Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Domingo 21 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

EQUIPAMIENTO MÉDICO DE EMERGENCIA
La importancia de una “enfermería” equipada

Las primeras atenciones que recibe un trabajador que sufre una emergencia médica resultan cruciales. Cualquiera sea la naturaleza de la patología o condición, contar con el equipamiento médico adecuado para enfrentar dicha emergencia significa grandes diferencias en la posterior recuperación del empleado, como en las secuelas que pudiera arrastrar.

Sin importar el rubro o el tamaño, cualquier organización puede verse enfrentada a una emergencia médica, un evento o patología que pone en riesgo inminente la vida de un trabajador. Por lo tanto, la primera reacción es clave para asegurar no sólo la vida del paciente, sino también que, como afirma Max Bravo, Director del Centro de Formación Técnica de la Cruz Roja Chilena (CRCh), influirá significativamente en la recuperación y en su calidad de vida futura. “Una emergencia debe ser subsanada de inmediato casi en el lugar. Por ejemplo, el paro cardiorrespiratorio es una emergencia, ya que, de no intervenir rápidamente, cada minuto sin asistencia empeora el pronóstico”, señala.

Coincidiendo con lo anterior, Dr. Leonardo Ristori Hernández, Jefe del Servicio de Urgencia de Clínica Indisa, recuerda que “la atención pre-hospitalaria, por muy rápida que sea, no es instantánea, y los buenos resultados en el paciente crítico se basan en la ayuda que éste tenga mientras llega la ayuda profesional”.

Por esta razón, varias empresas han decidido invertir en complementar el proverbial “botíquin de primeros auxilios” con equipamiento médico especializado para enfrentar estos eventos. Paulina Carrasco Sáez, Enfermera Coordinadora de Atención Abierta del Zonal Centro de Instituto de Seguridad del Trabajo (IST), recomienda que si una empresa tiene grandes riesgos de accidente y no está cerca de algún centro asistencial, es recomendable la existencia de una Sala de Procedimientos de Enfermería. “Esta permitiría atender inicialmente estos cuadros y, una vez otorgados los primeros auxilios, derivar a un centro asistencial que cuente con mejor resolución para resolver en forma definitiva”, comenta.

En este tema, la minería es reconocida por los especialistas como el sector industrial que ha demostrado mayor preocupación en la implementación de espacios especializados para atender las emergencias entre sus operarios. “Las compañías con gran número de funcionarios o con grandes riesgos de accidentes laborales, han creado sus Salas de Procedimientos de Enfermería para atender los requerimientos de sus trabajadores. Algunas cuentan incluso con horas de atención médica”, explica la especialista del IST.


¿Qué equipos se necesitan?


En este sentido, la ordenanza Nº 5267/201 (sobre condiciones de seguridad y salud para los trabajadores) se refiere a mantener medios para atender primeros auxilios (lo que podría ser desde un botiquín hasta una Sala de Procedimientos de Enfermería). “Frente a esto, la determinación de lo que es pertinente, dependerá del número de trabajadores, el riesgo asociado a la actividad que se desarrolla, la accesibilidad a un centro asistencial, etc.”, señala Paulina Carrasco.

Max Bravo, Director del Centro de Formación Técnica de la Cruz Roja Chilena (CRCh).

Dr. Leonardo Ristori Hernández, Jefe del Servicio de Urgencia de Clínica Indisa.

Paulina Carrasco Sáez, Enfermera, Coordinadora de Atención Abierta del Zonal Centro del Instituto de Seguridad del Trabajo (IST).

A juicio de Bravo, y dependiendo de los aspectos mencionados, las salas de emergencias dentro de una empresa podrían hacerse cargo de emergencias, como traumas, paros cardiorrespiratorios, hemorragias, etc. “Para esto, se debe contar idealmente con personal profesional, médico, enfermero o paramédico, pero dependerá del equipamiento que ésta estipule y las respectivas autorizaciones sanitarias (Seremi de Salud). En una sala con equipamiento básico, no es necesario tal vez la permanencia constante de un médico, pero en una sala con apoyo de drogas y equipos avanzados, sí debe haber un facultativo que indique su utilización. Es decir, los primeros auxilios pueden estar a cargo de cualquier persona natural con el entrenamiento adecuado, pero la atención médica corresponde a un facultativo”, afirma.

En este sentido, Dr. Leonardo Ristori, de Clínica Indisa, cree que no sólo las empresas deben contar con estos equipamientos y personal. “Los malls y lugares de reunión de grandes cantidades de personas también deberían contar con brigadas que tengan conocimiento de primeros auxilios y contar con un equipamiento básico, como un desfibrilador semiautomático y una bolsa de respiración, ambos dispositivos muy fáciles de aprender a usar”, comenta.

Consultada sobre los requerimientos mínimos con que debe contar toda sala de emergencia dentro de una empresa, Paulina Carrasco comenta que esto dependerá de la planificación inicial, en el sentido de qué beneficios pretende entregar. De este modo, plantea algunas interrogantes para ayudar a determinar el ámbito de acción de estas salas: ¿Primeras atenciones para accidentes del trabajo y enfermedades profesionales? ¿Riesgos específicos de la empresa? ¿Se incluirán atenciones de enfermedades comunes? ¿Qué capacidad de resolución se espera? “Esto, sumado a la consideración de los riesgos específicos de la empresa y la cercanía de un centro asistencial, determinarán cuáles son los requerimientos”, acota.

En todo caso, Ristori recomienda, para la mayoría de las empresas del país, prepararse con equipamiento dirigido a la entrega de primeros auxilios. “Entre los equipos e insumos básicos, deberían tener material para manejo de heridas e inmovilización”, añade.


La necesidad de los primeros auxilios


Al considerar la relevancia de los primeros auxilios para el tratamiento de cualquier emergencia médica, los especialistas coinciden en que debería ser una materia que se imparta en los colegios. “Creo que toda la población debe tener algún conocimiento de técnicas básicas de primeros auxilios, como la reanimación cardiovascular. Es decir, debería formar parte de la enseñanza de niños y jóvenes”, expresa Ristori.

Por su parte, Paulina Carrasco afirma que “hay conceptos básicos que debieran quedar incorporados en los niños, como asepsia, prevención de enfermedades, alimentación saludable, autocuidado, entre otros. Y podría hacer en un ramo, taller o cómo les parezca más interesante a los jóvenes”.

En esta línea, Bravo, de la Cruz Roja Chilena, recuerda que “toda medida de seguridad y resguardo es válida”. “En una empresa donde nunca ocurren accidentes, tal vez no se considera necesario una sala de este tipo. ¿Qué sucederá cuando uno ocurra, considerando que el tiempo de intervención será crucial y determinará la vida o muerte de un paciente? Siempre es mejor prevenir”, concluyó.

Abril 2013
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.