Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

TRABAJOS CON VIBRACIÓN CONSTANTE
Fuente de enfermedades laborales
Por Luis Reyes Jaque, Encargado Unidad de Vigilancia de Riesgos Ocupacionales, ISL.

La exposición periódica a vibraciones puede generar serias consecuencias a la salud de los trabajadores, asociándose principalmente sus efectos a enfermedades vasculares y musculoesqueléticas.

Las vibraciones son una cuestión cotidiana. Podemos sentirlas cuando nos subimos a un vehículo con motor (motocicleta, automóvil, transporte público, etc.) o cuando utilizamos alguna herramienta en nuestros hogares, como un taladro. Sin embargo, esto no nos genera problema alguno, debido a que se trata de situaciones puntuales que no se sostienen en el día y que aparecen casi como imperceptibles.

La situación cambia radicalmente cuando nos centramos en personas que se dedican durante gran parte de su jornada a manejar un vehículo, a trabajar sobre superficies que vibran (como por ejemplo, en el caso de un operario que supervisa el funcionamiento de un chancador) o a utilizar máquinas que basan su funcionamiento en la transmisión de vibraciones (como el caso de los rotomartillos en la industria de la construcción).

Si bien es cierto hoy en día no se puede llegar a establecer con claridad cuáles son las afecciones que se pueden asociar directamente con la presencia de vibraciones en los lugares de trabajo, sí se puede indicar que pueden llegar a generarlas o bien acentuarlas, en combinación con otros factores de riesgo.


Fuentes de riesgo

Primero, se debe indicar que la exposición a vibraciones puede ser de tipo global, donde todo el cuerpo se ve expuesto a la vibración (como en el caso de un chofer de tractor, grúa horquilla, camión, una retroexcavadora, por mencionar algunos); o afectar principalmente al segmento mano-brazo (lo que se asocia con la utilización de herramientas de alta velocidad que son manejadas por un operario, como un esmeril angular, una sierra circular, un rotomartillo, una compactadora, etc.).

Los efectos en uno y otro caso varían. Es así como en el caso de la exposición global, los efectos actúan sobre la totalidad del cuerpo, existiendo diferencias entre ellos debido mayoritariamente a la frecuencia (expresada en Hertz) en que se produce la aceleración (expresada en m/s2).

En el caso de la exposición global, los efectos se asocian mayoritariamente con disconfort y reducción en la capacidad de trabajo, aunque se ha logrado determinar en algunos casos la generación de alteraciones crónicas sobre determinados órganos del cuerpo.

En los casos de trabajadores de embarcaciones donde la frecuencia está entre 0,1 y 0,3 Hz, se genera sudoración fría, palidez, náuseas y vómitos.

En otros casos, resulta evidente que para casos de exposición a altas y bajas frecuencias pueden ocasionarse alteraciones a la columna vertebral, habiéndose demostrado que tanto la intensidad de la vibración (aceleración en m/s2) como el tiempo de exposición, implican un aumento del riesgo, mientras que los tiempos de descanso lo disminuyen. Las patologías que mayormente se asocian con este tipo de exposiciones son la hernia discal, extrusión discal y degeneración discal.

En el caso de la exposición del segmento mano-brazo, puede dar origen a alteraciones de carácter vascular, neurológicas y a trastornos musculo-esqueléticos.

Para el caso de las alteraciones vasculares, se debe tener en consideración la cantidad de aceleración a la que se expone el trabajador (en m/s2), así como el tiempo de exposición. Además, deben considerarse una serie de condicionantes que pueden aumentar o disminuir el efecto, como son: temperatura, flujo de aire, humedad y condiciones individuales como diabetes, tabaquismo o el ingerir determinados medicamentos.

Un síntoma de alteraciones en este nivel se asocia con la presencia de palidez en los dedos, cuya manifestación más conocida es el fenómeno de Reynaud o síndrome del dedo blanco.


Trastornos neurológicos

Los trastornos de carácter neurológico no se encuentran lo suficientemente estudiados, no obstante, algunos estudios han postulado la generación de trastornos de los nervios periféricos (que son los que conectan el Sistema Nervioso Central con los órganos y miembros del cuerpo).

Los Trastornos Musculoesqueléticos corresponden a lesiones del tejido blando del aparato locomotor (músculos, tendones, nervios y articulaciones), donde predomina mayormente el dolor, asociado a inflamación, pérdida de fuerza y dificultad para realizar ciertos movimientos.

Nuestra legislación presenta valores máximos de exposición para el caso de exposición global y de segmento mano-brazo (Decreto Supremo N° 594, de 1999, del Ministerio de Salud).

Los medios de protección se asocian con la reducción de la vibración en el origen, por medio de asientos y empuñaduras, que además tengan un diseño ergonómico.

También se puede optar por aislar las vibraciones por medio de aislantes a nivel de elementos elásticos en los apoyos de las máquinas o de plataformas vibrátiles, a nivel de empuñaduras, asientos, etc. Importante también es considerar la opción de utilizar tecnologías que generen menor nivel de vibraciones. El tiempo de exposición también es un elemento importante de considerar, ya que a menor tiempo, menor es la exposición.

Por último, la obligación de informar la presencia de dichos factores, así como sus medidas preventivas, son otra herramienta de la cual valerse para que los trabajadores conozcan el problema al que se enfrentan y cómo hacerlo de mejor forma.

Noviembre 2013
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.