planos y detalles de este montaje. El proceso más común se describe a continuación:

Replanteo de anclajes.

Fijación de anclajes.

Instalación y fijación de elementos metálicos o de aluminio que formarán la estructura auxiliar. Dichos trabajos se realizan mediante fijación mecánica o soldadura.

Traslado, recepción y fijación de los paneles a estructura soporte.

Remates y sellado de juntas.


Instalación de subestructura y paneles/vidrio

Los trabajos se deben organizar de forma que:

Las zonas de trabajo se mantengan limpias y ordenadas en todo momento. Asimismo, las zonas de paso han de permanecer libres de materiales o restos de estos, señalizando las zonas cuyo paso estuviera cortado y utilizando pasos alternativos.

Tras el montaje de la subestructura portante, y previamente a la colocación del revestimiento, se compruebe la correcta instalación y la resistencia de los anclajes.

Se realicen turnos de trabajo y descansos frecuentes, para evitar sobreesfuerzos causados por posturas repetitivas y forzadas.

Si la retícula que conforma la estructura soporte mantiene aberturas verticales, se han de instalar sistemas de protección colectiva (barandas, cierres, etc.).

En el caso de instalar paneles de vidrio o acristalados, también se debe atender a las siguientes consideraciones con el objeto de evitar o disminuir el riesgo derivado de una rotura de estos.

El vidrio presentado en la carpintería correspondiente se ha de recibir y terminar de instalar inmediatamente.

Se recomienda suspender los trabajos cuando existan temperaturas inferiores a los 0ºC (con el fin de evitar caídas por posibles resbalones) o vientos con velocidades superiores a 50 Km/h.

En el caso de rotura del vidrio, se procederá, lo antes posible, a limpiar los fragmentos para evitar cortes.


Equipos de protección individual

Siempre debe estar presente el equipamiento de seguridad básico: casco, zapatos de seguridad, guantes, gafas, tapones de oídos, protector solar y ropa acorde a los trabajos a realizar. Recordar además la utilización de arnés en todos los trabajos en altura.

Estas son solo algunas de las recomendaciones a aplicar en esta labor específica, aunque sin duda cada obra presenta factores y características diferentes, que se deben incluir a la instancia preventiva.

Artículo gentileza Guillermo Silva Lavín, Gerente General de Achival AG.
Septiembre 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.