Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

Neurosis laboral
Por Dra. Carmen Betancur Moreno.

Largas horas de trabajo, hostigamiento laboral, o el estrés, pueden desencadenar una neurosis laboral; una patología que se manifiesta por depresiones, trastornos de ansiedad o dolores crónicos. Si bien sus efectos pueden ser graves, medidas de prevención en los ambientes de trabajo pueden aminorar los riesgos.

La neurosis laboral es una enfermedad profesional, concepto que aparece en Chile en el año 1968 y que ha sido normado desde entonces mediante la Ley N° 16.744. Esta misma ley, en su Artículo 191, Nº 13, establece como trabajos desencadenantes de neurosis profesionales a “todos los trabajos que expongan al riesgo de tensión psíquica excesiva y se compruebe relación de causa- efecto”. A su vez, en el Artículo 19 del D.S. 109 se indica que las neurosis profesionales “pueden adquirir distintas formas de presentación clínica, tales como: trastornos de adaptación, cuadros de ansiedad, depresión reactiva, trastorno de somatización y dolor crónico”.


Causas

Entre las múltiples causas que pueden generar esta enfermedad profesional se encuentran la sobrecarga de horas de trabajo, la exigencia física que imponen los turnos de noche y la falta de sueño en algunos casos, y el hostigamiento laboral o estrés derivado de un ambiente de trabajo tenso y/o desagradable al que el trabajador no es capaz de dar respuestas, ya sea por razones propias o derivadas del medio laboral.

Visto de otra forma, podemos decir que una causa importante de neurosis laboral es el desequilibrio entre las responsabilidades entregadas a un empleado y la capacidad de resolución que se le otorga, la proporción entre el salario y las horas de trabajo, los incentivos monetarios o no monetarios entregados frente a algunas de sus labores y la exigencia de realizar tareas para las cuales no están (o no creen estar) capacitados, entre otras.

Según un estudio realizado por el Dr. Marcelo Trucco, publicado en la Revista Médica de Chile en el año 2011, en Chile la neurosis laboral se presenta predominantemente en la población femenina, la cual es mucho mayor que antes (un 70% frente a un 51%); la padecen en menor proporción personas casadas o que conviven (un 53% frente a un 70%); y es mayor en trabajadores con mayor escolaridad y número de profesionales (un 34% frente a un 20%).

Probablemente, estas cifras reflejan algunos de los cambios ocurridos en nuestra sociedad en las últimas décadas. Sin embargo, los diagnósticos clínicos son similares a los de antes: predominan los trastornos de adaptación, con sintomatología ansiosa y mixta (ansiosa y depresiva), seguidos por los trastornos depresivos.


Consecuencias

Entre las consecuencias de las personas que padecen neurosis laboral destacan el ausentismo laboral por licencias médicas, disminución del rendimiento laboral, accidentes laborales secundarios por falta de sueño, desconcentración en el trabajo, ansiedad excesiva frente a una tarea que antes resultaba cotidiana o más simple, entre otras. Todo lo anterior es secundario respecto a la diferente sintomatología que pueda presentar cada trabajador, según el cuadro clínico que le aqueje.

Si bien no existen claves para evitar esta enfermedad laboral, hay múltiples acciones que los empleadores y unidades de trabajo pueden realizar para disminuir el riesgo de que sus empleados sufran este problema. Entre ellas:

Mejorar el ambiente en las empresas, tanto física como socialmente. Es decir, tener espacios físicos agradables para el trabajo, con adecuada iluminación, escaso ruido, apropiadas vías de evacuación, etc. Además, poseer un ambiente social donde primen el respeto, la cooperación y la confianza entre las personas que allí laboren.

Designar, del modo más adecuado posible, a los empleados para sus diversas labores. Con esto quiero decir, que las personas que sean nuevas en una labor debieran tener un período de inducción y adaptación a sus tareas y, si en ese período se observa que no son idóneas para ello, tendrían que ser reasignadas a otras labores de modo de no generarles mayor estrés a ellas ni a sus compañeros de trabajo.

Cuidar las horas de sueño de los trabajadores. El sueño es vital para todas las funciones físicas y psíquicas de los individuos y el no respetarlo es un gran detonante de patologías mentales y accidentes.

No hay una tratamiento definido para la neurosis laboral, ya que ésta corresponde a variadas patologías de orden psiquiátrico, por lo tanto, el tratamiento es específico para cada una de ellas. No obstante, seguir medidas de prevención beneficiarán, sin duda, las relaciones laborales y sus efectos en los trabajadores.

Carmen Betancur Moreno es Psiquiatra y académica de la Facultad de Medicina de la Universidad San Sebastián.

Agosto 2013
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
Barbara Hym (03/08/2018)

Claramente la achh lo pasa por alto su personal feberia saber mas del tema para que no pase esto siendo de quien lo siente son los trabajadores por algo van a la atencion

Dora Colegio (28/08/2016)

Muy cierto, yo la estoy viviendo, y no es reconocida en la Achs.

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.