Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Viernes 12 de Julio de 2024         •         Dólar= $912,83         •         UF=$37.602,00         •         UTM=$65.967

Modificación a la Ley 16.744
Por Ernesto Evans, Presidente de la Asociación de Mutuales.

Si bien a nivel país se ha avanzado en materia de seguridad laboral, varios son los puntos en que hay que trabajar. Algunos importantes son los que trata la modificación de la ley 16.744, discusión pendiente en el Parlamento.

Respecto de la Prevención de Riesgos Laborales, el sistema en Chile tiene tres actores privados sin fines de lucro. El año pasado las tres mutualidades lograron bajar la tasa de accidentalidad a 4,9%, y este año probablemente baje del 4,5%. Esto es un hito, porque además creció la mano de obra afiliada al sistema.

Las mutualidades de accidentes del trabajo cubren a aproximadamente 4,6 millones de trabajadores y, según las estadísticas mensuales de la Superintendencia de Seguridad Social, cubren a 122.550 entidades empleadoras (a julio de 2013). Lo notable es que cerca del 90% de estas empresas tiene menos de 100 trabajadores.

No obstante, y aun cuando estamos frente a un sistema que está dando buenos resultados para los trabajadores y sus familias, vienen desafíos importantes. El Gobierno del Presidente Piñera impulsó una reforma a la Ley de Accidentes del Trabajo (16.744), que actualmente está en la Comisión de Trabajo de la Cámara. La modificación de esta legislación es un proyecto muy relevante para empresarios, sindicatos y trabajadores. El proyecto tiene cosas positivas: (1) todas las empresas estarán obligadas a tener herramientas de prevención de riesgos, como mapas de riesgos y herramientas de autoevaluación. Esto hará más evidentes los derechos de los trabajadores a contar con un ambiente laboral seguro; (2) existirá un mayor ordenamiento en la fiscalización en la prevención de riesgos, que fue lo que falló en la Mina San José.


Puntos críticos

Una cosa relevante, porque de verdad es un despropósito, es que hoy se distinga entre “obreros y empleados”. Esto se terminaría, lo que nivelaría la cancha en materia de prestaciones médicas a los aproximadamente 900 mil trabajadores del Instituto de Salud Laboral. Sin embargo, hay artículos que son discutibles y hay que verlos en detalle.

Un ejemplo de lo anterior es lo que ocurrió el pasado 19 de diciembre, cuando murió un joven electrocutado al recibir una fuerte descarga eléctrica. Esto ocurrió al montar unos equipos de iluminación en el conocido centro de eventos Espacio Riesco. La lamentable noticia dio la vuelta por algunos medios electrónicos y por la televisión. La crónica decía que el joven era un técnico eléctrico y trabajaba para la empresa “HMI”; que al ocurrir el accidente, sus compañeros de trabajo lo llevaron hasta el SAPU de Recoleta, donde murió cuando recibía atención médica. Otros medios señalaron que no había ambulancia y que, probablemente de haber recibido una atención oportuna, se habría salvado. También se habló de la falta de herramientas de prevención de riesgos.

En este punto, nos preguntamos qué más podemos hacer, y si no deberíamos ponernos como “meta Chile” que no hubieran másmuertos producto de los accidentes en el trabajo. Indudable que sí. Debería ser una meta nacional de primera línea. Tenemos en Chile un muerto por día por causa del trabajo. Estamos hablando de la vida de los trabajadores.

En este sentido, se hace necesario, trabajar en tres ejes: uno estructural, otro legal y un tercero de compromisos intersectoriales. Hay un Servicio Público: el Instituto de Salud Laboral, conocido como “ISL”. Nace de la reforma previsional, y no tiene infraestructura especializada a nivel médico. No tiene hospitales ni instalaciones ni ambulancias. El trabajador de la empresa HMI estaba afiliado al ISL, por lo que fue atendido en un centro público como el SAPU de Recoleta, que no es especializado en accidentes del trabajo. Al ISL, la ley no le permite tener convenios con organismos especializados y su atención médica dista mucho de una atención de calidad para sus afiliados.

El segundo tema es legal. Ha habido varios años perdidos en esto. No se ha permitido al ISL generar convenios con centros especializados o mutualidades para cubrir a los casi 900 mil trabajadores que atiende con una prestación médica adecuada, porque la ley actual no lo permite. Esto debería ser una prioridad de la futura administración Bachelet: una ley corta y eficaz que termine con esta prohibición. Está dentro de las reformas de la Ley 16.744, pero esto va a demorar mucho. Por lo tanto, propongo una Ley Corta.

Un tercer tema es de los acuerdos y compromisos intersectoriales. Hay sectores que están realizando enormes esfuerzos para reducir su tasa de accidentabilidad, como la Minería o la Construcción. Además son áreas de la economía que emplean a mucha gente, pero siguen existiendo fatalidades. También hay que involucrar a las Pymes.

Debemos partir entonces por generar compromisos que sean monitoreados permanentemente para llegar a cero muertes laborales.

Enero 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
Ruben Rivas Independiente (18/04/2019)

El Sr. Evans pone todo el foco fuera de las mutuales, sin embargo nada dice de como estas instituciones mejoran su eficiencia, hoy en dia esa falencias son asumidas por las Empresas via tasa de cotización adicional,quien cautela que las extensiones de tratamientos sean las adecuadas, hoy dia nadie. Nadie está preocupado de la eficiencia.

Jose Riquel.e Independjente (17/10/2017)

Completamente de acuerdo.Esta ley no ha tenido cambios que aporten a la gestion preventiva desde su creacion.

luis ruiz passeron inamar (13/04/2016)

porque dicen que las mutuales son actores sin fines de lucro,si ahora actuan y prestan servicio como clinicas privadas a particulares

Gonzalo iturrieta Sermich (07/01/2016)

Estimado,

Lei atentamente su articulo y la verdad no concuerdo en un punto especifico donde comenta que el ISL no tiene convenios con mitualidades.

Hace dos años mi hermano sufrio un accidente que casi le costo la vida, afortunadamente se salvo. El punto es que la empresa a la cual prestaba servicio estaba afiliada al ISL. Al momento del accidente fue dirigido a la mutual de seguridad en Quilicura. Ahi lo atendieron muy bien y con todas las prestaciones que se necesitaba. En la misma mutual me entregaron un documento en donde salian todos los centros de atencion medica, incluyendo la Mutual, achs, hasta los hospitales publicos. La atencion fue la misma, la unica diferencia es que las licencias medicas las cancela el compin y no la mutual.

A esto quisiera que me respondieras el por que comentas que el ISL no tienes convenios que por ley no estan permitidos segun usted

GASTON CARDENAS ACHS (16/12/2014)

Muy buen comentario y entonces para que esta el ISL

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.