Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 18 de Julio de 2024         •         Dólar= $925,93         •         UF=$37.594,72         •         UTM=$65.967

Cuatro claves para lograr seguridad laboral en la construcción
Por Felipe García, Gerente de Seguridad de Transoceánica.
Los riesgos de la construcción son variados, pero pueden ser abordados en su mayoría con el trabajo en cuatro aristas fundamentales.

El sector de la construcción ha puesto la seguridad laboral en el centro de su agenda durante los últimos años. Es enorme el esfuerzo, foco y energía que el gremio, representado por la Cámara Chilena de la Construcción, ha dedicado para bajar el número de accidentes. Esto, debido a que a nivel país sigue siendo uno de los sectores económicos con mayor tasa de accidentabilidad, llegando a 4,5 cada 100 personas, según el boletín semestral de la Superintendencia de Seguridad Social de noviembre de 2017.

Sin embargo, no se puede generalizar a toda la industria. Algunas empresas inmobiliarias y/o constructoras, a pesar de tener las mismas condiciones adversas que otros exponentes del rubro, presentan una mejor performance en temas de seguridad, lo que se refleja en bajos indicadores. Son estas las compañías que debemos estudiar para replicar sus prácticas que, sin duda, les han funcionado. Se han identificado algunas claves que hemos visto que hacen la diferencia y que han logrado cambiar el paradigma existente.


1. La seguridad como un valor fundamental

En las empresas inmobiliarias y/o constructoras exitosas, la alta gerencia considera la seguridad y salud ocupacional como parte de la sustentabilidad del negocio. Así, adopta un rol estratégico que depende directamente de la gerencia general. Estas compañías declaran y hacen visible que la seguridad es tan importante como el avance, la operación, los costos y la calidad de su trabajo. Además, promueven que la seguridad es responsabilidad de todos quienes son parte de la organización, no solo de los profesionales del área.

Asimismo, ubican a los ingenieros en prevención de riesgos como profesionales dentro de la organización, no en la línea de supervisión. En otras palabras, el área de Seguridad y Salud Ocupacional aporta como un business partner, no solo como un fiscalizador. Por lo tanto, también entrega soluciones que permiten mejorar el negocio y prevenir accidentes al mismo tiempo. Estas compañías invierten en tecnologías y mejoras para la seguridad de sus trabajadores, entendiendo que los costos relevantes de los proyectos no están en la seguridad, sino en las partidas propias de una obra.


2. Prevención

Estas empresas cuentan con procesos sistemáticos de identificación de peligros y evaluación de riesgos, donde los resultados son gestionados por la organización. Ponen foco en los riesgos mayores (críticos, inaceptables, entre otros) y les dan un tratamiento especial con barreras y controles rígidos.

Además, buscan las mejores prácticas, no tan solo en el rubro, sino que también consideran aportes de otro tipo de negocios.


3. Los trabajadores como un pilar central

Las compañías con casos de éxito fidelizan a sus trabajadores, dándoles continuidad laboral al reubicarlos en una nueva obra desarrollada por la empresa. Además de generar sentido de pertenencia, las personas están familiarizadas con la cultura, exigencias y estándares de la firma. Capacitan y forman a las personas, dotándolas de herramientas y conocimientos para desarrollar un trabajo sano y seguro; invierten en buenas condiciones de faena, donde además de cumplir con la legislación, aportan a la seguridad y bienestar de los trabajadores que son parte del proyecto.

También se consideran los aportes y se recogen las ideas de los trabajadores, con la finalidad de mejorar las condiciones de seguridad.


4. Generar aprendizajes

Hemos visto que todo esto funciona cuando se reconocen los logros y se refuerza positivamente, premiando y celebrando los hitos alcanzados. También, cuando se involucra a los contratistas y subcontratistas, teniendo exigencias y objetivos claros en seguridad para ellos, aprendiendo de los fracasos y errores, y que vuelven como experiencia para la empresa.

Es importante investigar los accidentes e incidentes con alto potencial de gravedad, teniendo una mirada sistémica de los hechos, donde se consideran múltiples fallas que aportan al evento no deseado. De igual modo, difundir los aprendizajes con alto potencial de gravedad a nivel organizacional. Todos estos puntos mencionados son parte de los engranajes que diariamente movilizan a una organización segura y dan sustento a una cultura donde la seguridad se vive, independiente del rubro.

Abril 2018
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.