Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

Plan de prevención de enfermedades
cardiovasculares en la empresa
Por Volney Vásquez Henríquez, Grupo Promondo.

Las enfermedades cardiovasculares representan la primera causa de muerte en Chile desde el año 1969 y, de acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud, son actualmente la principal causa de muerte en el mundo. Estas estimaciones indican que al 2015 cerca de 20 millones de personas podrían morir anualmente en el mundo a causa de este tipo de patologías.

La encuesta nacional de Salud aplicada en Chile el año 2010 y cuyos resultados fueron evacuados a mediados del 2011 comprueba el aumento de la Enfermedades No Transmisibles (ENT) en nuestro país, transformándose la disminución de estas patologías en un objetivo sanitario al año 2020. Evaluaciones que hemos realizado a lo largo de los últimos 25 años en numerosas empresas chilenas avalan que nuestra población de trabajadores tiene malos indicadores de salud, ya que cada día vemos más gente con hipertensión, diabetes, aterosclerosis, infartos al corazón, enfermedades cerebrovasculares y vasculares periféricas, etc. Estas enfermedades producen discapacidad y muerte prematura, afectando tanto a hombres como mujeres que están en plena etapa productiva y que, por lo general, tienen responsabilidades familiares que atender. Los factores de riesgo que ayudan a que se produzcan estas enfermedades son, entre otros, el hábito de fumar, la mala nutrición, la falta de ejercicio físico, el consumo excesivo de alcohol y otras drogas y el aumento del estrés.


¿Qué hacer?


La buena noticia es que los factores de riesgo que hemos mencionado en su mayoría son modificables con un cambio de comportamiento personal y una mejora en las conductas de vida. En los últimos 15 años, las empresas y sus directivos han empezado a tomar conciencia de la importancia que tiene promocionar salud en los lugares de trabajo, y numerosas son las compañías que se han ocupado del tema, implementando soluciones en el mismo lugar de trabajo, con el fin de combatir el sedentarismo, el estrés, la malnutrición, los hábitos de consumo de tabaco y otras drogas, disminuyendo con esto accidentes laborales, además de generar contención en los gastos de salud, mejorar el rendimiento laboral y la productividad, y disminuir el ausentismo laboral.

¿Qué acciones preventivas posibles de implementar recomendamos con el fin de favorecer un mejor estado de salud cardiovascular de los colaboradores? A continuación mencionaré algunas:


Implementar gimnasios o salas de ejercicio en el lugar de trabajo


Disponiendo de algunos aparatos para el trabajo físico cardiovascular como cintas sinfín, bicicletas estáticas, elípticas, escaladores y algunos simples implementos como cuerdas, mancuernas y colchonetas, y con la guía de un profesional de la actividad física, se pueden obtener grandes resultados.


Fomentar la participación en actividades deportivas


Las caminatas, las corridas pedestres, las cicletadas y los desafíos en contacto con la naturaleza generan gran motivación para seguir en la línea del cuidado personal. Con la ayuda de un especialista, la empresa puede organizar a los interesados y motivarles a construir equipos para enfrentar estos desafíos.


Facilitar el uso de las escaleras en los lugares de trabajo


Un increíble efecto sobre el estado de salud y la condición física tiene el uso de las escaleras y los desplazamientos que se puedan realizar en el entorno de nuestro lugar de trabajo. Pasar todo el día sentado y usar sólo el ascensor genera más sedentarismo. Camine después de almorzar, levántese de su asiento permanentemente y estire su musculatura, se sentirá mejor. Hacer ejercicio en cortas fracciones de tiempo también es beneficioso para su corazón.


Crear programas de orientación nutricional y actividad física


Un programa más completo podría agregar el trabajo de una especialista en nutrición con el fin de que encuestando los hábitos alimenticios del trabajador pueda organizar una guía alimenticia más saludable a seguir y acorde con las necesidades personales, esto sumado con actividad física 2 a 3 veces por semana por a lo menos 30 minutos forman una combinación fenomenal.


Implementar programas para dejar de fumar y evitar el consumo excesivo de alcohol


Cuando las charlas o talleres educativo-preventivos que abordan estas temáticas entre los trabajadores no son suficientes para generar el impacto del cambio de conducta, se hace necesario contratar un programa terapéutico para dejar de fumar o dejar el alcohol. Mucha gente está dispuesta a involucrarse cuando la empresa ofrece solventar los costos del mismo. Importante es garantizar la absoluta confidencialidad a los participantes, ya que a veces el temor al escarnio público es el principal obstáculo para adherirse y participar.


Crear instancias educativas que favorezcan el autocuidado


Manuales de bienestar, libros, consejos prácticos y útiles en diarios murales, dípticos y flyers educativos, charlas, talleres, foros de salud, coaching en bienestar, etc. Todo sirve cuando queremos que la información penetre.


Promover la aplicación de exámenes preventivos anuales


Aprovechando que en Chile nuestro sistema de salud -público o privado- nos ofrece un examen preventivo cada año, dispongámonos a verificar nuestros niveles de glicemia, colesterol, ácido úrico y presión arterial en forma periódica.

He aquí una guía de acciones que podría ayudar a las empresas a tener un entorno laboral más saludable, generando factores protectores y de prevención de las enfermedades cardiovasculares de sus equipos de trabajo.

Un punto destacable tiene que ver con la necesidad de que para que estos programas que se implementen en las empresas tengan éxito se debe asegurar su sustentabilidad en el mediano y largo plazo, comprometiendo recursos que sean invertidos en un período no menor a 3 años y luego evaluar su efectividad. Es común ver cómo ciertos cuerpos directivos de las compañías pretenden alcanzar resultados en el corto plazo y que al no comprobarlos se desmoralizan y ponen fin a las acciones emprendidas. Por eso, es imperioso que los líderes de las organizaciones apoyen, participen y motiven a sus colaboradores para que el proyecto alcance su desarrollo. Los cambios culturales y conductuales requieren de tiempo y paciencia.

Profesor Volney Vásquez Henríquez, Director Ejecutivo Grupo Promondo; Master en Administración Deportiva, Diplomado en Alta Gerencia Deportiva.

Julio 2013
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.