Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

Obesidad y su riesgo en el ámbito laboral
Por Janet Cossio, Directora Carrera Nutrición y Dietética, Universidad Andrés Bello, sede Viña del Mar.

La obesidad es una enfermedad multifactorial, que incluye componentes sociales, culturales, conductuales, fisiológicos, metabólicos y genéticos, y que se caracteriza por el aumento del tejido graso. Este exceso de grasa se produce cuando la cantidad de energía que se ingiere con los alimentos es superior a la que se gasta.

La obesidad como patología se ha convertido en una epidemia a nivel mundial y Chile no está exenta de ella. Su prevalencia ha aumentado en todas las edades en la última década. En la población adulta, según la Encuesta Nacional de Calidad de Vida del MINSAL (2009), existe un 25.1% de la población con obesidad, asociándose una mayor prevalencia en las mujeres (30.7%) que en los hombres (19.2%), y va aumentando con la edad y en los grupos con menos años de estudios.

También se asocia con el desarrollo de otro tipo de patologías tales como: resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, dislipidemias, hipertensión arterial, patologías cardíacas, distintos tipos de cáncer como el de mama, colon, vesícula biliar, hipertrigliceridemias, dolores o lesiones articulares, etc.

Inevitablemente debido a esta tendencia en ascenso según edad, la obesidad está afectando a la población trabajadora, lo que aumenta para el país el costo de la enfermedad.

Son muchos los factores que afectan la calidad de vida de las personas y que, a su vez, pueden afectar su desempeño en el trabajo. Dentro de la literatura se mencionan el alcoholismo, la depresión, el estrés laboral y la obesidad como factores que pueden interferir con el ámbito laboral: .

La obesidad, por sí misma, se relaciona además con un mayor riesgo de cursar ansiedad y/o depresión, lo que se suma a las largas jornadas laborales actuales, el estrés laboral y la falta de condiciones idóneas para poder realizar adecuadamente el almuerzo en el trabajo, donde las personas muchas veces deben salir a comer algo rápido, prefiriendo, por ello, preparaciones ricas en grasas o hidratos de carbono.

Todo esto genera un ambiente que favorece el aumento de esta patología, sumando también que la mayor parte de la actividad laboral no exige un gran gasto calórico, por estar largas horas sentados detrás de un escritorio o computador, lo cual potencia el depósito de grasa corporal, agravando la enfermedad. Además, hay que considerar que el ambiente social también puede discriminar a la persona obesa, lo que puede potenciar una baja autoestima y más estrés en quien padece la patología.


Obesidad v/s Productividad

Según la última encuesta nacional de salud, solo el 15,7% de los adultos en Chile consume 5 o más porciones de verduras o frutas al día, que es lo recomendado; y solo un 39,4% pescados por lo menos 1 vez a la semana. El entorno laboral, entonces, se transforma en un elemento esencial en la actualidad para fomentar una dieta equilibrada y saludable.

Diversos estudios han descrito cambios en personas obesas relacionados con la reducción de la productividad, el incremento del ausentismo laboral (aumenta a 2,3 veces en personas obesas), de los accidentes de trabajo, problemas con el estado de ánimo, falta de cooperación, problemas de concentración, abuso de alcohol y drogas, entre otros. Además, un gran porcentaje de pacientes presentan alteraciones en el sueño, lo que podría, a su vez, alterar su rendimiento laboral, capacidad para pensar, concentrarse o tomar decisiones.

Otro de los factores que afecta a nuestra población es el llamado Síndrome Metabólico, que padece un 30% de esta y que se caracteriza por la presencia de tres o más factores de riesgo cardiovascular: obesidad abdominal (hombres >102 cm- mujeres > 88 cm) Triglicéridos altos: > 150 mg/dl–Colesterol HDL bajo: hombres <40 mujeres <50; Hipertensión: > 130/85 mm Hg; Glicemia: > 110 mg/dl). Las personas con Síndrome Metabólico tienen: 4 a 5 veces más riesgo de muerte cardiovascular y 2 a 3 veces más riesgo de muerte por cualquier causa.

Se han generado en algunas empresas programas cuyo objetivo es potenciar estilos de vida saludables en sus trabajadores, potenciando actividad física, alimentación saludable y cambios conductuales orientados a una mejor estilo de vida, como evitar el hábito del tabaquismo, lo que ayuda a disminuir los riesgos de esta patología como enfermedad cardiovascular o riesgo de infarto o accidentes vasculares, potenciando a su vez mejores ambientes laborales, que se ha asociado a un aumento de la productividad laboral.

El gasto energético asociado a la actividad física puede provocar determinadas adaptaciones orgánicas consideradas factores de protección frente a las enfermedades. Además de sus potenciales efectos en el funcionamiento de los sistemas orgánicos, la práctica de actividad física permite entrar en contacto con uno mismo y conocer a otras personas, lo que ayuda a mejorar la autoestima y disminuir el riesgo de depresión.

Una alimentación saludable se relaciona con aumentar el consumo de verduras y frutas a 5 porciones al día, variando su tipo y color diariamente; preferir alimentos naturales a los procesados o industrializados; evitar el consumo de cremas, mayonesas u otro tipo de grasas saturadas, prefiriendo consumir aceites vegetales como el de canola u oliva; aumentar el consumo de legumbres a dos veces a la semana, junto con el de pescados también en esta misma frecuencia; disminuir el consumo de carnes rojas altas en grasas, prefiriendo las carnes blancas sin piel como las de ave o pavo; aromatizar o condimentar las preparaciones con aliños naturales como ajo, hierbas aromáticas; evitar frituras; preferir cereales integrales como arroz, fideos. Además, es necesario aumentar el consumo de agua y evitar las bebidas azucaradas, así como el consumo de sal en exceso.

Trabajar estimulando estilos de vida saludable en el ambiente laboral, trae consigo contar con adultos sanos y con una mejor calidad y esperanza de vida.

Junio 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
Freddy Cañar LA FABRIL S.A. (25/09/2016)

Me gustaría realizar un estudio relacionado acá en el Ecuador en el sector industrial y conocer las directrices para realizar (metodología) Gracias

Gloria Robles Prodac (24/02/2016)

Me gustaria hacer un estudio relacionado a obesidad y productividad , me podría dar alcances por favor.

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.