Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

Claves del Plan Nacional para la
Erradicación de la Silicosis (PLANESI)
Por Ricardo Vásquez, Director de Carreras de Prevención de Riesgos Duoc UC sede Puente Alto.

La silicosis es reconocida como uno de los problemas prioritarios de Salud Ocupacional en el mundo. Por esta razón, se creó un plan para erradicar de nuestro país esta enfermedad ocupacional para el año 2030. En este artículo, revisamos los principales elementos de este programa.

La sílice libre cristalizada (SiO2) es un compuesto químico presente en minerales como arena, granito, cuarzo, entre otros. Bajo ciertas condiciones de explotación o manipulación, puede generar una enfermedad laboral llamada silicosis, la cual produce fibrosis pulmonar incurable a los trabajadores expuestos sin protección. Entre sus lamentables consecuencias está la discapacidad permanente, pérdida de expectativas de vida, e incluso, la muerte.

Según un estudio realizado entre los años 2004 y 2005 por el Instituto de Salud Pública, en donde se investigaron 31 rubros, se demostró que el 35% de estos supera el límite para la sílice que establece la norma chilena. Estimaciones realizadas en 2007 por la misma entidad, arrojaron que en nuestro país el 5,4% de la fuerza de trabajo ocupada (formal e informal), tiene alta probabilidad de exposición a sílice.

Entendiendo que esta es una problemática global y que se debe erradicar esta enfermedad, nació el Plan Nacional de Erradicación de la Silicosis (PLANESI) 2009-2030, que establece cinco objetivos estratégicos para que la silicosis deje de ser un problema de salud ocupacional:

Disminuir y controlar la exposición al sílice en los lugares de trabajo.

Disminuir la incidencia y la prevalencia de la silicosis.

Mejorar el diagnóstico oportuno y el control de salud de los trabajadores con silicosis, así como su acceso a las prestaciones pecuniarias e implementar un programa de apoyo social.

Fortalecer el sistema de información y de exposición al sílice, desarrollando un sistema de vigilancia de silicosis.

Implementar, desarrollar y evaluar el plan a través de mecanismos tripartitos que fortalezcan la participación de los trabajadores y el trabajo intersectorial.

Esta iniciativa, a su vez, define ocho áreas de acción que deben ser orientadas, principalmente, a los grupos que priorizan por su mayor riesgo, vulnerabilidad y/o magnitud. Debido a esto, el PLANESI se basa en principios que han sido promovidos por la OMS, OPS y OIT, y entre ellos están:

Aplicación de criterios epidemiológicos para focalizar las acciones.

Multisectorialidad, fortaleciendo la interacción entre el mundo académico y la actividad productiva para la búsqueda de soluciones.

Enfoque transdisciplinario y de trabajo en equipo.

Co-responsabilidad (tripartismo).

El derecho de los trabajadores a recibir información sobre los riesgos a los que están expuestos y sobre su situación de salud.


Ejecución del plan

La estrategia se ejecuta a través de diversas áreas de acción, entre las que destacan:

Exposición a sílice en lugares de trabajo: Se entiende por trabajador expuesto a sílice a aquel que se desempeña en un ambiente cuya concentración promedio ponderada, producto de un muestreo representativo de la jornada laboral semanal, alcance el 50% o más del límite permisible ponderado de la sílice cristalina. Cuando no exista una evaluación de la exposición, se entenderá que es todo trabajador que se desempeñe en uno o más puestos de trabajo con presencia de sílice, y que el total de tiempo de exposición sea mayor al 30% de la jornada laboral semanal (definición establecida en protocolo de vigilancia ambiental de sílice del Ministerio de Salud – Res.Ex. Nº 847.20.10.09).

Programas de vigilancia ambiental y de la salud en las empresas: La vigilancia de la salud consiste en la evaluación médica periódica de los trabajadores expuestos a sílice con el propósito de realizar un diagnóstico precoz de silicosis, y definir oportunamente el cambio de puesto de trabajo, para así disminuir las probabilidades de que esta evolucione y se complique.

Sistema nacional de información para la vigilancia: Debe dar cuenta de la exposición a sílice a nivel de las empresas y de sus trabajadores, así como del número total de casos de silicosis respecto de la población expuesta y del número de casos nuevos.

De acuerdo con lo mencionado, se pueden generar algunas medidas de control, dependiendo de los actores que intervengan en cada proceso. En este sentido, se debe tener especial atención con las medidas de control empresa y medidas de control en fuente.


Medidas de control empresa:

Elaborar e implementar un plan escrito para la gestión del riesgo de exposición a sílice (difusión del Plan remitirla a Seremi de Salud e Inspección del Trabajo).

Elaborar e implementar un programa escrito de protección respiratoria.

Informar a los trabajadores sobre los riesgos asociados a las labores que realizan de acuerdo a lo establecido en el D.S. N° 40, artículo 21.

Entregar protección respiratoria con filtro para polvo de alta eficiencia (P100) y certificada.


Medidas de control en fuente:

Instalar sistemas de extracción localizada, situados cerca de la fuente de emisión, con el fin de capturar el material particulado que contiene sílice, antes de que ingrese a la zona respiratoria del trabajador.

Emplear equipos y herramientas que tengan incorporados sistemas de extracción localizada.

Cuando se realice corte y pulido de materiales, humectar antes y durante la tarea.

Mantener humectadas las vías de circulación de personas y vehículos y áreas de acopio.

No obstante, siempre se deben incluir medidas de control en el medio como usar neblinas de agua para abatir el polvo en suspensión, y medidas de control en el trabajador, como protección respiratoria con filtros para material particulado con filtros P100 (cabe mencionar que los métodos de control deben ser de carácter preventivo, por lo cual la protección respiratoria es una medida de control residual que persiste después de haber implementado todas las medidas necesarias y posibles de tipo ingenieriles y administrativas).

Sin duda, este tema es primordial para el cuidado de nuestros trabajadores; por ello, se debe trabajar en la implementación del sistema de gestión en seguridad y salud en el trabajo para empresas con riesgos de exposición a sílice, incorporando las variables a controlar y siempre teniendo como foco la salud de los trabajadores expuestos a este agente.

Junio 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.