Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

PROTECCIÓN AUDITIVA
Avances y correcta aplicación
Artículo gentileza de Manuel Albanez, Product Manager Seguridad de Garmendia.

Aquellos trabajadores que deban desempeñar sus labores en ambientes ruidosos, deben protegerse con elementos de protección auditiva, que cumplan con la Norma Chilena 1331/1. En este artículo, revisamos diversos aspectos para elegir correctamente estos elementos.

Los elementos de protección auditiva cumplen con la función de entregar protección y seguridad a los trabajadores que están expuestos a ambientes ruidosos que sobrepasan los 85 decibeles por un período de exposición máxima de 8 horas. Se pueden dividir básicamente en Tapones Auditivos y Fonos (u Orejeras), y para ser comercializados en Chile deben cumplir con la Norma Chilena 1331/1.

Con el tiempo, las materialidades de los Elementos de Protección Auditiva (EPA) han evolucionado para entregar mayor protección y comodidad a los trabajadores. De este modo, los fabricantes han incorporado diversos materiales, desde el PVC hasta las espumas termo-adaptables, para lograr nuevas funcionalidades, como ser impermeables o tener propiedades hipoalergénicas. Todo dependerá de las características propias del trabajo en las cuales la persona desarrollará su labor.

La exposición sistemática sin protección auditiva puede acarrear desde la inflamación de los tímpanos, hasta la pérdida parcial o completa de la capacidad auditiva. Además, es considerada una enfermedad degenerativa e irreversible.


Apropiado a cada industria

Para cada trabajo y exposición a un ruido, existe un EPA apropiado. Por ejemplo, en la industria alimenticia existen tapones que atenúan los niveles de ruidos y que, además, pueden ser detectables por los controles de metales; en el sector eléctrico, se ocupan fonos dieléctricos, mientras que en minería subterránea están ocupando fonos con radio frecuencia y/o Bluetooth.

La tendencia de los EPA está orientada a la aplicación de nuevas tecnologías para entregar mayor protección y comodidad a los trabajadores. Entonces, ya no es extraño encontrar productos más pequeños, más confortables, con mayores condiciones de protección y características que ayudan a la seguridad y productividad de los trabajadores.

Los materiales más usados en los EPA son:

Tapones: Espuma de poliuretano.

Fonos: Copas de plásticos endurecidos, almohadillas de espuma hipoalergénicas acolchadas.


Según indica el ISP a través de su Guía para la selección y control de protectores auditivos, para la selección de un EPA es necesario identificar los riesgos, evaluar y caracterizar el ruido, así como también determinar las condiciones ambientales en el puesto de trabajo que puedan afectar la vida útil y el rendimiento del protector. Es recomendable que personal capacitado, con la colaboración del trabajador, participen en dicho proceso. Para llevarlo a cabo, es importante tener en cuenta los siguientes factores:

Exigencias en materia de atenuación sonora.

Marca de certificación reconocida por la autoridad sanitaria (Instituto de Salud Pública de Chile, ISP).

Compatibilidad con otros EPP.

Comodidad que ofrece al trabajador, así como a sus problemas de salud, para determinar si el protector auditivo ejerce influencia sobre éstos.

Necesidad de escuchar señales de alarma.

Condiciones del lugar de trabajo.


Normativa

La normativa vigente en nuestro país (Norma Chilena 1331/1) nos entrega las condiciones mínimas a las cuales un trabajador puede estar expuesto al ruido, por un período determinado. Esta regulación es efectiva y puede ser aplicada todos los casos. En este sentido, la mayor dificultad no es la normativa en sí, sino que es el trabajador, ya que es él quien debe tomar conciencia del autocuidado y protección de su salud. Es él quien es el principal agente de protección dentro de las empresas.

La guía del ISP también considera a la capacitación como un factor trascendente en la efectividad de los protectores auditivos. Para ello, ésta debe ser teórica y práctica, utilizando la metodología más adecuada al grupo de trabajadores.

Los contenidos mínimos que se deben considerar en las capacitaciones son los siguientes:

Conceptos básicos de ruido ocupacional.

Efectos en la audición producto de la exposición a ruido.

Niveles sonoros en sus lugares de trabajo.

El riesgo al que se expone si no se utilizan protectores auditivos.

La influencia del tiempo de uso en la eficacia de la protección auditiva.

La repercusión de la inserción correcta de los tapones y de la colocación adecuada de las orejeras en la protección del riesgo.

La audición de mensajes verbales y/o señales de advertencia o alarmas, en caso de que sea necesario.

Compatibilidad con otros equipos de protección personal.

Realización de actividades prácticas relacionadas con la correcta colocación del protector auditivo.

En países más desarrollados, la adopción de conciencia del autocuidado y protección en el trabajo ya es parte del ADN de los trabajadores, quienes entienden que si sufren algún accidente están perjudicando su condición laboral y, lo más importante, descuidado a sus familias.

Octubre 2013
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
JUAN PABLO BARAHONA carozzi (18/08/2015)

Estimados hola buenas tardes junto con saludarlos, necesitamos realizar una compra de protectores auditivos que soporten un nivel de presión sonora efectivo a 83,9 decibeles .
Seria posible que nos envíen una catalogó con los precios de sus productos.
Saludos.

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.