Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

¿Se puede disfrutar y ser feliz en el trabajo?
Por Marcela del Barrio, Directora Gestión de Personas, Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos.

Quienes son felices en el ámbito laboral no solo disfrutan más, sino que su calidad de vida en general es mucho mejor y sus éxitos profesionales son mayores. Para lograrlo, parte esencial es que las empresas conozcan las necesidades y aspiraciones de sus colaboradores.

Sin duda la felicidad es algo fundamental en todos los ámbitos de la vida, incluido el laboral. Las personas pasan más tiempo en el trabajo que en su casa o compartiendo con su familia y amigos. Sin embargo, definir el concepto de “felicidad laboral” es tremendamente complejo, porque la felicidad es un sentimiento y, como tal, no tiene una única definición, pero sus efectos son inconfundibles.

Una compañía que se preocupa de buscar la felicidad de sus colaboradores se verá beneficiada con una mayor productividad, una mejor calidad del trabajo, disminución del ausentismo, y con positivos índices de atracción y retención del talento. Lo anterior impacta positivamente en las cifras de satisfacción de clientes.

Tan importante es esta tendencia que a nivel de estudios ya se habla del CEO de la felicidad. Incluso, hace poco tiempo la Revista Time publicó un anuncio que decía: “Se busca directivo que traiga felicidad y el convencimiento de que se puede motivar a la gente sin dinero”.


¿Cómo conseguir un ambiente laboral feliz?

En primer lugar, debemos ser capaces de detectar y conocer a cabalidad los distintos grupos humanos que trabajan en la organización. En segunda instancia, analizar cuáles son las diferencias y cómo se relacionan entre ellos. En este sentido, el mayor desafío lo presenta la denominada “Generación Y”. Hombres y mujeres que bordean los 30 años y que tienen necesidades mucho más dinámicas, que requieren de ambientes laborales eficientes, efectivos y flexibles y que toman en cuenta el bienestar total. Por naturaleza, son profesionales creativos, que crecieron en un entorno tecnológico, lo que representa un gran desafío para las empresas en materia de retención de talento. Frente a este escenario, las empresas debemos cambiar nuestras estrategias de retención y considerar que para esta generación la flexibilidad, la valoración y el reconocimiento, son fundamentales para aumentar su motivación y rendimiento laboral. Indudablemente aspiran a la felicidad laboral. Pero, lamentablemente aún estamos lejos en Chile de este objetivo. De acuerdo con el último estudio sobre felicidad realizado por la Universidad de Columbia para la ONU, Chile ocupa el lugar 43 de un total de 156 naciones y, específicamente, en materia de felicidad laboral, el mismo informe reveló que en una escala de 1 a 10, la felicidad promedio de los empleados chilenos llega solo a un 6.

Si consideramos estas cifras, es fundamental que nosotros, los gestores de felicidad entre nuestros equipos, entendamos que un trabajador feliz maneja los riesgos de mejor manera, toma decisiones más acertadas, es optimista, enérgico y asume de mejor manera los aspectos negativos que trae cualquier cargo en el que se desempeñe. Tenemos la certeza de que la felicidad laboral está directamente relacionada con disfrutar de lo que uno hace, sentirnos orgullosos de la empresa en la que trabajamos, y contar con un entorno laboral adecuado para cumplir con nuestras tareas.

Es importante resaltar que nuestros colaboradores no se sienten felices y motivados en el trabajo solo por recibir un buen sueldo, beneficios atractivos o por tener un jefe agradable. Los seres humanos somos complejos y buscamos un propósito y sentido en la vida. En las compañías líderes, la motivación se ha incorporado para crear valor tanto para la empresa como para los empleados, de forma horizontal y vertical, por medio de un espectro de beneficios y también de incentivos.

El desafío de lograr la felicidad en nuestros equipos no es tarea fácil. No existe una única regla. Por ello, uno de los principales estímulos para que los trabajadores se sientan felices es procurar tener relaciones sólidas, de respeto entre directivos y colaboradores. Crear estos lazos de confianza propician un mayor grado de responsabilidad por parte de los empleados: se sienten parte de la empresa y saben que desempeñan una función importante dentro de un engranaje denominado “compañía”.

Mayo 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.