Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

Seguridad en labores de mantenimiento
Por Samy Espinoza, Gerente de Seguridad, Salud Ocupacional y Medio Ambiente Siemens Chile.

El mantenimiento es fundamental para garantizar la continuidad operacional y competitividad de una compañía, pero también influye en la seguridad y la salud de las personas que se desempeñan en este rubro.

Se comprende la labor de mantenimiento como una actividad de alto riesgo, debido a que algunos de sus peligros derivan de la gran diversidad de sectores y lugares de trabajo en que se lleva a cabo esta actividad. Por consiguiente, los trabajadores de mantenimiento están expuestos, con mayor probabilidad que otros, a riesgos de distinta naturaleza.

Adicionalmente, la gran variedad de tareas conlleva una serie de riesgos específicos y, a menudo, a la realización de trabajos no habituales, tareas no rutinarias y fuera de la planificación a raíz de complejidades del entorno de trabajo. Esto tiene asociado retrasos, un trabajo bajo presión y con frecuencia en condiciones excepcionales, donde es difícil reducir el contacto directo entre el trabajador y la máquina.

Las organizaciones sometidas a estas dificultades se ven obligadas a adoptar una serie de medidas en busca de alcanzar una sólida cultura preventiva, que permita reducir el riesgo de accidentes, siendo necesario lo siguiente:

Integrar la gestión de seguridad como parte intrínseca de la labor de mantenimiento.

Evaluar permanente y sistemáticamente los riesgos asociados a cada actividad.

Definir funciones y responsabilidades claras.

Disponer de métodos de trabajo seguros y directrices claras.

Contar con personal altamente capacitado.

Conocer en detalle los equipos a intervenir.

Participación activa de los trabajadores en procesos de evaluación de riesgos.

Comunicación continua y eficaz.


Reglas básicas para un mantenimiento seguro

Compromiso organizacional: Una compañía madura en materia de seguridad es aquella que comprende que su competitividad y continuidad operacional dependen de un trabajo bien hecho, sin retrasos, lesiones a su personal e impacto en el entorno en que se desarrolla. Por esto, dispondrá de recursos adecuados y suficientes para cumplir con las normas y exigencias legales que permitan reducir y mitigar los riesgos asociados a su actividad.

Planificación estratégica: La planeación es una etapa fundamental que permite conocer el alcance de una actividad, tiempos y recursos, riesgos inherentes y potenciales, medidas de mitigación, interferencias y definir las competencias requeridas por el personal a participar en la labor. En mantenimiento, nada se deja al azar y es la planificación la mejor herramienta preventiva.

Restricción de las áreas de trabajo: Las áreas que serán sometidas a mantenimiento deben restringir el ingreso de personal no autorizado, sobre todo en aquellas operaciones que contemplan maniobras de izaje.

Control de energías peligrosas: Antes de intervenir un equipo, se debe neutralizar todo tipo de energías (mecánicas, hidráulicas, eléctrica, radiante, potencial, cinética, térmica, etc.), debiendo seguir los siguientes pasos:

1. Identificar tipos de energías peligrosas

2. Obtener permiso de bloqueo

3. Aislar las fuentes de energía

4. Bloquear el dispositivo de aislamiento

5. Probar y testear el equipo

6. Eliminar la energía acumulable

Es importante destacar que el bloqueo de un dispositivo de aislamiento es una acción de carácter personal, considerándose terminado el bloqueo de un equipo cuando se ha verificado la evacuación de todos los trabajadores y retirados los bloqueos personales.


Equipos, herramientas y formación

Utilizar equipos y herramientas adecuados y en buenas condiciones, son factores importantes en la prevención de accidentes, siendo necesario contar con un plan de mantenimiento periódico. El uso de equipos y herramientas para un fin diferente a de su fabricación generalmente ocasiona accidentes. Las herramientas fabricadas artesanalmente deben disponer de sus respectivas memorias de cálculo que acrediten su idoneidad para la labor en que serán utilizadas.

La formación adecuada del personal y su comprensión de los métodos seguros de trabajo es otro aspecto importante al momento de realizar una tarea; por ello, es necesario evaluar sistemáticamente la efectividad de los procesos de capacitación, mediante el análisis del grado de comprensión por parte de los trabajadores que participan en una actividad. Lo anterior puede ser evidenciado a través de la realización de pruebas y observaciones planeadas de trabajo.


Evaluaciones higiénicas y monitoreo médico

Los trabajadores que participan en labores de mantenimiento se encuentran expuestos a una serie de agentes, cada uno de los cuales debe ser adecuadamente identificado y evaluado, de modo de comprender el grado de exposición del personal y adoptar las medidas necesarias para su mitigación. En aquellos casos en que se superen los límites permitidos, se deberá contemplar la incorporación del personal expuesto a programas de vigilancia médica, en búsqueda de monitorear la salud de los colaboradores.

Finalmente, cabe recordar que estas son solo algunas medidas de control de riesgos de un mercado cada vez más sometido a nuevos niveles y tipos de riesgos.

Junio 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.