Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 18 de Julio de 2024         •         Dólar= $925,93         •         UF=$37.594,72         •         UTM=$65.967

EXPOSICIÓN OCUPACIONAL AL PLOMO
Un riesgo a la salud que podemos evitar
Por Luis Orellana Andrade, docente de las Carreras de Prevención de Riesgos Duoc UC, Puente Alto.
De uso común en la industria actual, el plomo es un metal de grandes prestaciones, pero que puede significar un foco de riesgo, si no se toman las medidas adecuadas en su manipulación.

El plomo es un metal que se localiza en forma natural en la corteza de nuestro planeta y desde tiempos muy antiguos ha sido utilizado por el ser humano por su abundancia y facilidad para fundirse. Es sabido que en tiempos del Imperio Romano, cañerías y bañeras se recubrían con plomo, y que durante la Edad Media se cubrían las techumbres con este material.

En la actualidad, el plomo está presente en procesos de explotación minera, metalurgia, actividades de fabricación y reciclaje. También, en la elaboración de productos como pigmentos, pinturas, material de soldadura, vidrios, vajillas de cristal, municiones, esmaltes cerámicos, artículos de joyería y juguetes, así como en algunos productos cosméticos y medicamentos tradicionales. Pero, esa exposición, significa riesgos que puedan contraer. En consecuencia, las personas pueden verse expuestas en sus puestos de trabajo a través de las siguientes formas:

Por inhalación de partículas de plomo generadas por la combustión de materiales que contienen este metal, durante actividades de fundición o reciclaje en condiciones inseguras.

Por ingestión de polvo, agua o alimentos contaminados.

Por ingestión de agua canalizada a través de tuberías de plomo, o alimentos envasados en recipientes con esmalte de plomo.

El peligro del plomo es que es silencioso, porque su efecto dañino en el organismo es acumulativo y no inmediato. Entre los problemas de salud asociados a su exposición están daños al cerebro, riñones, nervios y células sanguíneas (intoxicación por plomo). Cabe señalar que la probabilidad de que aparezcan los efectos tiene directa relación con el tiempo de acumulación: entre más tiempo permanezca el plomo en nuestro organismo y se genere mayor acumulación del mismo, mayor será el daño. Otro punto importante dice relación con la susceptibilidad individual, esto por cuanto los efectos son diferentes para todos los organismos, lo que hace difícil precisar la cantidad que se necesita para enfermar.


¿Qué debemos hacer para evitar daños por exposición a esta sustancia?

El DS. 594 del MINSAL establece como límite permisible ponderado 0,12 mg/m3 en los ambientes laborales para jornadas de 8 horas diarias. Por lo mismo, los empleadores deben tomar todas las medidas necesarias para mantener la presencia de esta sustancia por debajo de estos límites. Asimismo, deben informar a los trabajadores respecto de los daños por exposición al plomo y las medidas de control que debe adoptar para resguardar su salud.

En nuestro país, los Organismos Administradores del Seguro Social Obligatorio (Ley 16.744) mantienen programas de vigilancia médica para realizar seguimiento a los trabajadores expuestos a esta sustancia. En este contexto, resulta fundamental realizar exámenes preocupacionales a los trabajadores que se pretende contratar y que estarán expuestos a plomo, con la finalidad de descartar patologías preexistentes que contraindiquen la exposición a esta sustancia. A continuación, se indican algunas buenas prácticas para evitar los daños por exposición a esta sustancia:

En el puesto laboral, usar ropa de trabajo exclusiva para este fin y no mezclarla con la ropa normal que se lleva a casa.

El empleador deberá hacerse cargo del lavado de la ropa de trabajo de aquellos trabajadores expuestos al plomo. Además, deberá entregar dos casilleros para que el trabajador guarde separadamente su ropa de trabajo de su ropa personal.

Resulta fundamental el aseo personal y cada vez que se deba comer o beber, lavar manos y rostro. Para ingerir cualquier tipo de alimento, hacerlo solo en lugares habilitados y alejados de áreas con presencia de vapores y polvo con plomo.

Las áreas con presencia de plomo no deben barrerse; es importante evitar la generación de polvo y dentro de lo posible, limpiar en húmedo.

Usar siempre los elementos de protección personal entregados por el empleador y mantenerlos en perfectas condiciones de uso. Solicitar recambio cuando cumplan su vida útil.

En síntesis, el papel del trabajador y el autocuidado resultan fundamentales en la seguridad de las personas. Es deber de cada uno informarse y capacitarse permanentemente, siempre acudiendo al empleador para exigir que la normativa se cumpla.

Efectos de la exposición a plomo

Intoxicación aguda:
Alteraciones digestivas: Dolores abdominales, vómitos, diarreas y en adelante estreñimiento.
Alteraciones hematológicas: Anemia hemolítica.
Alteraciones renales: Insuficiencia renal aguda.
Alteraciones neurológicas: Se manifiesta en forma de convulsiones y puede llevar a la muerte en dos a tres días después de producida la intoxicación.

Intoxicación crónica (Saturnismo)
Los compuestos orgánicos de plomo pueden ocasionar las siguientes alteraciones:
Digestivas: Dolores abdominales intensos.
Hematológicas: Anemia debida a la inhibición de la síntesis de la hemoglobina.
Neurológicas: Cefaleas, insomnio, alteraciones del carácter y la memoria, polineuropatía que afecta
principalmente a las extremidades superiores.
Renales: Nefropatía plúmbica, insuficiencia renal.
Sistema reproductor: Se han descrito casos de impotencia y alteraciones en los espermiogramas; en el caso de las mujeres, mayor incidencia de esterilidad y, en algunos casos, abortos espontáneos.

Agosto 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.