Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

TARJETAS DE BLOQUEO
Alertas del estado de una maquinaria
Por Nicolás Moreno, Universidad del Pacífico.

La automatización en la industria es cada vez mayor, debido a la búsqueda de eficiencia y mejoramiento continuo de la producción. En estos procesos, es necesario contar con dispositivos visibles que indiquen el estado del equipo para mantener la seguridad de quienes los manipulan.

Los procesos automatizados requieren del uso de energía, y los trabajadores deben aislar, bloquear y verificar la ausencia de energía en los procesos de inicio y término, como a su vez en la etapa de mantenimiento y reparación de equipos. Es aquí donde surge la necesidad de bloquear los equipos para seguridad de los operarios; el bloqueo de un equipo es la acción de asegurar el aislamiento con un dispositivo que impida que otra persona pueda reponer la energía al equipo aislado, principalmente para el mantenimiento, reparación, inspección, cambio de elementos de corte, aseo, entre otros.

Para aplicar el bloqueo, se deben utilizar tarjetas, candados y tenazas, y en algunos casos, cadenas u otros dispositivos que permitan dejar inoperativa la fuente de energía, sistemas eléctricos, bombas, líneas de productos, válvulas y otros elementos que, en ocasiones, podrían ser accidentalmente energizadas o puestas en funcionamiento mientras el personal capacitado y autorizado se encuentra trabajando en ellas, o antes que estas estén mecánicamente listas para ser puestas en servicio. En este sentido, todo el personal involucrado en las operaciones deberá conocer y dar cumplimiento a este procedimiento.

Los riesgos más comunes asociados a estas tareas son el shock eléctrico por contacto con las líneas energizadas que están en operación o incluso que se libere energía posterior a su apagado; golpes por atrapamiento, y cortes en equipos mecanizados por mala manipulación.


Consideraciones básicas

Las tarjetas de bloqueo cumplen una tarea importante en la seguridad industrial, ya que tienen como objetivo señalar y/o bloquear puntos clave de los equipos para evitar la ocurrencia de lesiones a causa del trabajo, así como también daños en los equipos por activación involuntaria, accidental o errónea de un equipo, un sistema eléctrico, hidráulico, neumático o sistema en proceso de intervención. Estas deberán estar siempre colocadas junto con el candado de bloqueo en un lugar visible.

Para bloquear y colocar avisos en cualquier equipo, el trabajador debe identificar, antes de apagarlo, el tipo de energía que lo hace funcionar, los peligros que esta implica y cómo controlarlo; las causas que originan la intervención, y visualizar la posición de la totalidad de los elementos de protección y de comandos, de modo que una vez terminada la intervención, estos queden operando en la misma condición inicial.

Antes de comenzar con el trabajo a realizar, el operador debe instalar las tarjetas correspondientes en cada equipo donde se realizará el trabajo, desenergizando el sistema utilizando los controles de operación principal, siguiendo los procedimientos de seguridad básicos para dicha tarea. Los equipos, además, deben estar en la condición de apagado o en la que impida una activación repentina del sistema.

A su vez, el trabajador debe realizar una inspección previa a la manipulación, certificando que el sistema fue realmente desenergizado y que no podrá ser puesto en marcha sin ningún mecanismo.

Es importante saber que la persona que instala el sistema de bloqueo (candado y/o tarjeta) es el único autorizado para retirarlo una vez concluido el trabajo, ya que es un trabajo personal e intransferible y debe ser actualizada según las características del trabajo que realiza el operador para que otros trabajadores se percaten de los riesgos asociados.

Para efecto de identificación rápida de los elementos que se están manipulando, se recomienda utilizar colores en las tarjetas de bloqueo, dependiendo del tipo de energía que se utiliza en el proceso, de manera que los trabajadores puedan reconocer fácilmente los peligros a los que se exponen al no respetar las indicaciones y que se disponga de elementos que indiquen la peligrosidad de un mal uso de ellos, siempre siguiendo los protocolos y reglamentos internos de cada empresa.

Finalmente, el buen uso de estos elementos debe estar relacionado directamente con las acciones que permitan implementar una cultura preventiva al interior de la empresa y que toda acción esté reglamentada, informada e instaurada en el ADN del trabajador, a fin de evitar desgracias por desconocimiento o mal manejo de los equipos productivos.

Nicolás Moreno es Director de la Escuela de Ingeniería en Prevención de Riesgos de la Universidad del Pacífico.

Septiembre 2013
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.