Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

Buenas prácticas agrarias en temporada de uva de mesa

La industria agrícola y, en especial, la producción de uva de mesa, han generado algunos asuntos que atender desde la ergonomía de los trabajadores, conocidos como “temporeros”. No obstante, existen maneras de controlar esos riesgos de manera planificada.

Chile es uno de los principales paí- ses que exportan uva de mesa al mundo, representando el 18% del mercado. Dado este escenario, una consecuencia ha sido el surgimiento, hace ya más de 25 años, de una nueva categoría ocupacional: los temporeros y temporeras del agro. Y pesar de que, en general, esta actividad puede catalogarse como exitosa, ha sufrido algunos cambios.

Primeramente, la mano de obra ha disminuido drásticamente desde 2005 a la fecha; los trabajadores temporeros han emigrado a otras actividades (principalmente, hacia el retail), en busca de mejores condiciones. En segundo lugar, la llegada de emigrantes insertándose en el rubro, siendo importante preguntarse por el desempeño de las relaciones laborales que allí se producen, qué ocurre con el cumplimiento de las normativas laborales vigentes, y, en definitiva, cómo es la calidad de los trabajos de hombres y mujeres que concurren cada temporada a trabajar en huertos y packings del sector.


Nuevo enfoque

El enfoque para abordar esta importante práctica del agro debe cambiar. Se hace necesario fortalecer la seguridad y la salud en el trabajo a través de líneas estratégicas de acción, de proyectos y por sobre todo, de buenas prácticas, con un enfoque integral que permita mejorar las condiciones de trabajo y objetivar estándares en su quehacer como temporero o temporera.

Se propone el impulso de Buenas Prácticas Agrarias (BPA) de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en la recolección de uva de mesa, en el marco de respeto a las normas de salud ocupacional y a los estándares nacionales e internacionales de inocuidad, tomando en cuenta todas las etapas de producción, desde el campo hasta la mesa del consumidor. Las BPA son acciones que buscan asegurar la calidad del producto, la protección al medioambiente, y el bienestar laboral de los trabajadores.

Se habla de un trabajador temporal aquel que labora cuatro meses en el año ó 5,2 meses, lo cual correspondería al promedio de permanencia en el empleo. De acuerdo con los diversos estudios realizados en el sector, la temporalidad promedio del grueso de los trabajadores del agro es de cuatro meses.

Los temporeros constituyen un universo laboral con rasgos distintivos. El más destacado es el importante número de mujeres. Así, las temporeras constituyen más de la mitad de los trabajadores estacionales del agro y son la tercera categoría ocupacional más numerosa, después de las trabajadoras en el empleo doméstico remunerado y las asalariadas del sector comercio.

La falta de estadísticas específicas sobre la fuerza de trabajo agrícola corresponde a las dificultades inherentes a una medición de este tipo -una actividad estacional-, que se desarrolla en los huertos e invernaderos (sector agrícola) y en las plantas de embalaje y de procesamiento (actividad industrial).

El número de trabajadores estacionales en el agro, fluctúa entre los 250.000 hasta los 500.000. No obstante, su cuantificación precisa no ha podido ser medida hasta ahora y constituye un problema pendiente, en la medida que cualquier definición de políticas respecto de ellos, requiere conocer su dimensión.


Ergonomía y salud ocupacional

La Ergonomía participativa como ciencia interdisciplinaria debe plantearse siguiendo una secuencia lógica que apunte, primeramente, al diagnóstico de la situación de trabajo, para dar paso a las intervenciones en terreno tendientes a reducir las brechas detectadas.

En períodos de demanda, las empresas productoras de uva de mesa incrementan el número de sus trabajadores. Y como se mencionó anteriormente, la incorporación de la mujer, especialmente, en labores de manejos en verde (desbrote, raleo, arreglo de racimo, deshoje, entre otras), cosecha y packing, ha sido masiva.

Como en toda actividad, están presentes los factores de riesgo, asociados con el trabajo sostenido de pie, donde existe la posibilidad de adoptar posturas que favorecen la aparición de fatiga y molestias musculares. También la repetividad de algunos movimientos (sobre todo en etapa de manejos en verde), el manejo manual de carga (packing) y la incidencia de factores ambientales, como la radiación ultravioleta y el ruido. Todo lo anterior incide en la productividad y calidad del trabajo.

Las acciones de mejora desde la Ergonomía para esta importante área de producción del país, van a estar relacionadas con la etapa de trabajo a realizar, así: manejos en verde, cosecha, packing o poda.


En términos generales son:

Repetividad: detenciones cortas, rotaciones puesto de trabajo, ejercicios compensatorios.

Posturas forzadas: facilitar aprendizaje técnica correcta, organización de pausas.

Manejo manual de cargas: mantener peso estable bandejas, capacitación trabajadores, medios mecánicos.

Temperaturas altas y radiación UV: puntos de hidratación, uso de bloqueador solar, uso de implementos de seguridad (guantes, gafas).


Otras recomendaciones

Implementar programa de ejercicios compensatorios o pausas activas durante la jornada.

Fomentar uso de implementos de seguridad: gafas de seguridad con filtro UV, guantes, gorros con protección solar de cuello, bloqueador solar.

Velar por un traslado seguro de los trabajadores, desde y hacia sus lugares de trabajo.

Capacitar en la importancia de medidas preventivas y períodos de descanso.

Capacitar sobre manejo manual de cargas y la importancia de una adecuada mecánica corporal.


Para finalizar, tomando en cuenta las características de este trabajador del agro (género femenino; con 20 años de trabajo como temporero; que se traslada en buses de acercamiento a los predios; usa elementos de ayuda en su trabajo; que no tiene ausencias laborales; y que presenta molestias musculoesqueléticas, principalmente, en etapa de packing), como país se está en deuda con ellos y sus familias. Dentro de las políticas públicas se ha mencionado este sector, pero sin llegar a concretar, por tanto, ojalá esta temporada de frutas no los olvidemos.


Articulo gentileza de Consuelo Vergara Rivero, Ex Presidente de la Sociedad Chilena de Ergonomía. Ergónoma Certificada OCECH 013. / vergaraconsuelo@gmail.com
Diciembre 2017
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.