Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Lunes 26 de Febrero de 2024         •         Dólar= $987,66         •         UF=$36.829,92         •         UTM=$64.343

Accidentes y enfermedades profesionales
de los conductores de camiones
Por Daniel Maldonado y Marcelo Cáceres, Docentes Area de Procesos Industriales de INACAP Puente Alto, Expertos en Prevención de Riesgos.

El trabajo de camionero representa una serie de riesgos, los que pueden afectar tanto al conductor como a terceras personas. Generar acciones preventivas surge como una forma de evitar accidentes y enfermedades relacionadas a las largas horas de conducción.

La profesión de conductor de camiones está más expuesta al peligro que muchas otras profesiones. Basta con dar un vistazo a las tasas de accidentabilidad publicadas por las diferentes mutualidades para darse cuenta de ello: Minería tiene un 1,57%; Salud, 2,79%; Educación, 2,15%; Energía y Telecomunicaciones, 4,64%; mientras que el rubro del Transporte supera a todas las anteriores con una tasa de 4,88%. Lo peor es que, además de la alta accidentabilidad, este sector lidera ampliamente la siniestralidad, porque es muy probable que en un accidente de camiones haya víctimas fatales involucradas.

Es que en la conducción de camiones a veces confluyen condiciones que facilitan la ocurrencia de accidentes. Por ejemplo, cuando se maneja en turnos muy largos -y si a eso se le agrega la monotonía de la ruta- el conductor puede quedarse dormido y tener un incidente. El estrés y la presión por los tiempos de entrega o la peligrosidad de las cargas, pueden impulsar una conducción imprudente. Cuando no hay protocolos de seguridad y buenas mantenciones, puede haber desperfectos técnicos que terminan en situaciones poco afortunadas. La lejanía de la familia y el sedentarismo (por manejar tanto tiempo sentado) terminan socavando el bienestar físico y mental del conductor, lo que también daña su conducción.

Estas condiciones laborales a veces son toleradas con el fin de ahorrar recursos económicos, lo que sin embargo termina siendo un pésimo negocio. Un accidente en este rubro suele cobrar vidas humanas y generar pérdidas económicas millonarias; para colmo suelen tener una visibilidad que daña la imagen de la empresa involucrada y exponen a la firma a demandas civiles y penales. Si una empresa protagoniza estas situaciones con asiduidad, deja de ser fiable para sus clientes y termina así dañándose irremediablemente.

Sin embargo, los accidentes no son lo único de lo que hay que cuidarse. La conducción de transporte terrestre -dada las características intrínsecas de este trabajo- también está asociada a diversas enfermedades laborales, como la hipertensión, várices, alteraciones cardíacas, úlceras estomacales, sedentarismo, sordera de nivel medio (en el oído izquierdo, que va por el lado de la ventana), estrés y problemas de sueño. Y cabe mencionar que los conductores de camiones son unos de los pocos que pueden padecer esta gama de enfermedades profesionales.

Lo anterior hay que complementarlo con el hecho de que cada vez es más frecuente que los conductores de camiones sean personas de edad avanzada, aumentando el riesgo de manifestar alguna de estas patologías.


Prevención de enfermedades

Se puede tomar medidas paliativas, como generar descansos que permitan que el conductor comparta con su familia, evitando así la ansiedad y el exceso de velocidad con el fin de ver a los suyos, por ejemplo. También se puede adquirir camiones con buen estándar ergonómico, que permitan al conductor adoptar una posición de conducción que no le genere molestias en la espalda, especialmente a nivel de la tercera vértebra cervical. Esto también puede impedir el aplastamiento o compresión de venas que genera las várices, lo que propicia una conducción más placentera y con mejor concentración en la ruta.

¿Y se puede hacer algo para prevenir los accidentes? Sí, mucho. Una muy buena herramienta es la implementación de protocolos que aseguren un mantenimiento predictivo y preventivo, lo cual aporta a un servicio de primera calidad, al cuidado de los conductores y al reconocimiento de los clientes. En definitiva, una operación bien realizada que se traducirá en utilidades para la empresa.

Abril 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.