Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 18 de Julio de 2024         •         Dólar= $925,93         •         UF=$37.594,72         •         UTM=$65.967

MÉTODO LEST
Evaluación de las condiciones de trabajo
Por Pía Javiera Correa March, Kinesióloga, Magíster en Neurorehabilitación, docente del Area Procesos Industriales de INACAP.

El método LEST nació en la década de los ‘70 a partir de una investigación realizada por el Laboratorio de Economía y Sociología del Trabajo (LEST), y hoy es una de las herramientas de evaluación y análisis ergonómicos más difundidas y utilizadas en el mundo.

Este método permite realizar un análisis que identifica todas las dimensiones de un puesto de trabajo determinado, y las engloba en una sola evaluación que va desde lo satisfactorio hasta lo nocivo para el trabajador, pasando por algunos grados intermedios. Así, el método pone de manifiesto las condiciones laborales de la forma más objetiva y global posible, lo que permite encontrar las falencias ergonómicas de un puesto de trabajo y las consiguientes oportunidades de mejora que éste pueda tener.

La aplicación del método comienza con la observación de la actividad desarrollada por el trabajador, la que involucra la captura de los datos necesarios para la evaluación. En general, para esta fase será necesaria la utilización de instrumental adecuado como un luxómetro, para la medición de la intensidad luminosa; un sonómetro, para la medición de niveles de intensidad sonora; un anemómetro, para evaluar la velocidad del aire en el puesto; y diversos instrumentos para la medición de distancias y tiempos, como cintas métricas y cronómetros, entre otros.


Variables a considerar

Con esta diversidad de instrumentos, el método LEST contempla la medición de las variables dentro de cinco dimensiones distintas de evaluación que influyen en la ergonomía de un puesto de trabajo. En primer lugar, la carga física incluye las variables de carga estática y las posturas corporales que el trabajador adopta más comúnmente y el tiempo durante el cual las adopta por hora de trabajo. También toma en cuenta la carga dinámica, es decir, el esfuerzo realizado en el lugar de labores, la distancia recorrida con peso en metros, la frecuencia por hora de transporte y el peso transportado en kilogramos.

Una segunda dimensión es el entorno físico, que incluye el ambiente térmico, sonoro, luminoso y de vibraciones, así como la forma en que cada uno de estos elementos influyen en el lugar. La tercera variable es la carga mental, que involucra las presiones de tiempo que determinan el ritmo normal de trabajo; el modo de remuneración del trabajador; las pausas que el colaborador puede realizar (si las tiene); y la modalidad laboral, entre otros factores.

También es muy importante el nivel y cantidad de atención necesarios para realizar una función, sobre todo considerando la importancia de los riesgos que puede acarrear la falta de ésta. Como hay bastantes accidentes que se generan por desconcentraciones, hay que medir la frecuencia con que el trabajador se expone a este tipo de riesgos; el tiempo que la persona puede apartar la vista del trabajo por cada hora; y el número de máquinas a las que debe atender. La complejidad de las operaciones también es relevante, y ésta se mide a través de la duración media de cada operación repetida y de cada ciclo.

La cuarta dimensión son los aspectos psicosociales, vinculados con variables como iniciativa, comunicación con los demás trabajadores, la relación con el mando y el estatus social. También incorpora la duración del aprendizaje del trabajador para el puesto y la formación general que debe tener esa persona.

Finalmente, se considera el tiempo de trabajo, dimensión relacionada con la cantidad y organización del tiempo y que se mide en horas, tipo de horario del trabajador, normas respecto de horas extraordinarias, nivel de tolerancia a los retrasos horarios, si el trabajador puede fijar las pausas, si puede fijar el final de su jornada y si tiene los descansos adecuados para la tarea desarrollada.

Las mediciones de todas estas variables (de las cinco dimensiones mencionadas) se expresan en una escala de 0 a 10, donde las tres cifras más bajas quieren decir que hay una situación satisfactoria con débiles molestias, y 10 dice derechamente que las condiciones son nocivas para el trabajador.

Esta forma sencilla y directa de transmitir la información permite que los evaluadores recurran a un ergonomista para que pueda realizar un estudio más acabado del puesto de trabajo y, de esta forma, poder otorgar soluciones que vayan en beneficio del bienestar de la fuerza laboral.

En suma, el Método LEST es fácil de acceder y de aplicar, lo que lo convierte en una herramienta muy adecuada para cualquier profesional del área de la prevención o de la salud. Por ello es un sistema ampliamente usado para las evaluaciones en el ámbito de la formación académica de los alumnos de la Carrera de Prevención de Riesgos, lo que tiene pleno sentido si consideramos lo difundido de su uso.

Agosto 2013
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
cristian muñoz proviseg (26/10/2015)

Buenas Noches junto con saludarlos quisiera ver la posibilidad si me pueden enviar un cuestionario del método LEST de forma rápida ya que me encuentro realizando mi proyecto de titulo se los agradeceré se despide cordialmente.
Atte.
Cristian muñoz

Cristobal Alvarez ARH Consulting (11/11/2014)

Es extraordinario el trabajo que realizan en beneficio de todos a nivel internacional.
Solicito un cuestionario del Metodo Lest y una forma rápida para calificar. Gracias

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.