Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Viernes 12 de Julio de 2024         •         Dólar= $912,83         •         UF=$37.602,00         •         UTM=$65.967

Termografía y usos en seguridad
Artículo gentileza de Mabel Mora, Encargada de Marketing en INTRONICA LTDA.

Una cámara termográfica es un instrumento que detecta patrones de calor en el espectro de longitud de onda infrarroja sin tener un contacto directo con el equipo, y entre sus prestaciones se encuentra entregar información en cuanto a la seguridad de los equipos.

La termografía es una valiosa herramienta que puede tener un impacto significativo en la productividad relacionada con la resolución de problemas y el mantenimiento, así como la solución para sus aplicaciones industriales, eléctricas y de construcción. Las cámaras termográficas se pueden utilizar para realizar una gran variedad de tareas en entornos industriales y comerciales. Muchas de estas labores se llevan a cabo en áreas donde normalmente existe riesgo (como equipos eléctricos con corriente) o en zonas altas. Para realizar de forma segura y eficiente las tareas requeridas, se necesita una formación adecuada en el uso de cámaras termográficas, así como la implementación de normas de seguridad.

Los cambios de temperatura pueden indicar problemas en muchas aplicaciones cotidianas. Con una cámara termográfica es posible hacer comprobaciones visuales rápidas y sencillas de las temperaturas de superficie.

La termografía infrarroja ayuda a localizar muchos problemas en etapas tempranas, con frecuencia antes de que puedan verse o encontrarse con otros medios u equipos. Se pueden realizar inspecciones de forma rápida y eficiente, y documentar aéreas problemáticas detalladamente para su posterior seguimiento. Identificar fallos con antelación y corregir antes de que la producción se vea detenida por una avería, y/o se produzcan accidentes que afecten a los colaboradores de una compañía.

Cuando se pueden ver los problemas antes de que se conviertan en emergencias, el trabajo se vuelve mucho más fácil, se puede dedicar el tiempo y presupuesto a las áreas de mayor necesidad y se pueden mantener de forma proactiva las instalaciones, activos y sistemas de funcionamiento, en lugar de reaccionar continuamente ante fallas inesperadas. Con una cámara infrarroja se pueden encontrar problemas críticos antes de que ocurran.

Las principales industrias en todo el mundo están utilizando termografía infrarroja para ayudar a resolver problemas de mantenimiento, mejorar las condiciones de trabajo seguro y controlar los costos de producción.


Mantenimiento preventivo y predictivo

El Mantenimiento Preventivo consiste en la programación de los trabajos necesarios para mantener un equipo en condiciones óptimas de funcionamiento. Reduce al mínimo el funcionamiento incorrecto y las averías del equipo, a la vez que mantiene el óptimo rendimiento de la producción y las condiciones de seguridad de la instalación. Como resultado, se obtiene un incremento de la vida de servicio, una reducción de los tiempos de inactividad y una mayor eficiencia de la planta en general. Las tareas de mantenimiento preventivo y su frecuencia son específicas para cada equipo, y deben ser programadas de acuerdo a las especificaciones del fabricante, los manuales del equipo, las publicaciones especializadas del sector, y por la experiencia del trabajador.

Los programas preventivos que incluyen la evaluación y supervisión del equipo basadas en las condiciones de trabajo se realizan con más facilidad utilizando cámaras termográficas. Mediante la revisión de las imágenes térmicas de la máquina bajo estudio, las decisiones sobre si hay que reparar o sustituir un elemento son más efectivas, reduciendo los costos globales, ya sean en repuestos, o en lo que significaría que un operario sufriera un accidente.

Con un programa adecuado de Mantenimiento Predictivo, se suele reducir el mantenimiento preventivo. Algunas tareas de mantenimiento, como la lubricación o la limpieza de un motor, se realizan cuando son realmente necesarias en vez de seguir un programa establecido. La termografía y las imágenes termográficas se pueden utilizar para determinar el estado del equipo y su correcto funcionamiento hasta el siguiente período de mantenimiento.

Existe una amplia gama de cámaras termográficas, y diferentes modelos para todo tipo de necesidades y presupuestos, los cuales se pueden emplear en diversas aplicaciones, tales como:

Detectar desequilibrios y sobrecargas eléctricas.

Mejorar programas de inspecciones y de mantenimiento preventivo.

Identificar oportunidades de ahorro de energía y de costes.

Análisis de Eficiencia Energética.

Inspeccionar sistemas eléctricos y mecánicos.

Detectar problemas en sistemas de calefacción, ventilación, aire acondicionado y refrigeración.

Detectar sellos mal instalados en ventanas o puertas.

Detectar focos de humedad y la posible existencia de moho.

Comprobar daños en el aislamiento o la ausencia del mismo.

Inspeccionar defectos estructurales.

Es así como la Termografía constituye una solución completa y fácil de usar para el mantenimiento y la solución de problemas de equipos industriales y comerciales, y para la prevención de posibles accidentes generados por el mal funcionamiento de un equipo y por la exposición del trabajador a un riesgo innecesario.

Enero 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
MIGUEL SGF (09/08/2015)

Quisiera saber si para termografía en salas o subestaciones electricas era necesario usar guantes dielectricos para manipular la camara termografica

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.