Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

INCENDIOS INDUSTRIALES
¿Por qué continúan presentando tan alto impacto en la comunidad?
Por Sergio Albornoz Godoy, Jefe Desarrollo Técnico, Academia Nacional de Bomberos de Chile.

Si no se combate y controla de la manera adecuada, un incendio industrial puede representar más que la pérdida del lugar de trabajo, equipamiento e inversión: puede tener serias repercusiones en su entorno, incluso varios años después.

Cada cierto tiempo ocurren incendios industriales en alguna parte de nuestro país, generando alarma pública y alto impacto en la comunidad circundante, tanto de forma inmediata -por contaminación del aire y proyección de contaminantes e incluso esquirlas metálicas, que generan evacuaciones, desvíos de tránsito, cortes de servicio básicos, entre otros- como por sus repercusiones a mediano y largo plazo; mucho más preocupantes pues no son evidentes a simple vista, como la contaminación del suelo y napas subterráneas de agua, que terminan afectando a vastos sectores habitacionales, incluso muchos meses o años después del evento.

El más emblemático de los incendios industriales, aunque no el primero, fue el que afectó a la empresa química Mathiesen Molypac el 17 de diciembre de 1995 en la comuna de San Bernardo, el que por más de una semana ardió con el resultado de una vecina fallecida por una esquirla metálica, decenas de lesionados, cientos de evacuados y múltiples efectos en el medioambiente, a corto, mediano y largo plazo, difíciles de medir. Este incidente dejó en evidencia la presencia de empresas en barrios industriales separados solo por una calle de barrios residenciales, lo que ocurre por errores en los planos reguladores de diferentes municipalidades, situación inaceptable desde el punto de vista de la protección de las personas.

Luego de este incendio se han producido varios otros en estos 18 años, con efectos bastante parecidos, siendo el último el que afectó a la empresa Panimex, en la comuna de Quilicura, el pasado 10 de diciembre. En este evento, además de la destrucción de gran parte de la empresa y 11 bomberos lesionados, se efectuaron amplias evacuaciones, desvíos de tránsito y otras medidas que alteraron el funcionamiento de un amplio sector industrial y habitacional.

Aparentemente, en estos 18 años no se ha avanzado lo suficiente para evitar que estos accidentes se repitan. La autoridad sanitaria promulgó el Decreto Supremo 78 sobre almacenamiento de sustancias peligrosas que cubre varios aspectos de las emergencias, pero no hay más normativas que hayan profundizado sobre incendios industriales.

Los principales problemas existentes que participan en las causas y consecuencias de incendios industriales son:

Empresas ubicadas en barrios residenciales.

Empresas en barrios industriales muy cercanos a barrios residenciales.

Falta de protección contra incendios en las empresas, principalmente por exceso de combustible, escaso control de las fuentes de ignición, falta de compartimentación en las instalaciones (que permite que el fuego se propague a toda la infraestructura), y diversas construcciones que dificultan el combate contra el fuego.

Equipos de combate de incendios inadecuados e ineficientes, basados en la operación de trabajadores que está demostrada como prácticamente inútil en fuegos medianos y grandes.

Falta de disponibilidad de agua suficiente para poder absorber la energía calórica liberada en incendios con altas cargas combustibles. Esto se debe a que la red de grifos públicos en nuestro país carece del caudal y la presión adecuadas para enfrentar este tipo de fuegos.

Falta de sistemas de contención y recolección de aguas contaminadas generadas por el combate del incendio, terminando generalmente en canales y acequias que pasan cercanos al lugar, sistemas de alcantarillado y otros que llevan la contaminación a lugares lejanos o hasta las napas subterráneas desde donde se obtiene el agua potable en amplios sectores habitacionales.

Cuerpos de Bomberos que se ven superados en sus recursos humanos y materiales por la magnitud del incendio, dejando a la vez desprotegidos a amplios sectores habitacionales de otras emergencias de fuego, rescate o similares. Debe entenderse que un incendio industrial presenta cargas combustibles que no pueden ser absorbidas por la cantidad de agua que lleva Bomberos en sus carros, lo cual no pasa de los 3 a 5 m3. Estos, al ser desalojados por un monitor de 2.500 litros por minuto, deja el carro bomba sin agua en 2 minutos. Los grifos de la red pública nunca entregan más de 900 litros por minuto desde una red única destinada al agua potable. Por lo tanto, Bomberos generalmente se restringirá a evitar la propagación a lugares no afectados y esperar que el combustible del incendio se consuma.


Focos en los que trabajar

Como se puede apreciar, el problema de los incendios industriales es multifactorial, tanto en su generación como en sus consecuencias, pero debe ser abordado con firmeza por la autoridad. De lo contrario, continuarán generándose con las mismas consecuencias vistas hasta ahora. Parte de las soluciones pasan por:

1. Mejorar la legislación de protección contra incendios en la parte constructiva, para evitar que los incendios se propaguen libremente por el interior de toda una empresa. Este concepto se denomina “compartimentación” y consiste en que un incendio y sus productos queden confinados al lugar donde se inició.

2. Cambiar la legislación en lo referente a sistemas de combate contra incendios en empresas. Debe ser obligatoria la presencia de sistemas automáticos de rociadores, que si bien no garantizan apagar totalmente el fuego, sí lo mantienen bajo control hasta la actuación de Bomberos o brigadas profesionales. Estos rociadores debe ser mantenidos por empresas especializadas, si no quedarán fuera de servicio en no más de un año. Además, las empresas deben contar con reservas de agua propia, accesibles para Bomberos, que permitan ser usadas en incendios de gran magnitud y en una cantidad suficiente de acuerdo a la Densidad de Carga Combustible Media de la empresa. Asimismo, se requieren sistemas de contención del 100% del agua utilizada para evitar que contamine lugares no deseados.

3. Mejorar la fiscalización de los lugares laborales para verificar que se controlen los combustibles, tanto en tipo como cantidad, así como las fuentes de ignición.

4. Revisar los planes reguladores de las diferentes municipalidades, de manera que no existan empresas con riesgo de incendio de mediana a gran magnitud, en cercanía de barrios residenciales o con proyección hacia ellos de nubes tóxicas.

5. Ampliar el control a sectores más allá del químico, pues una fábrica de muebles, una barraca, una textil o bodegas de diversos rubros, entre otras calificadas como no peligrosas, pueden generar nubes tóxicas al combustionar sus contenidos. Es importante dejar claro que todo material que se quema genera gases tóxicos cuyo potencial de daño depende del material que lo genera, la concentración que es inhalada y el tiempo de exposición. Lo que es impresentable es que, durante estas emergencias, se trate de bajar el perfil con declaraciones de la autoridad al público como “este producto no es tóxico por lo tanto el humo generado tampoco”. Las personas merecen ser informadas en todo momento en forma veraz y oportuna.

Por su parte, Bomberos de Chile debe mejorar las coordinaciones entre diferentes cuerpos de bomberos, pues estas emergencias superan con frecuencia la capacidad de respuesta de una institución, debiendo solicitar el apoyo de otros contingentes de bomberos vecinos en forma escalonada.

De igual modo, en el lugar, se debe constituir un eficiente Comando de Incidente, instancia organizativa que ordena el trabajo, prioriza las tareas y disminuye el riesgo para quienes responden a la emergencia, controlándola en el menor tiempo y costo posibles, sin dejar de proteger al resto de la comunidad, pues la posibilidad de otra emergencia paralela es permanente.

La Academia Nacional de Bomberos tiene disponible cursos de Comando de Incidentes y otros para formación y entrenamiento de los cuerpos de bomberos del país que lo requieran.

Solo mediante el trabajo conjunto de la autoridad con la empresa privada y organizaciones de ayuda asociadas, se logrará evitar que los incendios industriales sigan teniendo tan alto impacto en la comunidad nacional.

Enero 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.