Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 18 de Julio de 2024         •         Dólar= $925,93         •         UF=$37.594,72         •         UTM=$65.967

OPERACIÓN DE GRÚAS HORQUILLA
Prevención de riesgos del operario y su entorno
Artículo gentileza Rodrigo Cortés, Supervisor Comercial de Sigdotek.

La operación de una grúa horquilla considera tareas de movilización, apilamiento y transporte de materiales de todo tipo, tamaño y formas. Labores que revisten riesgos que deben conocerse y controlarse para reducir las posibilidades de un accidente.

Las grúas horquilla están diseñadas para movilizar, apilar y transportar materiales de forma mecanizada; labores en las que el operario puede enfrentar varios riesgos.

La mayoría de las personas piensa que manejar este tipo de maquinaria es seguro y sencillo y que difícilmente puede ocurrir un accidente, sin embargo, solo operadores calificados deben conducirlas, ya que si no se toman las medidas de seguridad adecuadas, el operador y/o personas a su alrededor pueden sufrir serios daños a su integridad física.

Las grúas horquilla son capaces de levantar grandes cargas a gran altura y con precisión, en lugares confinados o de difícil acceso. También pueden transportar cargas peligrosas o irregulares, o trasladar, incluso, dos pallets al mismo tiempo.

Existen varias categorías de grúas, pero las principales clasificaciones obedecen al tipo de combustible que utilizan (electricidad, gas líquido, bencina o diesel); tamaño o forma del chasis; cantidad de ruedas (3 ó 4); capacidad de carga; tipo de terreno por el que pueden transitar (tradicionales, todo terreno, con tracción integral); nivel de uso (trabajo pesado o liviano) y procedencia. También, algunas se manejan con palancas y otras con joystick.

Cada grúa está formada por un chasis (toda la estructura que la soporta), contrapeso, mástil, tren delantero, tren trasero, jaula o cabina protectora, comandos y pedales para operación, sistema hidráulico, motor, transmisión y sistema de dirección.


Riesgos involucrados y buenas prácticas

Son varios los riesgos que puede enfrentar un operador al momento de utilizar una grúa horquilla si no toma los resguardos necesarios. Ejemplo de ello, puede ser el volcamiento, golpe o caída de la carga, lo que se puede producir por no cargar correctamente la grúa, no conocer la capacidad de carga de la máquina según altura y posición de la carga (ábaco de carga), exceso de velocidad en la operación o falta de destreza o motricidad fina.

También podría producirse un atropello o colisión con el contrapeso o parte posterior del equipo, ya que el eje direccional es el trasero, donde se tiene peor visibilidad. Un buen operador se preocupa de tener siempre buena visibilidad, utilizando los espejos para evitar giros innecesarios de su cuerpo y controlando siempre los puntos ciegos.

Otro de los posibles problemas que podrían ocurrir es quedar atrapado en espacios confinados. Un operador debe dominar las dimensiones físicas del equipo y entender cómo se opera antes de utilizarlo.

El contacto con sustancias peligrosas también puede generar un riego. Al trabajar en lugares cerrados, especialmente con productos peligrosos, se debe evitar el permanente contacto del operador con vapores o gases emanados por los productos químicos y con gases de combustión de la grúa horquilla.

Para evitar graves accidentes, el operador siempre debe utilizar cinturón de seguridad y usar protectores auditivos que disminuyan los decibeles a los que se expone, especialmente en lugares cerrados. Así también, debe manejar la grúa a una velocidad moderada; más aún cuando está con carga.


Movimiento de carga

El sistema de levante de las grúas horquilla es extremadamente peligroso si no se opera y cuida correctamente; por ello, el operador nunca debe pararse bajo las horquillas de la máquina, independientemente de su destreza. Además, debe revisar periódicamente la presencia de fugas en el sistema hidráulico del mástil y el estado de flexibles hidráulicos. Asimismo, debe lubricar periódicamente la cadena del mástil y revisar su tensión y apriete.

El operador nunca debe subir o bajar de la grúa horquilla por el lado derecho, ya que los comandos del mástil suelen ubicarse en ese lugar y, pasar por esa zona, puede provocar que se tropiece con alguno de los comandos y esto mueva el mástil indeseadamente, provocando un accidente. Tampoco debe dejar horquillas en altura, especialmente con motor detenido.

Sin duda alguna, todo estos consejos le ayudarán al operador a conducir un grúa horquilla con seguridad y tomando todas las medidas necesarias para no sufrir un accidente. Debemos ser responsables al momento de manejar cualquier maquinaria, no solo para entregar un trabajo de calidad, sino también para cuidar nuestra integridad física.

Diciembre 2013
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
EMILIO BERTUOL Relator de capacitación (08/04/2014)

Muy buen artículo para los operadores de Gruas Horquilla.
Es un equipo muy versátil, pero muy peligroso si no se le opera bien, todos los operadores deben de poseer licencia clase D y estar certificados

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.